En cuarentena el Secretario de Salud tras estar en contacto con un positivo a COVID-19

MAYAGÜEZ: El secretario de Salud, doctor Lorenzo González Feliciano, se fue en cuarentena de forma preventiva, luego de haber estado en contacto con una persona que dio positivo a COVID-19.

“Fui notificado de que soy un contacto directo de una persona que arrojó un resultado positivo a COVID-19. Dicha persona me identificó como un contacto, por lo que el Departamento de Salud y su división de rastreo de contactos, me informó sobre la situación. Dicha situación me obliga a permanecer en cuarentena, por los próximos días.

Debido a que la exposición fue en días recientes, y dado a que soy considerado un trabajador de la primera línea de respuesta, próximamente me realizaré la prueba de COVID-19, según dictan los protocolos. No obstante, debo aclarar que me mantendré atendiendo todos los asuntos del Departamento de Salud de manera remota.

Reitero que el COVID-19 no discrimina, por lo que todos, de una forma u otra, estamos expuestos al virus. Es por esto por lo que cobra relevancia el uso de mascarillas en todo momento, el distanciamiento físico y el lavado de manos, como herramientas para evitar el contagio. Igualmente, toda persona que estuvo expuesta al virus debe ser responsable y tomar las medidas establecidas para no propagar el virus. El llamado es a seguir las reglas y no poner la vida de otros en riesgo”, expresó el doctor González Feliciano.

Coronavirus: Ansiedad, estrés y miedo ante el futuro, principales problemas de los latinos durante el confinamiento

Por: PRNewswire-HISPANIC PR WIRE

MIAMI: Según la Oficina del Censo, en Estados Unidos viven cerca de 59 millones de hispanos, una cantidad suficiente para ser ya el segundo gran grupo de población del país y el que más crece, con un 18 por ciento del total. Para saber cómo está afrontando el confinamiento contra el coronavirus este importante grupo social, HolaDoctor, compañía líder en salud y bienestar para la población hispana en Estados Unidos, ha realizado una encuesta entre los latinos.

Los resultados de esta encuesta son elocuentes: el largo confinamiento y la incertidumbre que provoca el avance de la enfermedad están dañando a la población de origen latino. Un 20.3 por ciento de los encuestados reconoce que está sufriendo ansiedad, mientras que un 15.7 dice tener problemas para dormir y otro 15.7 por ciento padece mayor estrés.

Además, casi un tercio de los encuestados asegura que tiene miedo ante lo que pueda depararle el futuro. Por último, casi el 12 por ciento confiesa que ha aumentado de peso.

En la encuesta también se preguntaba por las condiciones de vida en que la comunidad latina afronta estas circunstancias. En general, las familias hispanas viven en grupos numerosos: casi un 25 por ciento lo hace en familias de cinco miembros o más, mientras que los hogares con cuatro personas superan el 15 por ciento y las que tienen tres personas son más del 25 por ciento.

Con dificultades para encarar la emergencia médica

Una parte de la encuesta lanzada por Hola Doctor busca también conocer el estado de la protección médica de que dispone la ciudadanía latina. Así, un 34.5 por ciento considera que tiene suficiente cobertura con su seguro médico para hace frente al COVID-19.

Sin embargo, un 26.5 piensa que debería ampliar su cobertura y casi un 13 por ciento reconoce que su seguro médico es insuficiente para esta coyuntura. Además, cerca del 26 por ciento muestra su desprotección y confiesa que no tiene seguro médico.

A estos datos de protección médica hay que sumar que casi la mitad de los hispanos de Estados Unidos asegura que al menos una persona de su entorno familiar ha sufrido recortes salariales o despidos por culpa del coronavirus. Este dato, revelado por Pew Hispanic Center, contrasta con la media nacional, que rebaja al 33 por ciento la cantidad de personas que cita ese problema en su hogar. Los trabajadores latinos están sufriendo especialmente el azote de la crisis sobre la economía, puesto que al menos 8 millones de ellos trabajaban en la hostelería, uno de los sectores más castigados.

Salir del confinamiento, lo más tarde posible

Por otro lado, la encuesta de HolaDoctor busca conocer la opinión de la población de origen hispano ante el desconfinamiento. La gran mayoría, casi el 65 por ciento, considera que la situación de cuarentena debería prolongarse al menos hasta el 1 de junio. De hecho, un 35 por ciento dice que debería durar más allá del 15 de junio.

En general, los encuestados rechazan un desconfinamiento inmediato: solo un 15 por ciento considera que debería hacerse ya mismo.

Además, más del 50 por ciento de los participantes en la encuesta piensa que cada estado de la Unión deberá imponer su propio programa de salida de la cuarentena.

Cerrado el cuartel de la Policía de Las Marías… Y se asegura que los contagios pudieron haberse evitado

LAS MARÍAS: Este tranquilo pueblo localizado en la zona montañosa del Oeste hasta hace unos días era de los pocos pueblos en Puerto Rico que no reportaba ningún caso positivo de COVID-19, hasta que el martes se tomó la determinación de cerrar el cuartel de la Policía Estatal.

Un agente que fue enviado a mantenerse en aislamiento se comunicó con la redacción de LA CALLE Digital para denunciar que la situación pudo haberse evitado de haber actuado a tiempo.

Reproducimos la comunicación del agente, a quien le protegemos su identidad:

“Soy un agente estatal de la Policía de Puerto Rico y trabajo para el Distrito de Las Marías. En este momento me encuentro en cuarentena por ser caso sospechoso de COVID-19 en mi hogar. Además de mí hay alrededor de 14 compañeros y la cuenta va en aumento.

Desde un principio que el hijo de un compañero, que es enfermero en un hospital en Mayagüez, salió positivo al virus, y exigimos que se tomara la decisión de cerrar el cuartel y proceder con la descontaminación adecuada por la compañía que se encarga de la misma y solo se tomó la decisión de mandar en cuarentena al oficial, padre del enfermero.

También envió a otro agente que visitaba el hogar del compañero con su hijo infectado e inclusive almorzaba allí. No tan sólo el agente le dijo al teniente que su hijo había dado positivo a micoplasma y que entendía que lo tenía que poner en cuarentena y lo que le contestaron fue “que no se preocupara que quizás era por un catarro u otra cosa”, y de manera incorrecta al protocolo le informó que siguiera trabajando. Hasta que cinco o seis días después nos reunieron en la oficina para darnos la terrible noticia de que el hijo del agente había dado positivo al COVID-19.

Han dicho que nos han dado mascarillas y demás equipo, y que han limpiado y desinfectado el cuartel, cuando no ha sido así.

Los únicos que han sacado la cara por nosotros ha sido el alcalde Edwin Soto y el director de Manejo de Emergencias, Luis Ángel Muñiz, desinfectando en lo que pueden y trayéndonos algo de guantes y mascarillas. También ciudadanos que no conocemos, y son esos héroes anónimos que no dieron sus nombres, nos dieron algunos productos de limpieza y mascarillas. Y el dueño del local la Casa del Jeep improvisó unas viseras para nosotros libre de costo.

Hoy día reina la preocupación y desesperación por la negligente inacción de nuestros superiores que se dedican a buscar protagonismo haciendo caravanas con recursos de la agencia para aplaudir en hospitales y supermercados. Es indignante que hasta tuviéramos que gastar de nuestros bolsillos para con desespero hacernos las pruebas, y más triste enterarnos de muchos resultados positivos a micoplasma, incluyéndome a mí.

Para colmo, también enterarnos que la familia completa del compañero padre del enfermero dio positivo a COVID-19 y lo presuntamente lo taparon.

Dios nos cuide a todos y lamento mucho tener que escribir una noticia como esta. Ya verán que cuando investiguen ustedes, les dirán que nos han dado de todo y desinfectado mintiendo como siempre. Espero en Dios que no nos pase nada, ya que hay gente muriendo aun sin complicaciones de salud y poder acompañar a nuestros jefes a aplaudir por los supermercados y demás lugares.

Dios les bendiga…”, cierra la cita del mensaje de correo electrónico recibido por LA CALLE Digital.