Así nadie “echa pa’ lante”… El Gobierno es el peor enemigo de los comerciantes en Puerto Rico

¿Cómo pretenden que se levante la economía, si el peor enemigo que tiene el comerciante es el propio gobierno?

En esta semana hemos sido testigos de cómo empresas han sufrido pérdidas económicas por la aparente falta de diligencia y rapidez de agencias gubernamentales al otorgar los permisos para que comerciantes, particularmente pequeños, puedan operar sus establecimientos y ayudar a echar hacia adelante la maltrecha economía de esta bendita isla.

Por ejemplo, el dueño de un negocio recién abierto en Mayagüez tuvo que esperar casi dos meses para conseguir los permisos gubernamentales para operar. Mientras tanto, estuvo pagando renta por el lugar y otros gastos, como por ejemplo energía eléctrica, sin aún haber tenido ni un dólar de entrada.

“Desde hace tiempo estábamos listos, e hicimos gestiones con suficiente tiempo de anticipación con las agencias, pero hemos tenido que esperar todo este tiempo. Sin ganancias. Y hemos cumplido al pie de la letra con todo lo que nos impusieron”, explicó el comerciante.

Mientras tanto, otro negocio que tenía pautado abrir a las 12:00 del mediodía el jueves de esta semana, no pudo abrir a esa hora, por “un papelito” que hacía falta. Después de llevar horas en la agencia gubernamental que les debía el documento, finalmente pudieron abrir a las 5:00 de la tarde.

Entre las 12:00 y las 5:00, los empleados uniformados se “estaban mirando las caras” dentro del negocio cerrado, cobrando, ya que a algún burócrata no le dio la gana de tener listo el documento del permiso para la hora de la apertura.

Esa es la historia con la que comerciantes, especialmente jóvenes emprendedores, se encuentran cada vez que tienen un proyecto.

 

Y todavía preguntan por qué la gente se está mudando.

 

Preocupante cierre de negocios y decenas al desempleo en Mayagüez

Notificación en la puerta sobre el cierre de operaciones de Fuddruckers en Mayaguez.

Notificación en la puerta sobre el cierre de operaciones de Fuddruckers en Mayaguez.

MAYAGÜEZ: Haciendo un recorrido el lunes en la noche por la Sultana del Oeste, LA CALLE Digital se percató del sorpresivo cierre del restaurante de comidas rápida Fuddruckers, localizado en el área comercial Plaza Sultana, frente a la carretera PR-2 y la urbanización del mismo nombre. Sin embargo, ese es uno de varios negocios reconocidos que se han visto forzados a cerrar sus puertas.

Tan reciente como este pasado domingo, fue el último día de operaciones del establecimiento, que no llevaba tres años de haber abierto al público.

Las especulaciones no se hicieron esperar sobre las razones del cierre. Desde el pago de la llamada Patente Nacional, impuesta por la actual administración gubernamental, hasta lo alto de los precios de los productos fueron algunas de las posibles razones del cese de operaciones.

El letrero apagado de Fuddruckers.

El letrero apagado de Fuddruckers.

“Allí por un hamburger, pretendían cobrar la vaca entera”, comentó uno de varios cibernautas que cuestionaron los altos precios del establecimiento con respecto de otros, del mismo ramo, que quedan a corta distancia.

Otro establecimiento que cerró en estos días lo fue el restaurante Pizzería UNO, que llevaba más de 15 años localizado en el centro comercial Mayagüez Mall. Como cuestión de hecho, los propietarios de la franquicia de Pizzería UNO en la Isla, habían anticipado desde hace varios meses, el cierre del establecimiento.

No obstante, lo que tomó por sorpresa fue la confirmación de que la mueblería Casa Pitusa, que está localizada en el centro comercial Vista Verde, cerrará operaciones efectivo el próximo 28 de febrero. Las notificaciones de despido fueron ya entregadas a los empleados de esa empresa, según lo pudo constatar LA CALLE Digital.

Pizzería UNO del Mayaguez Mall fue otro negocio que cerró operaciones en estos días en Mayaguez.

Pizzería UNO del Mayaguez Mall fue otro negocio que cerró operaciones en estos días en Mayaguez.

Se anticipa que otro restaurante estaría cerrando sus puertas en el centro comercial Western Plaza, mientras que una sucursal bancaría que está frente a la carretera PR-2, estará cerrando debido a que se alega que paga cerca de 16,000 dólares de renta, cuando a muy corta distancia tiene otras sucursales.

También, recientemente cerró el negocio de venta de emparedados Quiznos, que por años estuvo localizado en el Medical Emporium, frente al Centro Médico de Mayaguez.

No obstante, el cierre de negocios dentro de la jurisdicción de Mayagüez no es de ahora. La situación se ha venido agravando recientemente, pero desde hace unos años ha sido consistente el cierre de negocios en el centro de la ciudad. Basta con ver la cantidad de locales vacíos de tiendas que por décadas habían sido sinónimo de movimiento comercial en la zona.

Uno de los casos más notorios fue el cierre de la tienda Las Gangas, propiedad de Sergio Zeligman, que se vio forzado a poner fin a su operación, luego de más de 40 años.