Anuncian proyecto de ley que prohibiría neveras de “foam” en playas y cuerpos de agua

Proyecto busca que estas neveritas sean prohibidas en las playas (Suministrada DRNA).

Proyecto busca que estas neveritas sean prohibidas en las playas (Suministrada DRNA).

ISLA VERDE: En un esfuerzo por reducir la basura en las playas, el impacto negativo al medio ambiente y a la vida marina, el representante Ángel Matos García, acompañado de la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, y la directora ejecutiva de Scuba Dogs, Ruth Deliz, anunció la radicación de un proyecto de ley para prohibir el uso de neveras de playa de poliestireno (“styrofoam”) en las playas y cuerpos de agua.

El anuncio se produjo durante la limpieza de playas que realizan cientos de empleados del DRNA, junto a brigadas de Instituciones Juveniles, en la madrugada después de la tradicional celebración de la Noche de San Juan cuando la basura y las neveritas portátiles de “styrofoam” arropan la arena.

El proyecto de la Cámara 2545 prohibiría el uso de las neveritas de “styrofoam” a las playas, ríos, embalses, bahías, y lagunas. Además, exige a los dueños de comercios que vendan ese tipo de neveras, colocar un rótulo o aviso en un lugar visible sobre la prohibición.aquaviva oferta miercoles

“En Puerto Rico existen 1,225 playas reconocidas por la Red de Playas de Puerto Rico y el Caribe. Con esta cifra, podríamos estimar en decenas de miles la cantidad de neveras portátiles de poliestireno que se dejan en las playas anualmente, esto sin contar las que se dejan en los demás cuerpos de agua. Este material no es compatible con el medioambiente por el daño que provoca. Ya es hora de que el pueblo tome conciencia de la responsabilidad compartida entre la ciudadanía y el Gobierno en proteger el ambiente y mantener las playas y cuerpos de agua limpios”, expresó el representante Matos.

La medida legislativa, propone una multa de $100 para quien utilice las neveritas de poliestireno en un cuerpo de agua y $250 para quien la deje en abandonada por descuido o intencionalmente. El dinero que se recaude de las multas, se destinará a a la Junta Interagencial para el manejo de las playas.

“El poliestireno que llega a las playas es ingerido por las especies marinas, muchas de ellas en peligro de extinción como el tinglar, el peje blanco y el carey, así como las aves. Estos animales no tienen la capacidad de digerir este material sintético, por lo que se mantiene en su estómago provocando la falsa sensación de haber comido, por lo que mueren por inanición. Además, son un peligro potencial para el medioambiente, ya que su proceso de degradación aparentemente tarda demasiados años lo que dificulta que se reciclen, expresó la secretaria del DRNA al tiempo que hizo un llamado a la ciudadanía a demostrar un alto grado de respeto hacia los ecosistemas marinos.