Cierra una institución de la Prensa del Oeste… La Estrella… Mi escuela…

En la foto, tomada en 1983, de izquierda a derecha, aparece semioculto Carlos Currás, el licenciado Francisco "Pompy" González, uno de los abogados del periódico; El autor, cuando apenas tenía 17 años y ya escribía para el periódico; Don Pete Currás (QEPD), fundador de La Estrella; y, semioculto a la derecha, el colega periodista, Rafael Suárez Barceló (Archivo Julio Víctor Ramírez, hijo).

En la foto, tomada en 1983, de izquierda a derecha, aparece semioculto Carlos Currás, el licenciado Francisco “Pompy” González, uno de los abogados del periódico; El autor, cuando apenas tenía 17 años y ya escribía para el periódico; Don Pete Currás (QEPD), fundador de La Estrella; y, semioculto a la derecha, el colega periodista, Rafael Suárez Barceló (Archivo Julio Víctor Ramírez, hijo).

Por Julio Víctor Ramírez, hijo

Les confieso que de primera intención no creí la información sobre el cierre del semanario La Estrella, pues la fuente por la que me enteré era dudosa. Sin embargo, más tarde corroboré la triste noticia de que ese medio cerró sus operaciones de manera sorpresiva, agravándose la situación con el hecho de que sucedió en plena época navideña.

No voy a entrar en las consideraciones que tuvo la administración de ese semanario para concluir operaciones luego de casi 33 años de publicación ininterrumpida.

Personalmente, mis inicios en la prensa escrita (ya estaba en radio y en la TV local) fueron en ese periódico, cuando se llamaba La Estrella de Occidente, y estaba en la antigua calle Post, precisamente en el local que actualmente y desde hace años ocupa el periódico Visión. Posteriormente, las oficinas de La Estrella fueron trasladadas a la calle Ramos Antonini de Mayagüez.

Tenía yo apenas 17 años y estaba en el segundo semestre de mi primer año de estudios en el Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico, cuando llegué “de presenta’o” a la redacción del semanario, inaugurado un par de meses antes. Allí me atendió gentilmente Don Pete Currás, su fundador, quien luego de conversar conmigo, me dio la oportunidad de quedarme trabajando a tiempo parcial.

La Estrella tiene historia… En sus inicios batalló con un gigante de las comunicaciones como el desaparecido periódico El Mundo, con quien luchó para preservar una de las cosas más importantes que tiene un medio de comunicación… Su identidad.logo_laestrella_pr

Para hacer la historia larga, corta… En 1983, El Mundo intentó evitar la publicación de La Estrella de Occidente, porque hasta hacía algún tiempo publicaba un semanario llamado La Estrella del Oeste, y reclamaba como suyo el nombre. El caso llegó hasta los tribunales y finalmente La Estrella ganó el pleito, continuando así su publicación.

Don Pete había sido un alto ejecutivo de El Mundo, que en un momento dado decidió hacer realidad su sueño de tener su propio periódico y vio al Oeste como el sitio ideal para establecerlo. Era la época de las maquinillas, las cuartillas en papel, los rollos de 35 milímetros, el “cuarto oscuro” para revelar las fotos, que tenían que ser en “blanco y negro”.

En esa época, la redacción del semanario era encabezada por la periodista y profesora añasqueña Nélida “Muñeca” González; pero con el paso de los años por esa redacción pasaron periodistas de la talla de Rafael Suárez Barceló, Maelo Vargas Saavedra, Frank Gaud, Dailene Joan Rodríguez, Ileanexis Vera, José Sanabria (QEPD), Nedgar Cardona, Ramonita Gómez, Nydia Laracuente y otros tantos que prestigiaron esa publicación con sus “by-lines”. Su fotoperiodista de muchos años, lo fue el estimado amigo José “Coloso” Guzmán.aquaviva nuevo weekends

También en los comienzos, los propietarios y fundadores del periódico Visión, Feizal Marrero y Olga Marty, formaron parte de La Estrella, tanto en lo concerniente a ventas como en la distribución del periódico. Pero diferencias con Don Pete hicieron que el matrimonio Marrero-Marty tomara otro rumbo y fundara a Visión en 1985.

Honestamente les digo que lamento el cierre de La Estrella, que para algunos de nosotros fue un taller en el que nos pulimos como profesionales. En lo personal, tengo una deuda de gratitud con Don Pete Currás y su memoria, por haber creído en aquel adolescente, estudiante del Colegio, que llegó “de presenta’o” a pedirle una oportunidad.

Puedo decir con orgullo que estuve en los inicios de La Estrella.

Casa Mia banner 1 b

Comments

  1. Julio, no lei tu escrito completo por su naturaleza anecdótica, pero debo aclararte que la empresa está ante la consideración del Tribunal de Quiebras, con la posibilidad de una reorganización y volver a la carga.
    Mientras tanto, el Seguro por Desempleo nos ampara.

    Gracias por tu preocupación.

    Ramonita Gómez

  2. Eliezer Caro Martinez says

    Amigos.
    Espero que para beneficio de todos los residentes del área oeste pueda regresar a circular