Alcaldesa de Aguadilla amplía servicios en medio de emergencia de COVID-19

AGUADILLA: La alcaldesa Yanitsia Irizarry anunció el plan para la atención del coronavirus en su municipio, que cuenta con un centro de llamadas para apoyo emocional y canalización de casos.

En un comunicado de prensa se indicó que, en esta misma llamada, los aguadillanos podrán requerir ser atendidos a través del mecanismo de telemedicina y, de ser necesario, se les realizará la prueba de COVID-19 libre de costo.

Llamando al 787-819-1004, los residentes de Aguadilla podrán recibir apoyo emocional, psicológico y atención médica de ser necesario.

“Hemos creado un Comité para un auto reporte, donde los primeros respondedores habrán de ser evaluados por una enfermera, para determinar si están aptos para brindar servicios de emergencia a la ciudadanía, sin exponer su salud y evitando contagios en la población servida”, indicó la alcaldesa Irizarry.

La también exsecretaria de la Familia se expresó sobre el plan “Protección Dorada”, donde trabajadores sociales y voluntarios estarán monitoreando de cerca la alimentación y estado anímico de los adultos mayores de la comunidad, que podrían deprimirse en su aislamiento.

“Asimismo, hemos creado un comité interagencial y multisectorial para ganar la batalla contra el Coronavirus. El Municipio de Aguadilla, a través de la recién creada Oficina de Comunidades, Bienestar y Base de Fe, trabajará de la mano del tercer sector, desde la prevención de contagios, hasta la atención de los casos de COVID-19 que surjan. También contamos con un grupo médico de doctores y enfermeros en el laboratorio que ubica en el Aguadilla Mall, para atender esta emergencia de salud pública”, agregó.

La alcaldesa Irizarry enfatizó que los agentes de la Policía Municipal y la Estatal no tolerarán violación a la Orden Ejecutiva 2020-023 de la gobernadora Wanda Vázquez.

“Iniciamos una campaña agresiva para que el pueblo entienda que el tiempo se agota y si deseamos evitar muertes, tenemos la obligación de quedarnos en nuestra casa. Hasta el momento el pueblo ha sido receptivo, pero necesitamos que continúen obedeciendo y llevando el mensaje de quedarse en casa”, concluyó la alcaldesa.