Se busca un lío por llevarse sin pagar celulares de Walmart

REDACCIÓN: Un sujeto identificado como Joel Antonio Torres Medina, de 39 años, enfrenta denuncias por apropiación ilegal, luego de que fuera sorprendido hurtando celulares en la tienda por departamentos Walmart Supercenter de Hatillo.

Los hechos que se le imputan al individuo ocurrieron el pasado el 11 de abril.

El agente Ernesto Acuña, de la División de Delitos contra la Propiedad de Arecibo, sometió las denuncias. La juez Welda Rivera Soto determinó causa probable por apropiación ilegal y le impuso una fianza de $10 mil, que no pagó, por lo que fue ingresado en el Complejo Correccional de Bayamón

La vista preliminar fue señalada para el próximo 12 de julio.

Cobra por hacer unos portones, pero no aparecieron los portones ni los chavos

REDACCIÓN: Denuncias por fraude y apropiación ilegal fueron sometidas contra Carlos Antonio Ramos Díaz, de 45 años, residente en Bayamón, a quien se le imputa haber cobrado por adelantado para hacer los portones de una residencia, trabajo que no hizo.

Los agentes José Cabrera Méndez y Ernesto Acuña, de la División de Delitos contra la Propiedad de Arecibo, junto al fiscal Israel Chico Moya, radicaron los cargos.

Se alega que Ramos Díaz cobró por adelantado $1,300 para hacer los portones de una casa localizada en Hatillo, pero nunca hizo el trabajo. Los hechos ocurrieron el 17 de noviembre de 2018. El sujeto se encuentra bajo fianza de otros casos pendientes en Bayamón y Carolina.

El caso de Hatillo fue llevado a la sala de la juez Welda Rivera Soto, del Tribunal de Arecibo, quien halló causa probable para arresto, imponiendo una fianza de $60 mil, que fue diferida por la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ). La vista preliminar fue señalada para el próximo 12 de julio.

Se roban $70 mil en “cash” y prendas de oro de residencia de conocido médico

REDACCIÓN: Las autoridades dieron cuenta de un escalamiento en la residencia de un conocido médico internista, en hechos reportados a las 11:09 de la mañana del lunes.

La situación se produjo en la vivienda localizada en la carretera 2, kilómetro 93.4, del barrio Membrillo en Camuy.

El perjudicado fue identificado como el doctor Noel Santos Montes, de 64 años, quien le dijo al agente Juan Mercado Méndez, del cuartel de Camuy, que alguien con libre acceso a su residencia se apropió de unos $70 mil en efectivo y prendas de oro que estaban en una caja de seguridad.

Los agentes de la División de Delitos contra la Propiedad de Arecibo se hicieron cargo de la investigación.

Se exhorta a la ciudadanía a que de tener alguna información que ayude al esclarecimiento este caso, se puede comunicar de manera confidencial al (787) 343-2020 o al (787) 878-4000.

Acusan mujer residente en Aguada por extorsión telefónica

MAYAGÜEZ: Cargos criminales por extorsión fueron radicados contra Dializabeth Ramos Méndez, de 36 años, vecina de Aguada, luego de que estuviera involucrada en una llamada que recibió una dama, a la que le dijeron que tenían secuestrado a su hijo y que no le harían daño si no entregaba una fuerte suma de dinero.

Según la Policía, los hechos que se le imputan a la aguadeña ocurrieron el pasado 23 de agosto.

Para esa fecha, una ciudadana, que no fue identificada, recibo una llamada a su celular en la que le advirtieron que su hijo estaba secuestrado y que tenía que pagar la cantidad de $999.99 en efectivo, o de lo contrario le iban a hacer daño.

La dama hizo caso a la llamada y hizo la transacción como le ordenaron y la imputada recibió el dinero.

El agente José E. Cortes Vera, de la División de Delitos contra la Propiedad de Arecibo, sometió las denuncias.

La juez Cyndia E. Irizarry, del Tribunal de Arecibo, halló causa probable para arresto por el delito de extorsión y le impuso una fianza de $50 mil, que fue diferida por la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ). La vista preliminar fue señalada para el próximo 25 de octubre.

La Policía exhortó a la ciudadanía a comunicarse con el cuartel más cercano, de recibir alguna llamada de esta naturaleza y no caer en la extorsión.