Joven muere al perder dominio de motora “Scooter”

MAYAGÜEZ:  Agentes de la División de Patrullas de Carreteras en el Area de Mayagüez, investigan el accidente fatal sufrido por el joven Josué López Alejandro, quien perdiera el dominio de su motora “Scooter”, mientras viajaba este miércoles a las 3:00 de la tarde por la carretera 108, en jurisdicción de dicha ciudad. Indica el informe preliminar del Agente Jonathan H. Matías Rodríguez, que el infortunado se golpeó contra el pavimento recibiendo traumas y heridas que le causaron la muerte.

Al momento del accidente, la víctima transitaba en ruta hacia la Sultana del Oeste, cuando por motivos bajo pesquisa, perdió el control de la máquina al llegar a las inmediaciones del kilómetro 3.8. El Fiscal José Arocho, dispuso el traslado del cuerpo al Instituto de Medicina Forense, mientras el Agente Adam Méndez, investiga los pormenores del caso.

El trágico fallecimiento del motociclista, de 23 años y residente en el Sector Pitillo de  Mayagüez, ha provocado el cierre de la carretera 108, mientras concluye la pesquisa. La Policía solicita de los conductores tomar rutas alternas.

En peligro de perder sus casas miles de familias en la isla

MAYAGUEZ:  Mientras las instituciones bancarias continúan imponiendo nuevos cargos a sus clientes hipotecarios, incluyendo la revisión de préstamos  otorgados hace muchos años y la aplicación unilateral del llamado seguro sobre inundaciones, aumenta la preocupación entre muchas familias de la isla  que este año se quedarán sin sus viviendas por vía de la ejecución.  Se calcula que durante el  año 2013,  alrededor de 600  deudores de hipotecas tendrán que acudir a la búsqueda de casas para alquilar, reubicarse con familiares o marcharse del país.

A tenor con datos oficiales del propio gobierno, a través de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras,  las ejecuciones hipotecarias subieron un 20 por ciento en el 2012 para una cifra récord de 3 mil 814 propiedades embargadas por los bancos. Actualmente hay unas 18 mil hipotecas en proceso de ejecución, lo que constituye un panorama desolador para la economía de Puerto Rico.

La pérdida de miles de puestos de trabajo, sumado a las alzas abusivas en las tarifas por servicios de agua y energía eléctrica, llevan a muchos dueños de hogares de deshacerse de lo más preciado: sus hogares. De otra parte, los bancos e instituciones financieras se niegan a renegociar deudas con los clientes hipotecarios, aduciendo que carecen de capacidad para pagar.

La situación se complicará aún más con el reajuste de fondos federales y otra anunciada pérdida de empleos en toda la Nación Norteamericana.  En círculos del país se critica la actitud asumida por bancos locales que parecen vivir ajenos a la realidad económica que perjudica a millones de boricuas. Incluso, ninguna de esas  instituciones ha movido un dedo para que se investiguen las supuestas zonas inundables de la isla, donde la imposición del  seguro “Fema” ha incrementado en más de $100 mensuales, la hipoteca sobre miles de casas  a través  de Puerto Rico.