Pachito Rodríguez Avellanet culmina en Vieques su proyecto “Suena La Borinqueña en 78 Pueblos/78 Plazas”

VIEQUES: El profesor Ramón “Pachito” Rodríguez Avellanet completó el sábado su proyecto “Suena La Borinqueña en 78 Pueblos/78 Plazas”, tocando con su piano el himno de Puerto Rico en la plaza pública de la isla municipio de Vieques, terminando así la jornada de interpretar el himno patrio en cada una de las plazas de los 78 pueblos de la Isla.

Rodríguez Avellanet, un virtuoso del piano quien es profesor de este instrumento en la Escuela Libre de Música Ernesto Ramos Antonini de Mayagüez se dio a la tarea de visitar todas las plazas de la Isla y entonar La Borinqueña con su piano.

El proyecto “Suena La Borinqueña en 78 Pueblos/78 Plazas” comenzó el 3 de enero de este año en la Plaza Colón de Mayagüez.

Todas las presentaciones del profesor Rodríguez Avellanet en cada una de las plazas boricuas se pueden ver en el canal “Pachito Piano” de YouTube.

Solicita online o visita alguna de nuestras sucursales en Cabo Rojo, Hormigueros y Sabana Grande.
Ciertas restricciones aplican. Acciones y depósitos asegurados por COSSEC.
www.caborojocoop.com 
787-851-1337

“El proyecto surgió, pues, como estamos pasando una pandemia, yo como educador musical seguí trabajando con mis estudiantes por medio de las redes (sociales). El músico perdió sus salas de concierto, las salas de actividades. Unos estudiantes me motivaron a activar mi canal de YouTube, que lo había abierto hace unos años, pero lo tenía inactivo… Después de hacer colaboraciones con estudiantes y con músicos profesionales, decidí que tenía que dejar un legado durante la pandemia”, explicó el profesor Rodríguez Avellanet, quien dijo haberse inspirado en el proyecto del artista HéctorPR, que ha pintado la bandera de Puerto Rico en todos los rincones de la Isla del Encanto.

Recordó que, a lo largo del trayecto, las reacciones de las personas han sido distintas.

“Hubo plazas en las que toqué y la gente pasaba como si no hubiera nadie; pero en otras la gente se detenía y grababa con sus celulares y tomaba fotos. Hasta a me pedían ñapas. En otros pueblos coincidí con amigos músicos que me acompañaron. Ha sido una experiencia inolvidable”, apuntó Pachito Rodríguez Avellanet.