¿Por qué marcharon la semana pasada?

Algunos de los participantes de la marcha "Unidos por la Salud" (Facebook).

Algunos de los participantes de la marcha “Unidos por la Salud” (Facebook).

Por: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA-AAA

El pasado 5 de noviembre miles de personas marcharon desde el Coliseo José Miguel Agrelot hasta el Estadio Hiram Bithorn como método de protesta por los recortes a los fondos de Medicaid, que pretende hacer el Congreso de los Estados Unidos a Puerto Rico.

Distintas organizaciones dijeron presente a este evento en solidaridad con los organizadores.

Universidades privadas, la UPR, la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, uniones obreras, la Asociación de Empleados del ELA, distintas personalidades y personas en su carácter personal fueron parte de los que marcharon exigiendo paridad en los fondos de salud, que se le asignan al país.

Sin embargo, la pregunta obligada es ¿Por qué marcharon?

Tal vez si le preguntamos a cada uno, las respuestas serán distintas. Algunos de los que llamamos parte del pueblo, dirán que están allí por la salud del pueblo o por más fondos para la salud. Otros, como la Asociación de Hospitales, planes médicos y médicos, dirán que están allí para evitar que le recorten el dinero destinado a dar servicios de salud en Puerto Rico, aunque lógicamente ellos generarían menos ganancias, si se produce el recorte. Y en el caso de los beneficiarios de la Reforma de Salud, dirán que están allí para que no le corten beneficios de la Reforma; o, incluso, dirán algunos, para que no le quiten la tarjeta del plan.aquaviva apertura de dia

Con esto no pretendo criticar las razones que hayan tenido unos u otros, sino simplemente establecer que la Salud se ha vuelto un negocio bastante lucrativo para unos sectores del país, y de difícil acceso para otros. De hecho, aún con los planes médicos es difícil poder costear ciertos servicios médicos.

Los recortes anunciados para el Medicaid en Puerto Rico suman aproximadamente 3,000 millones de dólares, lo que obviamente es un golpe duro para los servicios de salud en el país. Tal vez podamos imaginar cuánto dinero realmente le es asignado en cuanto a Salud se refiere.

Pero, ¿Qué se ha hecho en Puerto Rico con tanto dinero? ¿Cómo es posible que la Reforma de Salud tenga tantos problemas económicos, con la gran cantidad de dinero que se le asigna tanto federal como estatal?

Ya es hora de que los puertorriqueños comencemos a cuestionar a dónde va a parar el dinero que pagamos en contribuciones, así como los fondos federales.

Casa Mia banner 1 b