Mudanzas a Estados Unidos provocan problemas para reclutar jurados en el Tribunal

Fragmento de una carta enviada a un potencial jurado que se mudó a los Estados Unidos.

Fragmento de una carta enviada a un potencial jurado que se mudó a los Estados Unidos. Haga “click” sobre la imagen para ampliarla.

Imagínese que por la seria crisis económica que atraviesa Puerto Rico, usted o algún familiar tomó la decisión de mudarse a alguno de los 50 estados de los Estados Unidos, buscando estabilidad financiera o una mejor calidad de vida; y que luego de haber tomado esa decisión y haberse mudado, al par de años recibe una comunicación de la Administración de los Tribunales requiriendo su presencia como potencial candidato a jurado.

Esta situación le ha pasado a varios exresidentes de Puerto Rico, que han recibido cartas a amenazándolos con declararlos “incursos en desacato” si no se presentan al Centro Judicial del área donde anteriormente tenían su domicilio.

02-10-2017 05_54_47PM primera parte borrado wm

Texto completo de la carta.

O peor, que venga de vacaciones a visitar a su familia y encuentre que contra usted se ha emitido una orden de arresto, porque no compareció al tribunal en la fecha que se le indicó y no había nadie en su antigua dirección que recibiera la carta, que pudiera avisarle.

Ese tipo de situación se está produciendo en Puerto Rico, y ya son varios los casos de personas que ya se han establecido de forma permanente en otros estados, a los que se les ha amenazado con declararlos en desacato al Tribunal, por la sencilla razón de que se mudaron y nunca se enteraron de que los habían citado como jurados. O sí se enteraron, ya era tarde.

Ha habido casos en los que alegan haberle contestado al Tribunal, pero aun así los siguen citando.

LA CALLE Digital tuvo acceso a una carta enviada a un ciudadano, que desde hace casi tres años reside en el estado de Arizona, al que citaron al Centro Judicial de Mayagüez como potencial candidato a jurado, que no recibió la primera misiva, y que por consecuencia lógica no la pudo contestar aclarando que ya no vive en Puerto Rico. La segunda carta no fue tan cordial como la primera.

Recomendación si ya usted se mudó a cualquiera de los estados, delegue en algún familiar o amigo que esté pendiente y le avise de inmediato si le llega correspondencia en su antiguo domicilio, pues naturalmente no todo el mundo está enterado de que usted se mudó.

Alo & John nudipizza del amor

La columna de Iván: #yonomequito… Un gran lema para una campaña sin sentido

yonomequito pregunta 1Por: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA-AAA

YO NO ME QUITO…

Con este lema hay toda una campaña a través de distintos medios de comunicación, billboards y redes sociales en la que artistas y distintas personalidades han participado. Una campaña, supuestamente para tratar de convencer a los que aún estamos en esta isla tratando de vivir el día a día, para que nos mantengamos aquí y no tomemos el rumbo que miles de boricuas han tomado.

Todos los días vemos informes periodísticos, acerca de la ola de puertorriqueños que abandonan el país, en busca de mejorar su situación económica, por alguna oferta de empleo, tal vez por mejores servicios de salud o simplemente porque quieren tener nuevas experiencias en su vida.

Cualesquiera que sean las razones, lo cierto es que se está vaciando nuestra isla, debido a la depresión económica que vive, tanto el gobierno, como los puertorriqueños. Sin embargo, a los que decidieron partir a nuevos rumbos, no podemos, ni culparlos, ni llamarlos con epítetos ni mofarnos, ni estigmatizarlos, porque cada cual tiene el derecho de buscar su mejor porvenir.02-27-16 aquaviva UNNA

Lo que estamos viviendo en nuestra isla no es fácil. Incluso, los que tenemos un empleo permanente con alguno que otro beneficio, la estamos pasando duro.

Ya, hasta para hacer la compra hay que tomar toda clase de decisiones, porque si llenamos el carrito, nos corremos el riesgo que padecer de otras de las necesidades básicas. Este pueblo ha llegado al punto de que tiene que escoger entre pagar la mitad de la luz, la mitad del agua o hacer la mitad de la compra, para que me sobren aunque sea diez pesitos para echar gasolina.

Por lo tanto, todo aquel que consigue mejores oportunidades, lógicamente las va a aceptar, no importa dónde sea.

Soy de los que piensa que el concepto #YONOMEQUITO, es uno que puede llevar un gran mensaje. Por ejemplo, para estimular a los estudiantes a terminar su cuarto año y continuar hacia una carrera universitaria, o una persona que está luchando contra una enfermedad, para estimularlo a seguir luchando, o a quien está pasando por momentos sumamente difíciles o está tratando de salir de las drogas, una campaña con un mensaje claro le puede ayudar.

Lo que me preocupa de esta campaña, es que hace ver a aquellos que tuvieron que irse del país, como personas que decidieron quitarse, o tal vez como traidores. Esta campaña, aunque pudiera tener las mejores intenciones, se está viendo por mucha gente, como una crítica o una recriminación. Pienso que es un gran lema, que puede tener un sentido de estímulo, pero no ha sido bien estructurado.

De hecho, como sindicalista el usar este lema en los momentos más álgidos de la lucha sindical, sirve para que nuestros compañeros trabajadores se mantengan firmes en una línea de piquete, en una asamblea o en alguna actividad sindical.

Casa Mia banner 1 b

Decir en medio de una manifestación YO NO ME QUITO, tiene el efecto de avivar las ganas de seguir adelante en la lucha. Así de impactante puede ser, si se estructura bien esa campaña. De hecho, a través de las redes sociales, en un fan page creado para esa campaña, los promotores han tenido que salir a explicar lo que se pretende conseguir con la misma, tratando de disipar los comentarios negativos hacia esta campaña.

De mi parte, le sugiero a los organizadores de la misma, que evalúen todo lo que se ha comentado sobre esta campaña, lo negativo y lo positivo y se utilice para elaborar una buena campaña con un mensaje claro hacia lo que se pretende y no un mensaje genérico, ambiguo y que se presta para todo tipo de especulación, ante la falta de sustancia del mensaje.

Aunque creo que, dada la situación en que estamos viviendo, en la que la planificación que hacemos ya no es a largo plazo, sino que vamos día por día, si se va a elaborar algún tipo de campaña de medios para estimular al pueblo a luchar por su familia, o por su país, lo que se elabore debe ser algo que no tenga el efecto de insinuar que el que se fue, se quitó, porque realmente no es así.

El que se fue a buscar una mejor vida, aun cuando sea fuera de ésta isla, no significa que se quitó, sino que simplemente sigue adelante desde otro lugar.

Me quito o no me quito…

La campaña #yonomequito ha levantado controversia y las reacciones no se han hecho esperar.

La campaña #yonomequito ha levantado controversia y las reacciones no se han hecho esperar.

“Rendirse ante la adversidad es mostrarse de su parte” – Diego de Saavedra Fajardo

Por: Héctor Pérez

Otra campaña más que busca quitar el pesimismo de la gente que está en nuestra isla. Esta vez la campaña #yonomequito (yo no me quito) busca animar a las personas que no se han ido aun de la isla a darle valor para que se queden. Interesante cuando tienes que hacer un movimiento para animar a la gente a quedarse en Puerto Rico.

Como si se tratara de ánimo el decidir quedarse o no quedarse. La realidad es otra. Las familias se mudan a los Estados Unidos, no por que se quieran quitar, se mudan porque tienen que buscar la forma de alimentar a sus hijos, a su familia, a ellos mismos.

Es más interesante cuando vez que las personas que promueven el movimiento, sin querer criticarlos, son personas que actualmente trabajan y tienen su buen sueldo. Pregunten a una persona que lleve un año desempleado o quizás más tiempo sin trabajar que opina. Es posible que esos mismos que apoyan el movimiento pensaran de otra forma si no tuvieran trabajo por más de un año o tal vez no encuentren empleo en donde estudiaron.02-27-16 aquaviva UNNA

La situación no está fácil para las personas que vivimos en esta isla. Es bonito tratar de criticar a los que se van de la isla desesperados por la falta de recursos, pero cuántos se han puesto en su lugar. Pregunte a alguno que se esté embarcando cuánto tiempo lleva sin trabajar… Pregunte la razón por la cual se va.

Es bonito criticar a los que se van… Pero, ¿Y si usted no tuviera trabajo? ¿Criticaría de igual forma? No hay trabajo y eso lo sabemos todos. Para las personas que están empleadas es fácil decir que esta gente es cobarde y se va al ver los primeros vientos del huracán.

Vivir con el agua más arriba del cuello no es fácil, los meses pasan rápido y las cuentas llegan puntuales. ¿Cómo podemos alimentar a una familia cuando el salario es “0”?

No me vengan con el cuento de la tarjeta de la familia, ya que esa ayuda no es para todos y es solo un alivio, no es para cumplir con todas las necesidades. Una familia común no tiene la tarjeta de la familia. Es ese momento cuando la noche pasa lenta y el sueño no llega, que te das cuenta que hay empleos en otros países y aquí no lo hay. Te encuentras con la realidad de que la casa la perderás y a nadie le va a importar, ya que a los bancos no le interesa nada de usted. Ellos lo que buscan es cobrar y nada más.

Cuando abres la nevera y solo está el galón de agua y está a mitad, recuerdas que no tienes para hacer compra.

Miras por la ventana y vez el anuncio “Yo no me quito” y te dan deseos de ir y pegarle fuego al letrero. No se trata de valentía, no se trata de ser cobarde, no se trata de comodidad, hablamos de necesidad, de comer, de darle lo mejor a una familia que mira con desespero qué comer.

Esta campaña viene a desunirnos de nuevo. No basta con los problemas diarios que ya enfrentamos para que alguien con ideas fabulosas y sueldos por las nubes invente este movimiento para hacer crecer el odio hacia la humanidad. ¿Qué saben los que promueven este movimiento del hambre que se pasa en sus hogares?

Casa Mia banner 1 b

Encima critican a los que se quedan sin trabajo y consiguen un mejor futuro en Estados Unidos.

Lo siento, pero veo este movimiento como uno de odio para el que no tiene otros recursos y quiere irse a darle lo mejor a su familia. Hagamos una mejor campaña, “yo te daré trabajo” y veremos cuantos se unen. Así veremos cómo la gente se motiva a quedarse y trabajar por su país.

Sobre el autor:

Héctor Pérez es periodista, profesor universitario, escritor, investigador y pensador. Expresidente del Overseas Press Club. Este y otros escritos, los encontrará en su blog El Profe.

 

Historias relacionadas:

La columna de Iván: #yonomequito… Un gran lema para una campaña sin sentido

Se mudaron a Estados Unidos 56 mil boricuas profesionales y 246 mil pobres desde el 2006

Cada día son más las personas que deciden irse de Puerto Rico (Archivo).

Cada día son más las personas que deciden irse de Puerto Rico (Archivo).

CAYEY: Desde que empezó la actual depresión económica en el año 2006 hasta el 2014, se han mudado 609,000 personas de Puerto Rico hacia Estados Unidos. A su vez, han regresado de Estados Unidos a Puerto Rico 243,000.

Por esto, el Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico en Cayey informó que la mudanza neta de Puerto Rico a Estados Unidos ha sido de alrededor de 366,000 personas para el referido periodo que cubre nueve años. De éstos, un 15 por ciento (56,000) tenían un bachillerato o grado superior, lo que pudiese representar una fuga de cerebros significativa.

Estos datos se desprenden de la Encuesta sobre la Comunidad de Puerto Rico, realizada por el Negociado del Censo.02-27-16 aquaviva UNNA

“Si bien es cierto que en la migración hacia Estados Unidos hay una representación proporcional de todos los niveles de escolarización de Puerto Rico, no es menos cierto que en términos absolutos ha ocurrido una disminución del acervo de capital humano. Sin embargo, cuando se habla de migración es vital tomar en consideración a las miles de personas que regresan de Estados Unidos a Puerto Rico. Es cierto que todos los años vienen y van profesionales pero en términos netos son 56,000 profesionales menos. Estos y estas muy probablemente estudiaron en Puerto Rico ya sea en las instituciones del estado o en centros educativos privados que gozan de exenciones contributivas; en ambos casos son subvenciones que hace el gobierno de Puerto Rico y que se complementan con fondos federales”, indicó el doctor José Caraballo Cueto, director del único CIC en Puerto Rico, ubicado en el Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias de la UPR-Cayey.

En un comunicado de prensa se informó que un 13 por ciento de los emigrantes profesionales de Puerto Rico hacia Estados Unidos estuvo desempleado durante el periodo 2005 a 2009, tasa que subió a 17 por ciento entre el 2010 y el 2014. Y es, de hecho, durante el periodo 2010 a 2014 cuando la migración neta de profesionales aumentó en promedio un 16 por ciento (1,500 profesionales más) con respecto al periodo 2005 a 2009.

“Es importante señalar que esta no es una situación irreversible. Varios estudios indican que este patrón está ligado a la depresión económica por lo que si se reactiva la economía se podrá ver un descenso en este drenaje de cerebros e inclusive una migración de retorno como ocurrió en la década de los 70”, analizó Caraballo Cueto.

Casa Mia banner 1 b

Sin embargo, no todos los que se mudan hacia Estados Unidos son profesionales con un bachillerato o grado superior. De hecho, desde que inició la depresión económica en Puerto Rico han migrado en términos totales unos 246,000 de personas pobres hacia Estados Unidos.

Según el CIC, si esas 246,000 personas pobres no hubiesen migrado, la tasa de pobreza de Puerto Rico ascendería a un 50 por ciento para el año 2014 en vez del 46 por ciento que se registró.

Iván comenta: El último que salga… ¡Cierre con llave!

Cada día son más las personas que deciden irse de Puerto Rico (Archivo).

Cada día son más las personas que deciden irse de Puerto Rico (Archivo).

Por: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA/AAA

La difícil situación económica que atraviesa el país, ligado a la falta de empleos en Puerto Rico está provocando que muchos puertorriqueños estén considerando irse del país y otros miles que ya dieron ese paso. Suena fuerte que esto esté pasando en un país donde son muchas las ayudas federales que se reciben, no solo a través de programas que van directo a los ciudadanos, como lo es el Programa de Asistencia Nutricional (PAN), Seguro Social Federal, sino también a través de fondos directos que recibe en gobierno estatal para brindar servicios a la ciudadanía.

La gran cantidad de legislación para aumentar los impuestos, como las dos “Cruditas”, el aumento al IVU, aumento a los peajes, entre muchos, otros han afectado directamente al pueblo. Lo peor de todo es que hemos visto demasiada conformidad por parte del pueblo a todos estos aumentos.

Como si no fuera suficiente, este gobierno, imitando las ejecutorias del anterior, está aprobando leyes que tienen el efecto de disminuir el salario a los empleados públicos y por ende, provoca que menos dinero esté moviéndose en el país. Lo que no tomaron en cuenta, a pesar que los líderes obreros lo advertimos, es que esta reducción de salarios a los empleados públicos incidiría directamente sobre los empleados de la empresa privada, específicamente de los comercios y las grandes cadenas, tal y como ha pasado.

Toda esta situación no pasa desapercibido para el resto del mundo. Varios medios de prensa como son Actualidad RT y El Colombiano reseñaron en sus páginas, el éxodo (emigración llaman ellos) de puertorriqueños por miedo al “default”, lo cual obviamente significa que nos están observando bien de cerca en otras partes del mundo. Aunque está no es una noticia que a mí en lo particular no me gusta que trasciendan, no hay dudas que es una cruda realidad.Aquaviva 8

Ahora bien, si esto madura como pinta (como dicen en mi barrio) el panorama futuro no es para nada halagador. Los candidatos que se proponen por el otro partido que ha gobernado al país tienen su historial en contra de los trabajadores y del pueblo, que nos hace pensar muy bien en que cosas nos espera. Un partido que viene de despedir casi 30,000 trabajadores, de privatizar la Telefónica y los hospitales públicos, que muchos de los jefes de agencias fueron convictos de corrupción que incluso un exfiscal federal llegó a señalar que la corrupción tenía nombre y apellido en referencia a ese partido, no puede inspirarnos confianza.

No solo la situación económica es preocupante. La emigración masiva de puertorriqueños hacia los Estados Unidos también es motivo de preocupación. De hecho, los que salen del país hoy, son las personas productivas, muchos de los cuales perdieron sus empleos, otros van en busca de mejores oportunidades y otros tantos, graduados de nuestras universidades, van en busca de conseguir un empleo cónsono con lo que estudiaron y que a la vez les genere buenos ingresos para poder formalizar una familia.

Si esto continúa de esa manera, se nos vacía nuestro país y los que quedaremos no nos quedará más opción que decirle al último que salga, que cierre con llave.