La columna de Iván: Candidaturas MANCHADAS

Son varios los candidatos de reputación dudosa que radicaron (Archivo).

Son varios los candidatos de reputación dudosa que radicaron (Archivo).

Por: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA/AAA

Hace ya algunos días que venimos escuchando acerca de las candidaturas para los distintos puestos electivos en el país. Señalamientos de una y otra parte sobre distintos actos cometidos o alegaciones que ponen en tela de juicio, no solamente la integridad personal de cada señalado, sino que además siembra serias dudas sobre el proceso para cualificar a cada candidato, tanto en los partidos políticos, como también en la Comisión Estatal de Elecciones.

En el área sur por ejemplo, los dos aspirantes al escaño PPD, dejado por Nelson Torres Yordán tienen señalamientos serios que pueden impedir que aspiren a dicha posición. Tanto Fundador “Pucho” Rosario, como Pedro “Chino” Díaz son los que presentaron sus candidaturas para el escaño dejado vacante por Torres Yordán. Ambos han sido señalados por actos que van en contra de las leyes del país.

Pucho Rosario, según informes de prensa, se declaró culpable de tentativa de asesinatos y ley de armas. Sin embargo, fue indultado por la exgobernadora Sila María Calderón. Aunque este alegó que fue en defensa propia, lo cierto es que fue él quien se declaró culpable y no un juez o un jurado.

El otro candidato a la misma posición, Chino Díaz, fue denunciado públicamente por una dama, quien alegó que éste le enviaba mensajes sexuales a su teléfono, para lo cual presentó evidencia.01-2016 aquaviva weekends

No cabe dudas que las posiciones electivas deben ser ocupadas por personas con la mejor reputación y con la mejor preparación posible para que puedan servirle bien al país, sin embargo tal parece que en estos días, eso no es importante, ni para los partidos, ni para los propios candidatos.

En Humacao, existe otro caso de un candidato convicto por un delito sumamente serio y delicado. Aunque Edwin Pagán Bonilla fue acusado de exposiciones deshonestas por supuestamente masturbarse frente a un menor, el delito, con la anuencia de su abogado. Se reclasificó a una tentativa de exposiciones deshonestas. Este señor Pagán Bonilla, quien también es abogado, tuvo la desfachatez de cuestionar en un programa de radio de un reconocido periodista, que alguien le explicara que significaba una tentativa de exposiciones deshonestas, porque eso, se hacía o no se hacía, pero que nadie le ha sabido explicar.

Como dije, él es abogado, por lo tanto debe conocer mucho mejor que cualquiera de nosotros que significa dicho término (y lo sabe), pero también conoce muy bien como expresarse para que la gente le crea. Pero para refrescarle un poco la mente, aquí lo que dice el Código Penal de Puerto Rico “Artículo 35.- Definición  de  la tentativa. Existe  tentativa  cuando  la  persona  actúa  con  el  propósito  de  producir  el  delito  o con  conocimiento  de  que  se  producirá  el  delito,  y  la  persona  realiza  acciones inequívoca  e  inmediatamente  dirigidas  a  la  consumación  de  un  delito  que  no  se consuma  por circunstancias ajenas  a  su voluntad”. Pagan Bonilla es candidato al Senado por el PNP.

Otro caso que dejó a muchos perplejos, fue el del exlegislador Rolando Crespo. Éste dio positivo a cocaína en un dopaje que se realizó en la Cámara de Representantes, el cual de hecho, creo que no solo fue el primero, sino que al parecer ha sido el único que se ha realizado en la legislatura. Rolando Crespo ahora es precandidato a la Alcaldía de Aguadilla por el PNP.

De hecho, la información que trasciende hoy lunes es en el sentido que son 14, los aspirantes a puestos electivos que están en el proceso primarista. Sepa también, que algunos de estos, fueron señalados durante la pasada elección por distintas violaciones a la ley electoral, sin embargo, hoy pueden aparecer en la papeleta sin ningún tipo de problemas.

En mi carácter personal me parece que se le ha perdido el respeto al pueblo, cuando tenemos personas con este tipo de acusaciones y en algunos casos, convictos de delito, aspirando a posiciones importantes en el país. Peor aún es que en la mayoría de los casos, pasaron el crisol de los partidos y de la propia Comisión Estatal de Elecciones, quien se supone que también vele por el fiel cumplimiento de la ley electoral, así como que evalúe si los distintos aspirantes y candidatos cumplen cabalmente con lo que se le exige en términos de antecedentes penales.

Si queremos un mejor país, tenemos que procurar que los hombres y mujeres que aspiran a puestos electivos, sean de una reputación intachable y que cumplan con todos los requisitos para ocupar dichas posiciones.

Casa Mia banner 1 b