Martín Aguilar anuncia su candidatura para la Alcaldía de Cabo Rojo por el PNP

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CABO ROJO: El abogado caborrojeño Martín Aguilar Martínez anunció formalmente su aspiración a la alcaldía de Cabo Rojo para las elecciones del 2020 por el Partido Nuevo Progresista (PNP), acusando al actual alcalde de Cabo Rojo, Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz, de “destruir las instituciones municipales, la industria turística, desatendiendo la infraestructura vial, facilidades públicas y convirtiendo al Gobierno Municipal en uno inoperante, al llevarlo al borde del precipicio fiscal”.

“La información que poseemos evidencia que la magnitud de la crisis financiera que atraviesa el Municipio es una creada, por ineficiencia e ineptitud de los actuales administradores. Hemos identificado que dicha crisis no es por falta de fuentes de ingresos, sino por la falta de diligencia en la captación de los fondos a los que tiene derecho el Municipio para dar servicios apropiados y merecidos por nuestra ciudadanía, incluyendo a la clase desventajada y nuestras personas de edad avanzada, poder compensar adecuadamente a los empleados municipales. Se nos ha provisto información del discrimen y persecución política rampante, lo que ha provocado el inicio de causas en los foros judiciales, que al final, de prosperar como todo indica, mermarán más las finanzas municipales para cumplir con las sentencias que se impongan”, puntualizó Aguilar en una conferencia de prensa.

Aguilar cuestionó el destino de los $125 millones que ha manejado la administración del alcalde Roberto Ramírez Kurtz, durante su incumbencia de seis años, desde que asumió la silla municipal en enero de 2013. El abogado describo como “frustrante” la ejecutoria de la actual administración municipal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“¿Dónde fue a parar ese dinero? ¿Qué obra palpable hemos visto en los pasados seis años? Esto nos hace entender por qué el decaimiento de nuestro comercio, nuestro turismo, el deterioro de nuestra infraestructura municipal, afectando los servicios”, apuntó.

El licenciado Aguilar destacó que su prioridad será la de “enderezar las finanzas municipales”.

“Tenemos que poner en marcha nuestro plan para rehabilitar nuestra zona urbana, revitalizar el comercio, recuperar nuestro liderato como el Destino Turístico de Puerto Rico y revitalizar nuestro Centro Urbano como medida para reactivar nuestra economía local; reactivar el comercio local, facilitándole el hacer negocios, para promover la creación de nuevos empleos, entre otras medidas”, aseveró.

Aguilar denunció que la flota de la Policía Municipal de Cabo Rojo se ha reducido de 26 vehículos, a apenas uno que está en servicio. “Los demás vehículos están con problemas mecánicos; sin frenos o ‘esbiela’os’. Así no se le puede dar seguridad a un pueblo”, dijo.

“Vacío de liderato en el PNP de Cabo Rojo”

Preguntado por LA CALLE Digital sobre la actual dirigencia del PNP en el Comité Municipal de Cabo Rojo, Aguilar expresó que hay “un vacío de liderato”, que llega al punto de la colectividad a nivel local ha perdido un total de 5,089 votos en las pasadas tres elecciones.

Recordó que en el 2008, la Palma obtuvo 14,111 votos en Cabo Rojo; que se redujeron a 10,385 en las elecciones del 2012; y de ese número, los votos bajaron a 9,022 en las elecciones del 2016. “De 2012 al 2016, no se ganaron votos, se perdieron 1,363 con el candidato que corrió en las pasadas elecciones. Y estos números son los de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE)”, sentenció Aguilar.

“Dentro de las filas del PNP en Cabo Rojo hay incomodidad, pues han convertido el partido en un club cívico de fiestas, bingos y comelonas. Nuestra candidatura le va a devolver el vigor y los deseos de triunfo a nuestro Partido Nuevo Progresista, aglutinando a todos esos sectores y líderes que se han distanciado por la forma en que se han estado haciendo las cosas”, concluyó Aguilar.

El abogado caborrojeño recordó que ha residido toda su vida en su pueblo. Posee un grado en Administración Pública del Recinto Universitario de Mayagüez, y obtuvo su grado de Juris Doctor en la Pontificia Universidad Católica de Ponce; y ha practicado su profesión de abogado-notario por más de 35 años.