Investigadores que se investigan

Por: Iván Vargas Muñiz, líder sindical del Oeste

La pasada semana nos enteramos, y ¡de qué manera!, que todos los funcionarios encargados de velar por que se cumplan las leyes y evitar la corrupción en el gobierno están inmersos en situaciones escandalosas.

La secretaria de Justicia, la licenciada Wanda Vázquez, y la presidenta de la Oficina Panel del Fiscal Especial Independiente (OPFEI), la licenciada Nydia Cotto Vives, están siendo investigadas por la Oficina de Ética Gubernamental. Pero además, las primeras dos funcionarias, se están investigando una a la otra y para colmo, Justicia investiga al Senado y este último investiga a la Comisionada Electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), Norma Burgos.

En fin, investigadores que se investigan.

Alguien pudiera decir que esto es una historia sacada de un libro de cuentos, o de una telenovela, pero no lo es. Esto es en vivo y a todo color en el propio gobierno de Puerto Rico. Sin embargo, lo que no debemos hacer es tomar esto como un chiste, o simplemente no darle la importancia que realmente tiene. Esto, señoras y señores, es un escándalo de grandes proporciones jamás antes visto.

Se le imputan a la Secretaria de Justicia violaciones éticas con relación a un proceso que llevaba el Departamento contra una persona que robó en la residencia de su hija. La propia secretaria admitió estar presente en una reunión de los fiscales del caso. Esto muy bien pudiera provocar, incluso, que el hoy convicto pida un nuevo juicio y la anulación de su sentencia por conflictos de interés. Esto es un ángulo que no ha sido discutido públicamente.

A la presidenta de la OPFEI, la investiga Ética porqué alegadamente incurrió en un posible conflicto de interés mientras ejercía como asesora legal de ADSEF, al tiempo que ejercía como presidenta de OPFEI. De hecho, la licenciada Wanda Vázquez indicó que la investigación de la Oficina del Panel del FEI ocurre porque ella destituyó del puesto a la directora de dicha oficina, algo que Cotto Vives desmintió mostrando la carta de renuncia.

En el caso de Vázquez, lo más increíble fue su reacción al conocer que era investigada, ya que se fue a algunos medios de prensa, como si fuera una líder política en plena campaña contra una adversaria de otro partido, a despotricar contra Cotto Vives y a tildar la investigación como una ocurrida por revanchismo, por supuestamente Vázquez haber destituido a Nydia Cotto de ADSEF.

Al Senado lo investigan por supuestos empleados fantasmas y a la Comisionada Electoral del PNP por la contratación de su hijo en la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

Sin embargo, estos no son los únicos escándalos que involucran a estas instituciones. Tenemos la situación con los vagones perdidos, las miles de paletas de agua abandonadas en la antigua base naval Roosevelt Roads, que Justicia se ha negado a investigar y el escándalo del “chat de Whatsapp”, donde encontraron causa solo contra el exjuez Ramos y exonerando prácticamente a todos los demás involucrados en el mismo.

Así las cosas, ya no nos queda ninguna institución de este país en la que podamos confiar, mucho menos en las que vienen obligadas a velar por las leyes de este país.