Critican al DRNA por desviar donativos destinados al Zoológico de Mayagüez y la contratación de un veterinario a “control remoto” (Documentos)

MAYAGÜEZ: Un veterinario que ha facturado $135 mil por venir al Jardín Zoológico Dr. Juan A. Rivero dos veces al mes y el desvío de los donativos hechos por la Fundación Salvemos el Zoológico Dr. Juan A.  Rivero para su uso exclusivo en estas instalaciones, fue denunciado el jueves durante un espacio radial (Juntos en tu mañana – Amor 90.9 FM).

La radiodifusora y presidenta de la Fundación, Fundación Salvemos el Zoológico Dr. Juan A.  Rivero, señaló que los donativos emitidos al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para beneficio del Zoológico fueron desviados al Centro de Confinamiento Cambalache, en Arecibo.

“Es triste ver como los gobernantes de este país siguen siendo cómplices del maltrato institucional contra los animales del Zoológico de Puerto Rico. Bajo la Ley 154 se estipula que la persona que tenga a su cargo animales tiene que proveer lo básico; y entre lo básico se encuentra que debe proveer un veterinario. Es ilógico y totalmente inaceptable que se otorgue un contrato al veterinario de la Clínica Paraná, doctor Ettore Toro Denis, al que se le están pagando jugosas cantidades en facturas que ascienden a $135 mil, cuando solo visita el Zoológico dos veces al mes, ¿Cómo atiende tantos animales en solo dos visitas? Un contrato firmado el 22 de marzo de 2019 y en tan corto tiempo ha facturado tales cantidades sin si quiera visitar el Zoológico”, denunció Matos.

Contrato de Servicios Profesionales Num. 1

Contrato de Servicios Profesionales Num. 2

El doctor Toro Denis reside en San Juan, según el contrato de servicios profesionales firmado con el DRNA.

“Hacemos un llamado urgente a la gobernadora Wanda Vázquez Garced y pedimos se revise el contrato firmado por la exsecretaria del Departamento de Recursos Naturales, Tania Vázquez, y se tomen de inmediato las medidas pertinentes para suplir los cuidados urgentes a la población de animales en el Zoológico de Puerto Rico.  Nuestras preguntas son: ¿A quién van a sancionar si mañana, Dios no lo quiera, fallece un animal? Sabe usted el tiempo que tomaría localizar un veterinario que llegue al Zoológico y que esté preparado para atender la emergencia con todo lo que necesite en la clínica veterinaria.  Se necesitan medicamentos en caso de emergencia a una serie de cosas que suplir, que no están allí.  ¿Quién será ese gran culpable por las muertes que puedan ocurrir por no tener un veterinario a tiempo completo en el Zoológico?”, expresó el comunicador Javier Granell, también líder de la Fundación.