El clítoris: Encuéntralo y disfrútalo

Dibujo Go! Healthy PR

Dibujo Go! Healthy PR

Por: Lilly Rivera, de Go! Healthy PR

Todas las mujeres tienen clítoris. Sin embargo, para algunas parece ser un tesoro escondido que nunca han visto y ni siquiera han tocado.

¿Y si te dijéramos que el clítoris es un órgano sexual eréctil, cuya única función es producir placer sexual y orgasmos, y, que puedes disfrutarlo sola o en pareja, directa o indirectamente, cuantas veces quieras y a cualquier edad porque siempre mantiene su funcionalidad?

¿En dónde está el clítoris?

El clítoris está localizado en la parte superior de los labios menores de la vulva, cerca de la entrada de la vagina y se extiende hacia adentro del cuerpo alcanzando un tamaño promedio de 5 a 7 centímetros.

La parte visible del clítoris, se llama glande (punto rojo en el dibujo), parece un pene pequeño. Su tamaño varía de mujer en mujer. Cuando la mujer está excitada su clítoris se endurece y agranda, luego del orgasmo o excitación regresa a su tamaño normal.

El clítoris es súper sensitivo, tiene más de 8 mil terminaciones nerviosas por lo que requiere tocarse con mucha delicadeza. La sensibilidad del clítoris continúa hasta que la mujer deja de existir.

¿Te atreverías a mirarte desnuda con las piernas abiertas frente a un espejo para encontrar tu fascinante clítoris y tocarlo o apretarlo con movimientos suaves de lado a lado con el dedo del corazón, hasta dar con la estimulación sexual que te lleve a experimentar un orgasmo? Recuerda, que cada mujer es particular, la práctica te llevará a descubrir tu forma favorita de estimular tu clítoris.

alo & john oferta pizzas

Apoderamiento

Hay que explorarse y tocarse. Saber qué te gusta y qué no, y decirlo. ¿Qué sabe la otra persona de lo que te gusta, si tú misma no lo sabes?

Go! Healthy PR conversa con la doctora Alicia Fernández, sexóloga y directora de la Clínica de Sexualidad Humana del Instituto de Servicios Educativos y Psicológicos de Puerto Rico (ISEP), Inc. en Carolina, Puerto Rico, para ayudarte apoderarte de tu sexualidad.

“El hombre no pauta tu placer. A mí me puede gustar algo, pero cómo tú lo haces puede ser que no me guste y yo te tengo que enseñar cómo es. Me tocas aquí, pero, tócame suave. El toque de la genitalia de la mujer es muy importante para sentir placer sexual. Los hombres tienen que aprender a tocar a las mujeres. Hay hombres que se creen que están sacando batata, metenesos dedos que a veces son tan ásperos y tu brincas pa’ atrás”, dice la experta en sexualidad humana.

Fernández explica que por lo general los hombres tienden a ser mecánicos, lo que representa un problema para las mujeres de cualquier edad porque si la mujer no se excita, no lubrica, y va a ser doloroso el coito sexual.

“Al hombre hay que enseñarle en dónde está el clítoris. Ellos piensan que la penetración es lo que hace más feliz a la mujer. En la cultura latina, puertorriqueña lo que reina es el coitocentrismo. Y la penetración no es lo único que da placer. La sexualidad no coital es tan placentera como la penetración sexual”, dice la sexóloga.

Diferencia entre sexo y sexualidad

“Sexo es con lo que tú naces, si traes vagina eres nena, si traes pene eres nene”, explica Fernández.

La sexualidad es parte integral del desarrollo humano. “Son dimensiones biológicas, psicológicas, socioculturales, espirituales y legales, por eso la sexualidad varía de ser humano en ser humano. Nacimos seres sexuales incluso cinco minutos antes de morir los seres humanos sienten deseo sexual”, dice la doctora Fernández.

La sexualidad tiene tres funciones principales:

  • La erótica – “Desde pequeños sentimos placer desde la barriga de la madre”, dice la sexóloga. De acuerdo con Fernández, el erotismo dura toda la vida. Es la función por la cual empezamos nuestro encuentro íntimo con la sexualidad. Se manifiesta en todas nuestras etapas de desarrollo.
  • La reproductiva – Es la que más se trabaja o se discute. En Puerto Rico es la única que se enfoca y según explica la sexóloga, deja una falta de educación sexual en los puertorriqueños que entre posibles problemas prevenibles de conducta sexual puede traer consigo infelicidad. La etapa reproductiva de la mujer tiene fin, pero el placer sexual no.
  • La comunicación sexual – “Tiene que ser de palabra y acción, de parte y parte”, dice la sexóloga.

Es explorar que le gusta a cada cual. “Yo me conozco, yo conozco mi sexualidad, mis áreas erógenas, yo conozco lo que me gusta como mujer, yo me he tocado mis puntos erógenos, me he tocado mi clítoris, mi vagina, yo sé cómo respondo, dónde me gusta que me toquen y dónde no. La otra pareja mía, se supone que también se conozca. Porque no es que nadie me lo venga a enseñar a mí”, recalca Fernández.

Instrumentos que pueden ayudar a avivar tu sexualidad

  1. Estimulador de clítoris
Foto Go! Healthy PR.

Foto Go! Healthy PR.

El estimulador de clítoris se coloca en un dedo de la mano como una sortija, luego se toca el clítoris, la vibración del juguete sexual provoca orgasmos con mayor rapidez en algunas mujeres. Vienen diferentes modelos a escoger, se recomienda consultar a un profesional de la salud sexual para orientación sobre el más apropiado.

  1. Extensores
Foto Go! Healthy PR

Foto Go! Healthy PR

Algunas mujeres tienen las paredes de la vagina pegadas y “hay que abrir esas paredes” pues eso les causa incomodidad o dolor durante el coito. “Hay que medir niveles hormonales, cuánto lubrica, a veces no quieren tocarse o no se atreven. Para eso hay unos instrumentos (extensores) para ayudar a expandir esas paredes”, dice Fernández.

La sexóloga explica que primero refiere a la persona a un especialista en ginecología para la debida evaluación y tratamiento que puede incluir fármacos, terapia sexual o el uso de extensores para ayudar a que la mujer expanda su pared vaginal poco a poco y eventualmente pueda disfrutar el coito sin dolor.

Los extensores vienen de diferentes tamaños y grosores, se van usando gradualmente de acuerdo a la necesidad de la mujer.

  1. Columpio
Dra. Alicia Fernández, sexóloga/Foto Go! Healthy PR

Dra. Alicia Fernández, sexóloga/Foto Go! Healthy PR

El columpio se cuelga del techo con el asiento al alcance del hombre estando de pie y a la altura de su pene, la pareja se sienta en las dos bandas del columpio. Ocurre penetración sexual y se disfruta el acto con ayuda del vaivén del columpio.

A cualquier edad se aprende de todo sobre el acto sexual. Un terapeuta sexual puede ayudarte a conocer y manejar felizmente tu sexualidad.

Contacto: Clínica de Sexualidad Humana, en Carolina, Puerto Rico (787) 750-0455.

“Yo no soy fibromialgia, yo soy más que eso”: ¿Cómo vivir con ella?

Ella es Zulma I. Pagán Bones, paciente de fibromyalgia (Foto/GoHealthyPR).

Ella es Zulma I. Pagán Bones, paciente de fibromyalgia (Foto/GoHealthyPR).

Por: Lilly Rivera, de Go! Healthy PR

¿Alguna vez has sentido los dolores de una monga rompe huesos?

Imagina esos dolores a la “quinta potencia” el resto de tus días, y aun así, vivir feliz y en control. Eso es lo que experimenta Zulma I. Pagán Bones, presidenta y fundadora de Grupos de Apoyo de Fibromialgia, Inc. (GAFI).

Zulma tiene 51 años, fue diagnosticada en el 1997 cuando se hablaba poco de la fibromialgia.

Previo a eso, laboraba como coordinadora de compras en una farmacéutica. Se consideraba una mujer muy activa. Estaba casada y su hija tenía tres años de edad.

Recuerda que era delgada, dinámica y comía “más o menos saludable”.

La fibromialgia es un síndrome complejo caracterizado por la amplificación de dolor en todo el cuerpo a largo plazo, e hipersensibilidad. Se desconocen las causas pero de acuerdo con la Asociación Americana de Reumatología puede haber un componente hereditario. El estrés físico o emocional también podrían ser factores causantes.

Puerto Rico carece de estadísticas oficiales sobre fibromialgia. No obstante, datos del Colegio Americano de Reumatología, indican que la fibromialgia afecta aproximadamente a 10 millones de personas en los Estados Unidos. La mayoría (80%-90%) de las personas diagnosticadas son mujeres. Se cree que hay más personas con el síndrome sin saberlo, ya que es difícil diagnosticar la condición por la cantidad de síntomas que suelen confundirse con los de otras enfermedades. Los hombres y los niños también pueden padecer fibromialgia.

alo & john oferta pizzas

La fatiga crónica, disfunción del sueño, dificultad de concentración y problemas de memoria, rigidez, sensación de ardor en el cuerpo o trastornos gastrointestinales son algunos de los síntomas de síndrome.

Contrario a lo que algunos puedan pensar, la fibromialgia no es progresiva. Se ha evidenciado que realizar actividad física, dormir suficiente y mantenerse ocupado y relajado ayuda a sentir bienestar.

En el caso de Zulma, aparte de ella nadie en su familia padece la condición. No obstante, a los 30 años comenzó por perder la concentración y sentir mucho cansancio sin razón. Un día se accidentó en el trabajo y la reportaron al Fondo del Seguro de Estado. Estuvo unos tres años con síntomas que no podía relacionar con alguna enfermedad.

“Empecé con mucha sintomatología en el área cervical, en el área de la espalda, lo que le llaman fatiga crónica dentro de este diagnóstico que es cansancio crónico. Llegaba a casa tan y tan y tan cansada, en exceso y yo decía esto no es normal que yo me sienta así. Sentía como unos rayos neurológicos en la extremidades, tuve un accidente en el trabajo y comencé a tener problemas cognitivos, se me estaban olvidando las cosas”, expresa la fundadora de GAFI.

Fueron unos años bien difíciles para Zulma, indica que su marido se marchó, perdió el empleo y la casa, y enfrentó una depresión severa. Se vio obligada a solicitar el seguro social por incapacidad el cual tardó tres años en obtener. “Toqué fondo”, confiesa.

Aunque admite que al principio no entendía por qué le había pasado esto (padecer fibromialgia) y le llegó a cuestionar a Dios, a los dos años de su diagnóstico comprendió que había un propósito. “Yo tenía que ayudar a la gente que estaba pasando por lo mismo que yo”, dice. Por lo que decidió fundar GAFI en el 1999.

Zulma se educó sobre la enfermedad, entendió que no tiene cura pero es manejable y que trabajar la parte emocional es muy importante.

No ha podido aplicar actividad física a su vida como quisiera. Su médico de cabecera le recomendó solo hacer aquaterapia, pero vive en Guayama y el único lugar en donde puede hacer la terapia cuesta dinero y no cuenta con presupuesto para pagarlas.

Lo mismo le ocurre con la terapia de vendaje neuromuscular la cual le ayuda a manejar sus dolores, pero su terapeuta trabaja en el área metro y no ha podido continuarlas.

“Oración y cama-aeróbicos”

La líder comunitaria asegura que se despierta todos los días a las cinco de la mañana para orar y agradecer a Dios por la vida durante una hora y hacer “cama-aeróbicos” porque el dolor en la espalda le impide hacer actividad física de otras maneras.

“Cama-aeróbicos” es como ella le llama a los ejercicios de estiramiento que realiza desde la cama. Los hace a diario mientras medita. Y poco a poco tal cómo el dolor de su cuerpo se lo permita cada día.

La fundadora de GAFI certifica que la oración y gratitud a Dios le ayuda a estar en control. Así fortalece su mente y deja en otro plano los dolores. Asegura que esta práctica le ha permitido mantenerse activa en GAFI, en la iglesia que frecuenta, establecer vínculos y requerir menos fármacos.

Hoy día está casada con Gerardo Sosa, “jamás pensé que volvería a casarme” asegura Zulma. Describe a Gerardo como un gran hombre que la apoya.

¿Cómo defines tu enfermedad ahora?

“Años atrás puro dolor, un infierno, ahora veo el panorama muy diferente. La fibromialgia es para mí una transformación de mi vida, es oportunidad, un nuevo nacer. Me encanta ayudar a otros. Sé que de la enfermedad no voy a morir”, manifiesta Zulma.

¿Qué echas de menos?

“Extraño las energías físicas, y la parte cognitiva. Esa función de concentración. Me quedo a veces congelada, no entiendo cuando leo y eso limita mucho”, le confiesa Zulma a Go! Healthy PR.

GAFI

Aunque Zulma puede conducir su automóvil para ir a citas o reuniones de GAFI, este año ha estado limitada. Ha tenido que realizar reuniones desde su cama. Usa una faja estabilizadora. Camina con el apoyo de un bastón y otras veces requiere una silla de ruedas.

La organización GAFI tiene aproximadamente 1,400 miembros activos. Cuenta con dos capítulos. El capítulo del área metro que se reúne en la Universidad Interamericana, Recinto Metropolitano en Cupey y el capítulo del área sur en la Universidad Interamericana, Recinto de Guayama.

El enfoque de GAFI es integral. Los interesados en obtener mayor información sobre las actividades educativas y de apoyo pueden llamar al (787) 314-0493 o escribir a gafi.fibro@gmail.com

Zulma llegó junto a Keishla Valentín, voluntaria de GAFI al Centro de Convenciones Catalino “Tite” Curet Alonso en Guayama, con mucha alegría, para dar esta entrevista exclusiva a Go! Healthy PR. Su sonrisa y carisma nos cautivó. Les envía un abrazo a todos y espera que visiten su Fan Page en Facebook, Fibromialgia – GAFI Grupo de Apoyo.

Nota del Editor: En la parte occidental de Puerto Rico no se tiene constancia de que existan grupos de apoyo para personas que padecen la condición de fibromialgia.

Go! Healthy PR es un sitio de Internet puertorriqueño que trata temas de salud y calidad de vida, publicado por la comunicadora Lilly Rivera.