Se declara culpable en todos los delitos uno de los asesinos de la enfermera Maritza

cummings-maritza logo

MAYAGÜEZ: Guillermo Cummings Vélez, uno de los tres acusados por el asesinato de la joven enfermera Maritza Rodríguez Morales, se declaró culpable hoy en todos los cargos que se le imputaban, en una vista transaccional que tuvo lugar esta mañana en la Sala 201 del Centro Judicial de Mayagüez, presidida por el juez José Montijo.

Cummings Vélez estaba acusado por asesinato en primer grado y destrucción de evidencia. Los mismos cargos pesan contra su padre Guillermo “Guillo” Cummings Irizarry, alias “Zasquach”, de 57 años; y su esposa, Yamaris Lugo Rivera, de 29.

oferta san valentin Hormiga Ardiente

Según WORA TV Noticias, el juez Montijo le preguntó al reo sobre su determinación, y éste repitió la palabra “culpable” en cuatro ocasiones.

El fiscal Omar Manfredy indicó que el sujeto se expone a 99 años de cárcel y le dijo a los periodistas que acudieron a sala que no hubo preacuerdo para que Cummings Vélez se declarara culpable.

Alo & John Almuerzo nuevo 2018

“No se ha dado ninguna otra conversación que no sea la alegación por el delito imputado. La persona asumió la responsabilidad de sus actos; entendemos que está arrepentido y va a cumplir con la sociedad la pena que se supone que cumpla, que son 99 años”, explicó el fiscal Manfredy.

Una vista para la imposición de la sentencia fue citada para el próximo 16 de abril.

pinchera de papanacho

Hallan esta tarde causa para juicio contra los asesinos de la enfermera Maritza

Guillermo "Zasquach" Cummings Irizarry, Yamaris Lugo Rivera y Guillermo Cummings Vélez, ahora enfrentan juicio por la muerte de Maritza.

Guillermo “Zasquach” Cummings Irizarry, Yamaris Lugo Rivera y Guillermo Cummings Vélez, ahora enfrentan juicio por la muerte de Maritza.

MAYAGÜEZ: Causa probable para juicio en todos los cargos por los que fueron denunciados, encontró el martes en la tarde la juez Ivelisse Zapata Toro contra los presuntos asesinos de la enfermera Maritza Rodríguez Morales, durante la vista preliminar efectuada en la sala 304 del Centro Judicial de la Sultana del Oeste.

Los acusados, Guillermo “Guillo” Cummings Irizarry, quien se hace llamar “Zasquach”, de 57 años; su hijo Guillermo Cummings Vélez, de 23; y la esposa de éste, Yamaris Lugo Rivera, de 29, alias “Strawberry Shortcake”; enfrentan cargos por asesinato en primer grado, destrucción de evidencia y apropiación ilegal.

Tras la determinación de la juez Zapata Toro, la lectura de acusación fue señalada para el próximo 5 de julio, mientras que el comienzo del juicio está pautado para el 21 de julio.

El fiscal Omar Manfredy, quien representa al Ministerio Público, afirmó que el caso contra los tres acusados es uno sólido y que éstos estaban conscientes de lo que estaban haciendo, al momento de perpetrar el horrendo crimen.

alo & john oferta pizzas

De hecho, el primer día de la vista preliminar trascendió que el cadáver de la joven enfermera fue profanado tras ser asesinada.

El agente Edgar Vélez Pérez narró en sala lo que fueron los hallazgos de su pesquisa, y de cómo Cummings Irizarry, su hijo y su nuera mataron a Maritza; dispusieron de su cadáver, lanzándolo a un tributario del Río Guanajibo, desde un puente en la carretera 309, en jurisdicción de Hormigueros; y cómo Cummings Vélez abandonó el Toyota Yaris del 2009 de su víctima, en el estacionamiento de la tienda por departamentos Walmart del Mayagüez Mall, lo que fue captado por las cámaras de seguridad de ese centro comercial.

Durante la vista, surgió que Cummings Vélez estranguló a Maritza, frente a “Zasquach”, quien está confinado a un sillón de ruedas; y que Yamaris presuntamente lo ayudó, agarrándole las manos a la infortunada, que luchaba por su vida y su honra. Los hechos ocurrieron el pasado 9 de mayo en la vivienda de Cummings Irizarry, en la calle Pedro De Acosta B-41, en la urbanización Santa María de Sabana Grande.

En uno de los momentos más espeluznantes del testimonio del agente Vélez, éste declaró que cuanto el hijo de Cummings y Yamaris regresaron de haber abandonado el carro de Maritza, encontraron que el cadáver de la joven no tenía puestos la blusa ni su pantalón y que tenía suelto el sostén, presumiéndose que “Zasquach” profanó el cuerpo mientras los coautores disponían del vehículo.