Abre centro de acopio para damnificados del Huracán Irma en el Coliseo Arquelio Torres de San Germán

Coliseo ArquelioTorres wm

SAN GERMÁN: Un centro de acopio en el que se aceptan donaciones de artículos de primera necesidad, así como alimentos y agua embotellada, fue abierto desde el lunes en el Coliseo Arquelio Torres Ramírez de la Ciudad de las Lomas.

El mismo estará operando de lunes a viernes de 9:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, según lo confirmó en un comunicado de prensa el alcalde Isidro Negrón Irizarry.

pinchera de papanacho

“Personal municipal y voluntarios estarán recibiendo las aportaciones de artículos de primera necesidad como agua, alimentos no perecederos (enlatados) y artículos para bebés. Los sangermeños agradecemos a Dios de no haber sufrido grandes daños en nuestra jurisdicción y haciéndonos partícipes de la necesidad de estos hermanos puertorriqueños, les brindaremos la ayuda que sea necesaria”, dijo el alcalde Negrón Irizarry.

La ayuda está destinada a pueblos del área noreste de la Isla y a las islas municipio de Vieques y Culebra.

Para información adicional, se pueden comunicar con la Oficina Municipal de Manejo de Emergencias a los números (787) 892-5620, (787) 892-5685, (787) 892-5685, o a la Oficina del Alcalde al (787) 892-7386.

También en Hormigueros

Mientras tanto, el Municipio de Hormigueros abre su centro de acopio desde hoy martes, 12 de septiembre, en la Oficina de Ayuda al Ciudadano en la casa alcaldía. El horario será de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

El número a llamar en Hormigueros es el (787) 849-2515.

alo & john nuevas ofertas

Haitianos del suroeste agradecen solidaridad de boricuas

MAYAGUEZ: En comunicado autorizado por el doctor Ferol Fils Lamour, el Centro de Unión Haitiana del Suroeste, expresa su agradecimiento al gobierno y al pueblo puertorriqueño por la ayuda, traslado y tratamiento especializado a un niño haitiano que fuera sometido a una difícil intervención quirúrgica para removerle el enorme tumor que había desfigurado su cara. Varios especialistas llevaron a cabo con éxito la intervención en el Hospital Universitario Pediátrico de San Juan.

” El Centro de Unión Haitiana del Suroeste, en coordinación con los demás centros y organizaciones en tierra boricua, interesados en el progreso y porvenir de los haitianos, se enorgullece en otorgar públicamente un tributo de gratitud al Pueblo y al Gobierno de Puerto Rico”, expresa el escrito firmado por el galeno Fils Lamour, presidente de la entidad. Al reconocimiento  se unen Jean Fils Hidalgo y Betty Emmanuel.

” Gracias al  pueblo por su afecto palpable y  constantes muestras de atención y solidaridad, siempre que nuestras gentes confrontan algún problema; al gobierno por tomar siempre medidas rápidas y efectivas para que, dado el caso, los vúnculos de amistad y de asistencia puedan materializarse”, reitera el comunicado.

” En compañía del paciente estuvieron la madre y una enfermera, Marie José Paul, figura principal del caso que hizo posibles los contactos entre la madre y los médicos puertorriqueños quienes se encontraban en sus turnos en el Hospital Adventista donde trabaja ella”, indicó el doctor Fils Lamour.

” De inmediato, Puerto Rico fue puesto al tanto de la situación y el gobierno de la isla habiendo recibido los datos pertinentes, hizo lo suyo en el plano diplomático, y en cuestión de días el menor estaba en Hospital Pediátrico Universitario, listo para ser intervenido. La operación fue larga, difícil pero muy exitosa”, reitera el escrito.

” A los médicos pediátricos cirujanos, y a todos los demás, la comunidad haitiana en Puerto Rico, al igual que todos nosotros, les extendemos nuestra admiración y felicitaciones, dándoles cálidas gracias.”

” Que Dios les pague su bondad y su solidaridad, y que por intercesión de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Dios bendiga al Pueblo y al Gobierno de Puerto Rico”, concluye la comunicación.

Caso John Vargas: Cuando falta el compañerismo y solidaridad

Podemos estipular de salida, que la mayoría de los medios de comunicación social forman parte de una actividad lucrativa, donde cada empresa aspira a ofrecer el mejor servicio a su público de manera rápida y eficiente. Sin embargo, tratándose de estaciones de radio, televisión, internet o periódicos, la gente que labora para esos medios, debe pertenecer con orgullo a una familia extendida denominada la Prensa. Y es a esa Prensa que La Calle Digital, quiere dirigir este comentario editorial ante el silencio que acompaña desde hace varias semanas el caso del compañero periodista John Vargas Santiago, de la Cadena Radial Noti-Luz.

Mientras en la cadena radial para la cual labora le han demostrado afecto y solidaridad, otros medios se han hecho de la vista larga ante la gravedad de un asunto que demanda la unidad colectiva de todas las organizaciones de periodistas para salir en defensa del colega Vargas Santiago y sus derechos constitucionales.

Periodista o no, ningún organismo de seguridad del estado, tiene facultad de ley para irrumpir en el hogar de ningún ciudadano, sin que medie una orden de allanamiento expedida por un magistrado. La mera creencia de que se pudiera estarse  cometiendo un delito u ocultando algún tipo de evidencia, no es base para que la Policía entre como “guapos de barrio”  a la casa de Vargas Santiago, ni a ningún otro hogar de esta isla.

A tenor con las grabaciones difundidas a través de Noti-Luz, el joven John Vargas Santiago, vivió momentos de terror ante miembros de la Policía armados hasta los dientes y dispuestos a quitarle la vida si el reportero hubierse ofrecido alguna resistencia. No obstante, el joven obró con ecuanimidad e inteligencia; naturalmente, quien nada debe, nada teme.

Este caso, no es un hecho aislado, cientos de familias en este país alegan haber sido humilladas y maltratadas durante operativos en sus hogares, pero a nadie le interesa investigar y tomar cartas en el asunto.  Esta vez fue el compañero periodista Vargas Santiago, mañana puede ser cualquiera otro miembro de la Prensa. Nadie nos garantiza inmunidad para no ser maltratados y vilipendiados por las llamadas fuerzas del orden público.

Hay excelentes policías en nuestro Puerto Rico, que no toleran los desmanes de ese grupo de delincuentes que irrumpieron en el hogar de Vargas Santiago. De la misma manera, todavía tenemos muchos periodistas que su compromiso con la verdad va más allá de la competencia entre los medios. Sería triste pensar, que el colega John Vargas no ha recibido el respaldo total que merece, porque estamos viviendo en una sociedad donde falta el compañerismo y la solidaridad.