A 74 días de María… ¿Tenemos que pegar fuego para que nos hagan caso?

fuego residenciales wm

Por Julio Víctor Ramírez, hijo

La pregunta que se formula como título de este artículo es la que mucha gente se hace luego de enterarse que la acción de algunos sujetos vecinos de dos residenciales públicos de Mayagüez, de quemar escombros en el medio de la carretera y lanzar piedras u otros objetos contra vehículos; trajo como resultado “una vista ocular” y una reunión en los predios del Estadio Isidoro “Cholo” García de Mayagüez para atender a los residentes de esos proyectos de vivienda pública.

Al momento en que se redacta esta nota, van 74 días desde el azote del huracán María… 74 días en los que un número sustancial de la población de Puerto Rico lleva sin el servicio de energía eléctrica, sin contar los que están “sin luz” a 89 del huracán Irma.

Todo a pesar de las promesas del Gobierno de Puerto Rico de restablecer el importante servicio, del que depende la salud y la vida de muchas personas.

pinchera de papanacho

La gente ha esperado “pacientemente”, teniendo que soportar las filas para conseguir agua, comida, hielo, gasolina y, en un momento dado, hasta su propio dinero en los bancos y cooperativas. Pero esa paciencia tiene un límite.

Dejando el record claro, LA CALLE Digital y el autor de este escrito respetan el derecho a la libre expresión, pero en ningún momento condonan la violencia, la intimidación ni el vandalismo.

Sin embargo, es bien fácil para un funcionario de gobierno pedir “calma y paciencia” al pueblo desde la comodidad del Centro de Convenciones, y contando con luz en su casa, o si no, con una buena planta eléctrica debidamente aprovisionada con combustible.

Pero… ¿Qué mensaje les estamos enviando a las comunidades cuando se cede rápidamente al vandalismo, por encima de la gente que ha estado esperando la misma cantidad de tiempo de forma RESPETUOSA dentro de su enojo y molestia?

Alo & John RUMBA

Una amiga de la red social Facebook escribió:

“Esta vez no hay procesos de votaciones cerca que yo sepa… Así que no somos de interés para ellos…

Sin embargo, nos envían el mensaje que protestar violentamente y recurrir a los medios para este fin, ¡Si es efectivo!

Injusto por demás, que nosotros y nuestros seres queridos, enfermos, encamados y la mayoría envejecientes, sigan pagando, con un problema que independientemente de María, siempre lo tuvimos, y a pesar de nuestras gestiones nunca hubo soluciones. ¡Solo excusas! Entonces, ¿No es esto violar nuestros derechos? ¿Quién protege a los envejecientes y enfermos? ¿A las comunidades alejadas?

¡Pero, no! Esto lo dejan para cuando necesitan votos, y ni tanto por que por aquí… ¡Nadie se asoma!”

¿Pero qué tenemos? Políticos que “sacan pecho” diciendo que “que llevaron luz” a tal lugar…

Parece mentira que en lugar funcionarios proactivos, con los que contamos meramente reaccionen… Pero ese es el mensaje que le envían al pueblo: “De la única manera que los atendemos enseguida es que armen líos”…

Prenden fuego en medio de los carriles… Siguen incidentes violentos esta noche entre residenciales Concordia y Monte Isleño

incidentes en residenciales wm

MAYAGÜEZ: En la continuación de los incidentes de violencia que se han estado suscitando en el tramo de carretera que discurre entre los residenciales públicos Concordia y Monte Isleño de la Sultana del Oeste, desconocidos incendiaron gomas y material vegetal en los carriles de esa vía.

Informes recibidos el lunes en la noche en la mesa de redacción de LA CALLE Digital indican que se escucharon hasta detonaciones en el lugar, aparte de los sujetos que estaban lanzando piedras y objetos contra los vehículos. Versiones insisten en que los actos violentos son en supuestas “protestas” por la falta de energía eléctrica y recogido de escombros.

pinchera de papanacho

Se alega que efectivos de la Cuerpo de Bomberos y paramédicos trataron de llegar al área, pero fueron recibidos a botellazos y pedradas.

“Es de ambos lados la cosa”, explicó uno de los funcionarios que estaba en el lugar, que pidió que se protegiera su identidad ante lo peligroso de la situación.

Se esperaba la acción de las autoridades para controlar la situación.

Alo & John RUMBA