Vigilantes del DRNA buscan al delincuente que mató la tortuga marina en Rincón

RINCÓN: El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) dijo esta noche que el Cuerpo de Vigilantes está investigando el caso de una tortuga marina, de la especie de peje blanco de concha, que fue encontrada muerta esta mañana en la playa Córcega de Rincón.

En una comunicación del DRNA, se informó que en las circunstancias en que fue hallado el reptil marino es el “método que utilizan delincuentes cuando los atrapan para luego buscarlos y matarlos”.

La especie está protegida tanto a nivel estatal como federal.

En Puerto Rico, las tortugas marinas son protegidas en Puerto Rico al amparo de la Ley 241, conocida como la Ley de Vida Silvestre; y la Ley federal de Especies en Peligro de Extinción, que prohíben matar, dañar, molestar, atrapar, comprar o vender una tortuga o sus huevos. Quebrantar estas leyes conlleva multas de hasta $50 mil y/o penas de cárcel.

Al momento de su hallazgo, la tortuga tenía una soga amarilla de nilón atada en su cabeza y una de sus aletas o chambón. El otro extremo de la soga estaba amarrado a un pedazo de bloque de concreto.

“Los grupos tortugueros están siempre alertas ante cualquier eventualidad y solicitamos que, si está en la playa y ve a una tortuga o cualquier especie marina bajo amenaza, se comunique al DRNA para la intervención inmediata del Cuerpo de Vigilantes. Puede llamar al (787) 724-5700 o (787) 999-2200 extensión 5703, o a través de las redes sociales”, indica la agencia.