Culpan a falta de limpieza del Río Guanajibo… Cuantiosas pérdidas en la agricultura por inundaciones provocadas por las lluvias en el Oeste

HORMIGUEROS: Agricultores que operan en el área del valle compartido por los pueblos de Hormigueros, San Germán y Cabo Rojo, tuvieron pérdidas estimadas en decenas de miles de dólares, como resultado de las fuertes lluvias que afectaron la región durante el fin de semana, lo que provocó que se declarara un estado de emergencia en San Germán.

El agricultor Iván Cordero responsabilizó al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) por la falta de limpieza del río Guanajibo, que atraviesa estos municipios.

“Llevo tiempo diciendo que el Departamento de Recursos Naturales ha sido ineficiente, en el aspecto de que se han pedido los permisos y ellos no los han dado. Hay una inversión privada que está dispuesta para hacer la limpieza y el Departamento no gasta un chavo en eso. Pero, como decía ayer (domingo) el alcalde de San Germán (Isidro Negrón Irizarry), que el Departamento les da permiso a ellos para (limpiar) 200 metros; y con solo 200 metros (de limpieza autorizados) nosotros seguimos teniendo pérdidas, que se pudieron haber evitado”, expresó Cordero durante entrevista con LA CALLE Digital.

El joven agricultor dijo que, si el DRNA les hubiera dado el permiso, los agricultores hubiesen movido esa basura que se ha ido acumulando en el cauce del río.

“La burocracia y la ineficiencia nos ha llevado a hayamos tenido pérdidas este pasado fin de semana”, apuntó.

Sobre el papel del Departamento de Agricultura en esta situación, Cordero dijo que la excusa es que “no hay chavos”.

“Y con la burocracia que ellos tienen y con los recortes que están haciendo, pues es más importante bregar con la fachada política y olvidarse del agricultor, que verdaderamente es el que necesita el dinero, las ayudas y el conocimiento”, explicó Cordero.

Cordero comentó que la responsabilidad de la limpieza del río es del DRNA y que los agrónomos de área del Departamento de Agricultura, “son los que certifican cuando hay que mover bambúas (sic), cuando una finca se está viendo afectada por un cuerpo de agua, y se supone que haya agilidad en los permisos para poder mover eso y no haya daños significativos”.