El miedo de dormir bajo techo

MAYAGÜEZ: Probablemente hace una semana este panorama pudiera haber resultado hasta absurdo. ¿Dormir en una caseta de campaña frente a mi casa? ¡Nada que ver!

Sin embargo, luego de dos terremotos consecutivos y un numero ya incontable de sismos de diversas magnitudes, desde los menos perceptibles hasta los que nos pusieron el corazón en la garganta, esa idea aparenta ser lo más prudente en estos momentos de nuestra historia.

Si, historia… El terremoto de 1918 quedó en los libros de historia como referencia. La generación que lo vivió ya no está. De eso, solo nos queda el relato de nuestros abuelos y bisabuelos que lo vivieron.

Pero lo que estamos viviendo en el Suroeste de Puerto Rico, es historia. Los que habitamos nuestra hermosa isla, no habíamos experimentado esto. Lo que sabíamos era por lo que veíamos que ocurría en otras partes del Mundo. ¿Pero aquí?, “acho, eso no pasa”.

Por algo se han estado haciendo los ejercicios Shakeout y Caribe Wave, entre otros simulacros coordinados por la Red Sísmica de Puerto Rico, el Negociado de Manejo de Emergencias y los municipios. Por algo se dan orientaciones y charlas. Pero todo nos entraba por el oído derecho y nos salía por el izquierdo.

Tuvimos que literalmente sentir la sacudida de la tierra para enfrentarnos con la cruda y dura realidad de ver nuestros vecinos durmiendo en casetas de campaña en las aceras frente a sus hogares, por el racional temor de que su casa colapse sobre ellos y pase como con el terremoto del 7 de enero… Que los agarre durmiendo.

La misma escena la vimos en refugios que visitamos. Los refugiados de Guánica duermen en catres bajo carpas instaladas en el estacionamiento del coliseo Mariano “Tito” Rodríguez, porque no quieren dormir dentro de la instalación deportiva por miedo a que les caiga encima.

En la antigua Guardia Nacional de San Germán vimos casetas de “camping” fuera del edificio, aunque adentro se colocaron catres.

Y no los culpo. Al contrario, se lo aplaudo.

En medio de una entrevista radial (Con Base y Fundamento – WKJB 710), el gerente de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres del Municipio de Mayagüez, Israel Martínez Cuevas, elogió la práctica y comentó que no descartaba usar la caseta que había adquirido para su hijo, que es miembro de los Niños Escuchas.

Por último, no olvidemos, esto que estamos viviendo va a ser tema de conversación dentro de 100 años, de la misma forma que hoy hablamos del “terremoto del 18”. Se está escribiendo la historia.