Acusan por tentativa de asesinato a sujeto que embistió con una guagua robada a agentes en Cabo Rojo

CABO ROJO: Denuncias por tentativa de asesinato y otros delitos fueron sometidas contra Steven Julmar Cintrón Otero, de 35 años, residente en Cabo Rojo; a quien se le imputa que este pasado sábado, 8 de febrero, hurtó una guagua y tras una persecución embistió con la misma a varios agentes de la Policía, en hechos ocurridos en el sector La 22 de Cabo Rojo.

Se alega que a las 10:00 de la mañana del sábado, Cintrón Otero manejaba una guagua “pick up” Ford F-150, que había sido reportada como hurtada. El sujeto fue intervenido en la carretera 312, kilómetro 2.3, en ese sector caborrojeño por los sargentos Erick Vélez Montalvo, supervisor del turno, Norman Vélez Rosas y los agentes Ramón Flores Vega y Héctor Claudio Vázquez.

A pesar de que le dieron el “alto”, Cintrón Otero intentó darse a la fuga, pero las dos patrullas le cortaron el paso.

El sujeto impactó en varias ocasiones la patrulla en la que viajaban los agentes Flores y Claudio, ignorando las órdenes para que se entregara.

“El conductor hizo caso omiso, continuando y ocasionando daños físicos y amenazando con grave daño corporal a los compañeros, por lo que se realizó un disparo de advertencia, impactando solamente la carrocería del vehículo. Acto seguido, el sargento Erick Vélez Montalvo puso bajo arresto al individuo”, reza el informe redactado por el agente Manuel Cruz Sánchez.

El fiscal Esteban Miranda ordenó someter denuncias por vehículo hurtado, cuatro cargos por tentativa de asesinato, daños agravados, fuga y por chocar un vehículo estacionado.

El juez Luis Padilla Galiano encontró causa probable para arresto en cada una de las denuncias, imponiendo una fianza de $300 mil, que el individuo no prestó, por lo que fue ingresado en el Complejo Correccional Las Cucharas en Ponce.

La vista preliminar fue señalada para el 25 de febrero en el Tribunal Superior de Mayagüez.

Acusan por tentativa de asesinato a sujeto que disparó contra una mujer en Cabo Rojo

MAYAGÜEZ: Denuncias por tentativa de asesinato, poner en riesgo a la seguridad y orden público; e infracciones a la Ley de Armas, fueron sometidas contra Gustavo Javier Sánchez Montalvo, de 28 años, vecino de Cabo Rojo.

A éste se le imputa que el pasado 16 de febrero, le hizo varios disparos a un Toyota Corolla de 1981, que era conducido por Jazmín Rodríguez, residente en el Camino Los Guido, de Cabo Rojo.

El atentado se produjo en la carretera 103, kilómetro 12.2, en esta municipalidad del suroeste. Las balas impactaron el bonete, un guardalodo y uno de los focos frontales.

La juez Rosalinda Ruiz Ruperto encontró causa probable para arresto, imponiéndole una fianza de $125 mil, que no prestó, por lo que fue ingresado en el Complejo Correccional Las Cucharas de Ponce.

El caso fue investigado y sometido por el agente Dixon Rodríguez, de la División Homicidios de Mayagüez.

Tentativa de asesinato de carro a carro anoche por la 100 de Cabo Rojo

CABO ROJO: Un caso de tentativa de asesinato de “carro a carro” se reportó a las 8:46 de la noche del domingo, en la carretera 100, en esta jurisdicción del Oeste.

Según el narrativo del agente Iván Plumey Maldonado, oficial de Prensa de la Policía de Mayagüez, un conductor que transitaba por esa carretera se percató de que una guagua Kía Sportage, color roja, que era conducida por un hombre y lo acompañaba una mujer en el asiento del pasajero, perseguía un Jeep que era manejado por una dama.

Durante el trayecto, el conductor de la guagua Kía intentó impactar el Jeep.

De la investigación preliminar del agente Mario Mass, de la División Homicidios de Mayagüez, surge que el querellante consiguió rebasar la guagua Kía y ubicarse entre este vehículo y el Jeep. Luego de esto, alegó hace un viraje hacia Mayagüez, y en ese momento escuchó varios disparos.

El conductor continuó la marcha y posteriormente se detuvo, percatándose que la puerta posterior tenía un impacto de bala.

El agente Olfret Ortiz, de la Unidad de Servicios Técnicos, quien ocupó un plomo de bala en el baúl, mientras que en el lugar del incidente ocupó un casquillo de bala calibre 9 milímetros.

El agente Mass se hizo cargo de la investigación.