Culpan a “Batman” por aumentos precio de la gasolina

HORMIGUEROS: “Echele la culpa a Batman”, esa fue la respuesta del administrador de una estación de servicio local, cuando se le preguntó sobre el nuevo aumento decretado este fin semana en el precio del litro de combustible a nivel de los detallistas. Como ocurre en situaciones de relevancia internacional, siempre hay excusas para saquear el bolsillo del consumidor y esta vez, la Masacre ocurrida el viernes en la ciudad de Aurora, estado de Colorado, aparenta ser el motivo perfecto para otra subida en el precio de la gasolina.

Aunque  la película de Batman es un incidente ajeno a la tragedia provocada por un estudiante universitario que mató a 12 personas e hirió de cuidado a otras 59, que  estaban en un cine de Aurora, no falta quien quiera achacarle este aumento al hombre murciélago. Según trascendió, un joven disfrazado como el “Guasón”, archienemigo de Batman, fue el causante de la masacre que ha conmovido a la nación norteamericana.

La gente recuerda que primero fue la situación en  el Oriente Medio, luego la guerra en Iraq, más adelante las amenazas de Irán, la ola de calor en los Estados Unidos, los huracanes  y ahora “Batman” también recibe una  ración de la culpa por la subida inexcusable de precios.  De otra parte, el compatriota Culson, está obligado a ganar su próxima competencia o podrían culparlo si vuelve a subir el precio de la gasolina.

Detallistas de gasolina con otra excusa para subir precios

Cuando aún los automovilistas están  disfrutando de un alivio en el precio del litro de combustible y el pueblo cifra las esperanzas de una rebaja sustancial en la factura de la luz, vuelven a surgir las “gárgolas” de la economía anunciando nuevas subidas en los precios del barril de petróleo en el mercado mundial. Como no existe dicha completa, ahora la excusa se la achacan a los próximos Juegos Olímpicos de Inglaterra y a las constantes amenazas de los iraníes de bloquear su frontera marítima.

Pamplinas, puras pamplinas. Si bien es cierto que los Juegos Olímpicos conllevan una logística operacional que incluye la transportación por aire, mar y tierra, también se sabe que la adquisición del combustible no se hace de un día para otro. Sin embargo, para los productores del llamado “oro negro”, cualquier pretexto es bueno para llenarse los bolsillos de dinero.

Aunque el precio del barril se acerca  este 18 de julio de 2012, a los noventa dólares, detallistas locales ya comenzaron a cambiar los precios a nivel de estación, como si estuvieran hablando de $140 el barril a nivel internacional.

Mientras eso ocurre, la ciudadanía sigue indefensa y a merced de los políticos carreristas  que prometen villas y castillos a cambio de votos.  Dicho de manera sencilla, no hay que ser experto en economía para saber que la dependencia del petróleo nos ha transformado en rehenes de los grandes productores, y por ende, de los que forman parte de la cadena de distribución de la gasolina y sus derivados.

De otra parte, este reciente aviso de elevar los precios del litro de gasolina en Puerto Rico, le da otra providencial excusa al actual gobierno para mantener las tarifas abusivas en el costo de la energía eléctrica a nivel de comercios y residencias.

Como en una cercana oportunidad se le dijo al gobernador Luis Fortuño, que la Autoridad de Energía Eléctrica se ha constituido en el “talón de Aquiles’ de su administración, hoy La Calle Digital le recuerda al primer mandatario que “tiene su palabra empeñada” con todos los puertorriqueños. En resumen, pagar la gasolina cara y seguir pagando la luz a precio de explotación, es demasiado abuso contra un país que ya no resiste ni una peseta más de aumentos.

Se dispara hacia las nubes el precio del litro de gasolina

Dando como excusa la situación de un posible conflicto en Irán y otras naciones del Medio Oriente, los grandes productores de petróleo del mundo han conseguido establecer una alianza de precios para seguir elevando los costos del barril de combustible a niveles  insospechados en recientes años. Incluso, algunos países han reducido la producción del llamado “oro negro” para crear una escasez artificial e imponer tarifas a su gusto y antojo. Luego del argumento anterior, ahora también surge la versión en cuanto a otro aumento del costo del barril en el mercado norteamericano.

Esta vez, la situación se le atribuye a una supuesta “mejoría” en la economía de los Estados Unidos de América y el uso más intenso del automóvil por parte de las familias norteamericanas. Así las cosas, expertos en asuntos energéticos no descartan que el precio del litro de gasolina en Puerto Rico, se eleve hasta $1.25 para el mes de abril, lo que representaría un serio golpe a la débil condición económica que afecta a la isla.

Si a esto se le adicionan aumentos en los precios de los aceites de motor y de otros derivados del petróleo, el país pudiera enfrentar otra debacle en las finanzas de los trabajadores y sus familias. La isla depende esencialmente del petróleo para la generación de energía eléctrica, lo que pinta un cuadro muy triste para el país, sin importar qué partido gane las próximas elecciones. Aparte de esto, grupos ambientalistas se oponen a proyectos de energía renovable, poniendo al estado “contra la pared”.

Sin únimo de crear alarma, se acercan los días de regresar al uso de la transportación pública, la bicicleta y el carrito de don Fernando, si los consumidores no quieren dejar sus escasos salarios en las estaciones de servicio. A todo esto, el Gobierno no busca alternativas para ayudar al pueblo, ya que le conviene la ecuación de, “a mayor  el costo del combustible, más ingresos por arbitrios para Hacienda”.