Funcionarios de la AEE a responder por pensión Cadillac

SAN JUAN:  Aunque solo se limitaron a cumplir las instrucciones del ex presidente de esa corporación pública,  ingeniero José Ortíz, varios funcionarios de la Autoridad de Energía Eléctrica, podrían enfrentar cargos civiles y criminales como resultado de la llamada “pensión Cadillac” concedida al pasado director ejecutivo de la AEE, Josué Colón. La delicada situación es secuela del pago de $38 mil que se le hizo a  Colón para complementar el pago de retiro a devengar luego de su salida  de la agencia.

Aunque no se ofrecieron los nombres de los funcionarios bajo la lupa del Departamento de Justicia, hoy miércoles trascendió que los mismos se asesoran legalmente.  Angel Figueroa Jaramillo, Presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), fue el primero en denunciar el escándalo que rodea el  jugoso “bono de productividad” del ex director de la AEE, durante declaraciones para WAPA-Radio.

Al presente hay informes sobre actuaciones ilegales de cinco funcionarios de alto rango en la Autoridad de Energía Eléctrica, pero éstos se defenderán alegando que solo seguían órdenes superiores.  Así las cosas, el derroche de fondos públicos tiene a la AEE al borde del precipicio económico y sin poder honrar la promesa de bajar el costo de la luz  en la isla. Se sabe que Justicia ha estado solicitando información relevante para determinar si las personas bajo pesquisa incurrieron en algún acto de corrupción.

Marcan terreno funcionarios afiliados al Partido Popular

MAYAGUEZ: A solo semanas para que la nueva administración de gobierno asuma el control de todas las agencias, corporaciones públicas y dependencias regionales, funcionarios afectos al Partido Popular Democrático, ya comenzaron a ” marcar su territorio” para dejar establecido  quienes mandarán a partir de enero próximo.  Esto lo pudo conocer  La Calle Digital, durante reciente visita a una oficina de servicios a la ciudadanía, donde el ambiente de trabajo era uno bastante tenso.

” La persona que usted busca ya no tiene poder decisional en esta agencia, dígame en qué  puedo servirle”, inquirió una empleada, refiriendo al periodista a otra oficina de la agencia, donde fue atendido con buen agrado y cortesía.

Si de algo se quejan los residentes del Area Oeste, es del trato poco amable que reciben en muchas dependencias gubernamentales, donde los directores actúan de manera arrogante y solo conceden trato especial a sus allegados políticos. Con la llegada de la nueva administración controlada por el PPD, se espera que los ciudadanos no tengan que hacer filas kilométricas para que les atiendan con la premura y el respeto que merecen.

De esos fondos, que le paguen a los funcionarios de colegios

Nadie duda que es loable la decisión del Presidente del Senado, licenciado Thomas Rivera Schatz, para que los recursos que estaban asignados a la compra de equipos para el malogrado escrutinio electrónico, se destinen ahora a obras tan importantes como el Centro de Traumas en Mayagüez, el Hospital Oncológico y cualquiera otro compromiso que justifique la reasignación de dineros con carácter urgente. Sin embargo, no olvidemos que si ahora queremos exigirle a nuestros funcionarios de colegio el estricto cumplimiento de las leyes electorales, tal pedido tiene que ir acompañado de una remuneración para cubrir el trabajo que representa mantenerse atentos durante muchas horas a lo que suceda en cada colegio de votación.

A ningún funcionario que al presente, labora de forma voluntaria, se le debe exigir que permanezca desde la mañana hasta la noche atendiendo asuntos electorales por amor al partido que representa. Ocurrida cualquier falta o violación a las leyes, la Comisión Estatal de Elecciones no tiene fuerza moral para exigir responsabilidades a ciudadanos que de buena fe sirven al país en los comicios de cada 4 años.

En otras palabras, quien paga tiene derecho a exigir responsabilidad tanto en el plano civil como en el criminal. Entendemos, que parte de los millones de dólares que iban a ser utilizados para el frustrado escrutinio eléctronico sean reasignados al pago de todos los funcionarios de colegio que opten por trabajar en las elecciones de noviembre. Ese extipendio, no tributable, podría estar entre los cincuenta y $75  dólares para el día de la elección general.

Si luego de ese día el funcionario de colegio decide seguir colaborando con los procesos de recuento y escrutinio de votos, deberá firmar un documento, haciendo claro que lo hace de forma libre y voluntaria. Hay estados en la Nación norteamericana, donde las personas que colaboran sirviendo como funcionarios en colegios de votación reciben hasta $80 por día de labor. Puerto Rico no debe ser la excepción. Es bueno poner amor  y arte en el trabajo, pero nadie trabaja por amor al arte.