Venden pruebas de embarazo “positivas” por Internet

Anuncio de una mujer vendiendo pruebas de embarazo "positivas" por Internet. Haga "click" sobre la imagen para verla en su tamaño normal.

Anuncio de una mujer vendiendo pruebas de embarazo “positivas” por Internet. Haga “click” sobre la imagen para verla en su tamaño normal.

La red internacional de comunicaciones, el Internet, se ha convertido con el paso de los años en una herramienta útil para la búsqueda de información, reencuentro con amistades y familiares, así como la compra y venta de bienes y servicios. Y a la hora de conseguir cosas para la venta, se encuentra de todo.

Ese es el caso de una mujer, que con tal de “tener un dinero extra” durante su embarazo, ha puesto en venta pruebas de embarazo con resultados positivos.

En la red social de Facebook, la mujer colocó un aviso en una página dedicada a compras y ventas llamada “Anúnciate Tijuana / TJ Ads”.

“Vendo pruebas de embarazo positivas, esto para tener un dinero extra durante mi embarazo, solo pido una ayuda de 200 pesos, la prueba se toma el mismo día que me la pides, la puedes usar para varias cosas como: Bromas, Enganchar a tu novio, pedir para el aborto y gastarlo en tus vacaciones. Bueno no importa personas interesadas InBox  (Es verdad)”, reza el aviso compartido como “público” por una tal Karla Montalvo.

La publicación de ese “anuncio”, provocó de inmediato las reacciones indignadas de varones, como por ejemplo la del conocido artesano puertorriqueño Richard Lee Cuevas, quien dio a conocer el asunto.

“Esto es un descaro. Atención hombres, miren esto y aprendan. De ahora en adelante, las pruebas de embarazo sospechosas háganlas ustedes con ellas de frente. Ya basta que nos sigan sacando dinero las abusadoras y listas. Hay que dejar de ser la billetera de las vividoras”, comentó Cuevas.

El Internet es un medio en el que se vende prácticamente de todo. Los vendedores de productos y servicios ponen a disposición de sus clientes los productos, leer sus especificaciones y finalmente adquirirlos. Un ejemplo de esto son las tiendas virtuales, que le dan al cliente rapidez en la compra, la posibilidad de hacerlo desde cualquier lugar y a cualquier hora.

Pero, cuidado con lo que se vende y lo que se compra.