Se inventa robo domiciliario en Cabo Rojo para empeñar las prendas de su tía

MAYAGÜEZ: Un sujeto que alegó haber sido víctima de un robo domiciliario cuando, según su cuento, dejó una puerta abierta con motivo de los sismos que han estado sacudiendo el Suroeste desde finales de diciembre, ahora enfrenta la probabilidad de ser encausado criminalmente por radicar una querella falsa en la Policía, luego de que se descubriera que las prendas que dizque se habían llevado “los pillos”, el “perjudicado” las había vendido en una conocida casa de empeño de la región occidental.

Iván Santiago Flores, de 32 años, residente en la calle Baldorioty de la urbanización Margarita, en Cabo Rojo, denunció que este pasado lunes en la madrugada, dos individuos vestidos con ropa negra y portando armas de fuego, entraron en su casa a sin forzar nada, “ya que una de las puertas estaba abierta por la situación de los temblores”.

Como parte de su “novela”, el sujeto alegó que los supuestos asaltantes le anunciaron el robo y le exigieron objetos de valor. Santiago Flores dijo que “les entregó” prendas de oro valoradas en $30 mil y $120 en efectivo.

Sin embargo, de la investigación realizada por el agente Wilkins Vélez, de la División de Robos de Mayagüez, surgió que la información brindada por Santiago Flores es totalmente falsa.

El individuo admitió que vendió las prendas de su tía, que se encuentra en Estados Unidos, en una casa de empeño ubicada en Mayagüez, obteniendo $1,400 en la transacción, según los recibos que se obtuvieron en la investigación. Santiago Flores le entregó el dinero a la Policía.

Se consultaba esta tarde con el fiscal José A. Criado Luna para la radicación de cargos criminales por brindar información falsa a la Policía y por apropiación ilegal.

Se llevan $30 mil en prendas de oro en robo domiciliario esta madrugada en Cabo Rojo

CABO ROJO: Un total de $30 mil en prendas de oro y $120 en efectivo fue el saldo de un robo domiciliario ocurrido a las 3:00 de la madrugada en una residencia localizada en la calle Baldorioty de la urbanización Margarita, de esa municipalidad del suroeste.

El perjudicado, identificado como Iván Santiago, narró que dos individuos vestidos con ropas negras y portando armas de fuego, entraron en su residencia sin forzar nada, ya que, según indicó el querellante, una de las puertas la habían dejado abierta por la situación de los temblores.

Los pillos anunciaron el robo y bajo amenaza exigieron objetos de valor.

Santiago les entregó las prendas y el efectivo.

Tras cometer la fechoría, los ladrones huyeron con rumbo desconocido. Santiago salió ileso.

La querella fue atendida preliminarmente por el agente Rodríguez y el sargento Vélez, del cuartel de Cabo Rojo, y luego referida al agente Wilkins Vélez, de la División de Robos de Mayagüez.