Detalles del accidente ocurrido hoy en la calle Post de Mayagüez

Policia parcho

MAYAGÜEZ: Un accidente automovilístico que fue reportado a las 2:30 de la madrugada en la calle Ramón Emeterio Betances (antigua calle Post), frente a JD Celular en la Sultana del Oeste, dejó cuantiosas pérdidas en una estructura del sector.

Según la Policía, el conductor de un Ford Mustang GT, identificado como Iannick Noel Soto Rivera, de 20 años, residente en la urbanización Buenaventura, iba acompañado de Standrich Granell Quiles, de 23, en dirección al centro del pueblo, presuntamente a velocidad exagerada.

Casa Mia nuevo 1

La situación trajo como resultado que perdiera el control del volante e impactara una guagua “pick-up” Mazda B-2300 de 1994. En medio del choque, el Mustang también derribó un rotulo y se estrelló contra un muro de cemento, provocando que colapsara un techo.

Finalmente el vehículo se incendió, quemándose casi en su totalidad.

alo & john especiales

Paramédicos estatales socorrieron a los ocupantes y los trasladaron al Centro Medico de Mayagüez. Su condición era estable.

Se esperaba por los resultados de la muestra de sangre que se le tomó a Soto Rivera, para determinar si había ingerido alcohol.

Le roban casi $50 mil en “cash” a empleados del Supermercado Econo de Mayagüez

robo mano armadaMAYAGÜEZ: Las autoridades policíacas dieron cuenta de un robo ocurrido el lunes en la tarde, en la calle Ramón Emeterio Betances (antigua calle Post), intersección con la avenida Condominio, en el barrio Sábalos de la Sultana del Oeste.

De acuerdo con el narrativo de las autoridades, dos empleados del Supermercado Econo de Mayagüez se disponían a hacer un depósito bancario de ese establecimiento. Cuando llegaron a la intersección, un carro compacto gris detuvo la marcha, impactando el vehículo de los empleados, que no fueron identificados.aquaviva jueves 1

Inmediatamente se bajaron dos individuos armados, que los despojaron de $49,803 en efectivo, producto de las ventas del fin de semana. Los empleados del supermercado salieron ilesos.

La investigación del caso quedó en manos del agente George Edwards, de la División de Robos de Mayagüez.