[MAYAGÜEZ] Sorprenden sujeto que manejaba por la PR-2 una grúa que había sido declarada chatarra

MAYAGÜEZ: Usaba permisos que habían sido expedidos a un gruero de Canóvanas y la grúa en la que se buscaba el peso enganchando vehículos había sido declarada chatarra.

Ese fue el hallazgo que hizo el agente Herminio Sánchez Ramos, de la División de Patrullas de Carreteras de Mayagüez, cuando intervino por el uso de tintes ilegales en los cristales con el chofer de una grúa Ford de 1992, en el kilómetro 157.2 de la carretera PR-2 en la Sultana del Oeste.

En este caso, el chofer fue identificado como Abner Méndez Bermúdez, de 23 años, residente en Añasco.

Según el agente Iván Plumey, la grúa figura como chatarra en el Departamento Transportación Obras Públicas (DTOP); y tanto la tablilla como los permisos que utilizaba eran de otra grúa, perteneciente a un vecino de Canóvanas.

El fiscal José Arocho ordenó que un técnico de la División de Vehículos Hurtados de Mayagüez inspeccione y emita la certificación correspondiente para ordenar la confiscación y la radicación de cargos contra el gruero.

Por otro lado, a las 7:33 de la noche del miércoles, el agente Sánchez Ramos intervino con Edwin Rivera Cabán, de 28 años, vecino del residencial Carmen de Mayagüez.

Rivera Cabán fue sorprendido manejando un “four track” Yamaha Warrior 350 del 2004, que no tenía tablilla.

El sujeto fue puesto bajo arresto, ya que el informe indica que le ocuparon una bolsa con picadura de marihuana. La Fiscalía de Mayagüez ordenó citar este caso para una fecha posterior.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Trifulca familiar termina “a palo limpio” al mediodía en Añasco

policia-puerto-rico-logo-la-calle

AÑASCO: Las autoridades dieron cuenta de un incidente familiar ocurrido el lunes al mediodía, en el barrio Caracol de esta municipalidad.

Según el informe policíaco, Nelson Méndez Álvarez, de 58 años, agredió con un palo a su hijo Ábner Méndez Bermúdez, de 20, en medio de una disputa familiar por motivos desconocidos. Ábner fue golpeado en el brazo izquierdo.

alo & john especiales

Pero el asunto con se quedó allí. Méndez Álvarez fue agredido por su otro hijo, identificado como Néstor Méndez Bermúdez, de 21 años, que le propinó una herida abierta en la cabeza.

Ambos fueron atendidos por paramédicos estatales y luego trasladados al Centro Médico de Mayagüez.

El caso quedó en manos del agente Juan Rosado, de la División de Homicidios de Mayagüez.

se-vende-negocio