Empresarios interesados en desarrollo de aeropuerto

AGUADILLA:  Ante el entusiasmo que reina en el Area Noroeste, por los futuros planes de desarrollo del Aeropuerto Rafael Hernández Marín, localizado en Aguadilla, empresarios locales mostraron este jueves su satisfacción e interés de utilizar esa importante terminal aérea  para transportar sus productos y mercancías a diferentes destinos de Centroamérica y el Caribe.

A opinión del señor Arturo Gallardo, experto en asuntos de comercio internacional, el  aeropuerto localizado en la antigua Base Borinquen, es un lugar idóneo para utilizar aviones de menor tamaño que puedan cubrir con menos gastos las rutas hacia Sur y CentroAmérica transportando productos  manufacturados en la isla.

Empresarios que operan diversas industrias en la región oeste y otras partes del país dieron a conocer sus proyectos luego de asistir al Foro “Invierte y Crece” patrocinado por Concilio de Exportaciones de Puerto Rico. Dicho foro se llevó a cabo en las instalaciones de la compañía Caribex de Aguadilla.

El  aeropuerto aguadillano ha puesto a los empresarios de la isla y el Caribe a mirar hacia la Región Noroeste, luego que la famosa aerolínea alemana Lufthansa, escogiera la terminal de Aguadilla para ubicar instalaciones de reparación y mantenimiento de sus aeronaves.  Con la presencia de la empresa alemana, ahora se anuncia la próxima llegada de dos nuevas empresas de carga.

 

Acusan planes de salud de cambiar recetas de médicos

MAYAGÜEZ:  Aunque en un principio se aceptó que los diferentes planes de salud autorizaran la prescripción de medicamentos genéricos en lugar de los originales, ahora la nueva práctica consiste en obligar a que el paciente acepte que en la farmacia le despachen otra medicina controlada sin hacer un estudio previo de los efectos pueda tener sobre la salud del individuo. Tras alegar que determinado medicamento ha sido retirado del mercado o ya no lo fabrican, compañías de planes médicos están cambiando a su antojo medicinas recetas que muchos pacientes han estado usando por décadas.

La Calle Digital advino a conocimiento sobre el caso de un residente del Area Oeste, a quien desde el año 1983 se le había prescrito el medicamento  “Dipyridamole”  25 MG-Tablet”  que  es genérico de “Persantine 25 MG”. De la noche a la mañana, el plan SSS dispuso que esta medicina sería sustituida por el producto   Aggrenox  25-MG 200, ya que el  Dipyridamole  no será cubierto por el plan.

Explicado de forma sencilla, el médico primario del paciente prescribe un medicamento necesario para la salud del envejeciente, pero es el plan  quien al final del camino tiene la última palabra. En el caso particular de las tabletas “Aggrenox”  se trata de la combinación de Dypiridamole con Aspirina, que en el caso  de la persona afectada,  le provoca gotereo nasal  continuo y dolor en las conyunturas.

La situación que aquí  se reseña es la de muchos ciudadanos de la tercera edad, cuyos derechos están siendo violentados por empresas de planes de salud, cuyo interés de lucro va más allá de la calidad de vida de los pacientes.

Se está  solicitando de las autoridades locales y federales, que bajo ningún concepto permitan que se le cambien los medicamentos originales a un paciente, a menos que medie justa causa o se haya evaluado a la persona sobre los efectos que ha tener sobre la salud.

La Gente Dice….El problema son los planes de salud

MAYAGUEZ:  Por mayor voluntad que tenga el gobierno para establecer una Reforma de Salud que cubra los servicios médicos de las clases más necesitadas, jamás habrá una verdadera reforma  mientras el sistema siga bajo el control de las  compañías que intentan dictar la política pública en ese renglón social. Si una tarjeta fuese suficiente para resolver el problema, entonces la solución sería imprimir un millón de plásticos que al final pocos médicos se aventurarían a aceptar.

Por otro lado, de qué vale que los profesionales de salud se quemen las pestañas durante años para graduarse de las diferentes escuelas de medicina, si alguien con un simple conocimiento sobre salud pública, les impone lo que deben prescribir a sus pacientes menos afortunados.

Nadie discute que las empresas de planes de salud reciban remuneración adecuada por servir de enlace entre el gobierno y la ciudadanía. Pero de eso, a pretender quedarse con la mitad o las tres cuartas partes del presupuesto asignado a la salud de los pacientes, no puede ni debe ser tolerado por el  Estado.

Durante un sondeo al azar, residentes del litoral oeste llegaron a la conclusión de que el Gobierno de Puerto Rico, tiene asignaciones federales suficientes para que los habitantes de esta isla disfruten de un plan de salud a tono con sus necesidades. A opinión de los entrevistados, es importante una revisión de la actual  Reforma de Salud a partir de los planes médicos y el propio Departamento de Salud Pública.

En primer lugar a los médicos primarios se les debe pagar bien y a tiempo, sin imponerles condiciones de cuales medicamentos deben recetar por gusto y voluntad  de las aseguradoras.  Incluso, se debe tipificar como delito exigirle a un galeno que prescriba determinada medicina,  bajo promesa de alguna bonificación o regalo.

Además, la gente dice que es urgente  prohibir la práctica de algunos planes de salud  de cambiar el medicamento previamente recetado por un doctor, valiéndose del argumento de que dicha medicina fue retirada de su catálogo de ofrecimientos. Si el plan A no dispone del medicamento ” equis-1″, tendrá la obligación de permitirle al asegurado que lo gestione sin costo adicional o deducible abusivo.

En la isla se habla de un posible ”  Plan de Salud Universal”. Dicho de primera intención, la idea resulta llamativa e interesante. Sin embargo, si ese plan va a funcionar bajo el control de determinada compañía privada de planes de salud, entonces estaríamos hablando de más de lo mismo.  Recuerde usted, que un plan médico en estos tiempos es una prioridad y no artículo de lujo.

¡ Basta ya! con el abuso de los planes médicos en la isla

MAYAGUEZ:  Si existe un asunto en la isla que amerita la máxima atención del nuevo gobierno, es lo concerniente a los servicios que ofrecen al pueblo, especialmente, a las familias de escasos recursos económicos y  personas de mayor edad, las diferentes compañías de planes médicos que operan en Puerto Rico.  Son frecuentes  las sorpresas  que recibimos los ciudadanos, cuando acudimos a la farmacia a llevar la prescripción del médico y nos topamos con cambios no anunciados en los deducibles de los medicamentos y la práctica ilegal de cambiar a gusto y antojo lo que nos receta el doctor.

En última instancia, para qué acudir ante el médico primario, si desde las oficinas del plan de salud nos forzan a aceptar el medicamento que le resulte más barato al plan de salud.  Una vez más, el afán de lucro predomina sobre la responsabilidad de cuidar la salud del pueblo.

Para muestra un botón, hoy advinimos a conocimiento sobre el caso de un conocido periodista a quien desde el año 1983, se le estuvo prescribiendo el medicamento ” Dipidiridimole”, genérico del producto “Persantine” para la eliminación de coágulos.

Hoy y sin previo aviso, se enteró en llamada a las oficinas del Plan de Salud SSS, que le habían quitado el medicamento antes indicado, sin consulta alguna con el  médico primario del paciente y abrogándose el derecho de recetar el sustituto que les parezca.

Eso no solamente ocurre con personas que tienen la capacidad intelectual de dar a respetar sus derechos, sino, también se constituye en abuso hacia los pobres que no tienen la capacidad económica para costear un plan privado de salud.

Nuestro llamado al Gobernador Alejandr0 García Padilla y a la Legislatura, para investiguen sin mayor dilación el funcionamiento de la Reforma de Salud en Puerto Rico, y por ende, a las empresas de planes médicos privados que funcionan a nivel estatal. Basta ya de abusos contra un pueblo donde la salud de los habitantes está a merced de las arbitrariedades de algunos de los “todopoderosos” planes médicos.