Alcalde de Cabo Rojo exhorta a dueños de casas de veraneo a quedarse este “wikén” en sus residencias principales

CABO ROJO: El alcalde Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz exhortó hoy a los propietarios de casas de veraneo en Cabo Rojo a permanecer en sus residencias principales para frenar los casos de COVID-19 en este pueblo del sureste; aparte de que advirtió que continúan los cotejos con controles de acceso en las diferentes carreteras que conducen a Cabo Rojo, en este fin de Semana Santa.

“Hago un llamado a esos colaboradores puertorriqueños que tienen segundas propiedades en Cabo Rojo, a permanecer en sus residencias primarias para detener los casos del coronavirus, que aumentaron de cuatro a siete confirmados desde ayer miércoles a hoy jueves en nuestra ciudad”, instó Ramírez Kurtz.

Al mismo tiempo, el alcalde reiteró su solicitud para que el Departamento de Salud proporcione información sobre la ubicación de los casos positivos al coronavirus en la jurisdicción municipal para prestarles ayuda, así como darles seguimiento a sus posibles contactos y evitar que continúe la propagación del coronavirus.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ramírez Kurtz informó que continúan los cotejos con controles de acceso en diferentes carreteras de Cabo Rojo, llevados a cabo por efectivos de la Policía Municipal y la Policía Estatal, para verificar que los automovilistas cumplen con la orden ejecutiva emitida por la gobernadora Wanda Vázquez Garced para controlar el flujo vehicular.

Por otro lado, el alcalde caborrojeño le solicitó a Carla Campos, directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, que explique las acciones que ha tomado para detener el alquiler de habitaciones Airbnb en Cabo Rojo, como parte de los esfuerzos por detener la importación del coronavirus con la llegada de visitantes del exterior.

También dijo que Campos tampoco ha contestado una carta enviada el pasado 7 de abril.

“Confío que todos observemos este fin de Semana Santa en familia, quedándonos en nuestros hogares, de un modo diferente a como acostumbra a celebrarlo una parte del pueblo puertorriqueño”, concluyó Ramírez Kurtz.