Así nadie “echa pa’ lante”… El Gobierno es el peor enemigo de los comerciantes en Puerto Rico

¿Cómo pretenden que se levante la economía, si el peor enemigo que tiene el comerciante es el propio gobierno?

En esta semana hemos sido testigos de cómo empresas han sufrido pérdidas económicas por la aparente falta de diligencia y rapidez de agencias gubernamentales al otorgar los permisos para que comerciantes, particularmente pequeños, puedan operar sus establecimientos y ayudar a echar hacia adelante la maltrecha economía de esta bendita isla.

Por ejemplo, el dueño de un negocio recién abierto en Mayagüez tuvo que esperar casi dos meses para conseguir los permisos gubernamentales para operar. Mientras tanto, estuvo pagando renta por el lugar y otros gastos, como por ejemplo energía eléctrica, sin aún haber tenido ni un dólar de entrada.

“Desde hace tiempo estábamos listos, e hicimos gestiones con suficiente tiempo de anticipación con las agencias, pero hemos tenido que esperar todo este tiempo. Sin ganancias. Y hemos cumplido al pie de la letra con todo lo que nos impusieron”, explicó el comerciante.

Mientras tanto, otro negocio que tenía pautado abrir a las 12:00 del mediodía el jueves de esta semana, no pudo abrir a esa hora, por “un papelito” que hacía falta. Después de llevar horas en la agencia gubernamental que les debía el documento, finalmente pudieron abrir a las 5:00 de la tarde.

Entre las 12:00 y las 5:00, los empleados uniformados se “estaban mirando las caras” dentro del negocio cerrado, cobrando, ya que a algún burócrata no le dio la gana de tener listo el documento del permiso para la hora de la apertura.

Esa es la historia con la que comerciantes, especialmente jóvenes emprendedores, se encuentran cada vez que tienen un proyecto.

 

Y todavía preguntan por qué la gente se está mudando.

 

Cunde pánico entre pequeños comerciantes de Aguada

AGUADA:  Dueños de negocios y cafeterías que efectúan ventas ambulantes a orillas de las diferentes carreteras del área noroeste, se mostraron preocupados el lunes ante los robos perpetrados por varios delincuentes contra 2 establecimientos localizados en esta población. Mientras las autoridades policíacas se han comprometido a redoblar la vigilancia preventiva en los sitios afectados, los pequeños comerciantes implementan medidas de seguridad.

La incidencia de asaltos se suscitó el 11 de este mes a eso de las 12:40 de la madrugada, cuando 3 encapuchados portando armas de fuego y un bate de madera arribaron a un negocio de cómida rápida ubicado frente a la carretera 115, a corta distancia del Parque Estatal de Bomberos de Aguada. Tras intimidar y golpear con un objeto contundente al propietario Henry Turcio Hunt, los asaltantes lo privaron de $210 en efectivo, producto de las ventas del “fast-food”.  El perjudicado debió recibir asistencia médica a causa de la agresión que sufrió.

Tres días después, dos encapuchados aparentemente miembros de la misma ganga, irrumpieron en la pizzería rodante “Game Addicts”  instalada frente a la vía estatal número 2 en el municipio de Aguada. La pareja armada de un revólver y de un bate de madera, despojó de $250 al empleado Benjamín Méndez Pérez.  Los desconocidos huyeron del sitio sin ocasionarle daño físico al señor Méndez Pérez.

Comerciantes centro de Mayagüez furiosos con alcalde

El comerciante Sergio Zeligman en entrevista con Julio Víctor Ramírez,hijo–WABA 850/Cybernews

MAYAGUEZ:  Al denunciar que no se respetaron acuerdos previos para que el comercio local disfrutara  también de la bonanza que dejaría la celebración del Aniversario del ELA en este municipio, el Presidente de la Asociación de Comerciantes de Mayagüez, señor Sergio Zeligman, expresó sentirse frustrado y molesto con el alcalde José Guillermo Rodríguez. En declaraciones a La Calle Digital, Zeligman indicó que con la anuencia de las autoridades municipales se permitió la instalación de puestos de venta frente a las puertas de entrada de sus establecimientos.

Esto, a opinión del líder de los comerciantes mayaguezanos, provocó que unos 10 dueños de negocios se vieran forzados a no abrir hoy miércoles. Entre los puestos  ubicados en las calles había locales dedicados a la venta de toda clase de frituras, refrescos, recordatorios, hielo y refrigerios. ” Nos pusieron esos negocios frente a los nuestros, impidiendo el libre paso de los clientes”, apuntó Zeligman.

Aunque hubo funcionarios del municipio mayaguezano que responsabilizaron de la situación a la Policía, a Zeligman no parecieron satisfacerle las excusas. El conocido líder comunitario  asegura que muchos días antes de las actividades de la conmemoración de la Constitución del ELA, desde el municipio le indicaron que ellos no se verían perjudicados. Sin embargo, al final no se respetaron los acuerdos.