Municipio de Aguadilla abrirá Centro de Emergencias Comunitarias en escuela cerrada en la barriada Cabán

AGUADILLA: La alcaldesa Yanitsia Irizarry informó el martes de la próxima apertura del primer Centro de Emergencias Comunitarias (CEC) en el Municipio de Aguadilla.

La incumbente municipal dijo en un comunicado de prensa que lo que hasta la pasada semana fue una escuela cerrada por el Departamento de Educación en la barriada Cabán, será un centro de emergencias para la atención de todo lo relacionado a la emergencia del COVID-19, de la mano con la preparación para terremotos y desastres naturales de todo tipo.

Irizarry expresó su preocupación a la continuidad de movimientos telúricos en los pasados días, así como a la proximidad de la temporada de huracanes el próximo 1 de junio.

“En Aguadilla estamos atendiendo la amenaza del COVID-19 de forma agresiva, tenemos líneas de emergencia y apoyo emocional, pruebas moleculares gratis para los Aguadillanos, mensajes en altavoz, puntos de cotejos policiacos, alimentación para nuestros adultos mayores, trabajadores sociales, psicólogo, un task force en el área social, seguridad y salud pública. No obstante lo anterior, no podemos perder de perspectiva que en menos de 60 días comienza la temporada de huracanes en Puerto Rico. A lo anterior se suma, que, aunque leves, los pasados días nuestra región ha sentido movimientos en el área del Cañón de la Mona y en el sur. El empoderamiento comunitario, alianzas entre el tercer sector, gobierno municipal, iglesias y voluntarios en las comunidades, serán los cimientos de este novel centro, que entre otras cosas tendrá sistema de generación eléctrico independiente, pozo de agua, para no depender de las utilidades convencionales; equipo de rescate, sobre vivencia y grupos para el adiestramiento de los voluntarios que trabajen en la atención de las emergencias, entre otros”, dijo.

Sujeto discute con su hermano y luego lo atropella esta madrugada en Aguadilla

policia emblemaAGUADILLA: Una discusión entre hermanos culminó cuando uno atropelló al otro con una guagua, en hechos ocurridos a la 1:20 de la madrugada del domingo, cerca del antiguo local de una pizzería en la barriada Cabán de Aguadilla.

De acuerdo con las autoridades, Alex Escobar Méndez, de 52 años, vecino de Moca, se enfrascó en una discusión con su hermano, que no fue identificado, quien se subió a guagua Dodge Caravan, con la que impactó a Alex.

El perjudicado sufrió heridas, que requirieron que fuera llevado a un hospital de la región. Su condición era estable.

DOS JÓVENES ACUCHILLADOS EN ISABELAAquaviva BBQ domingo nuevo

Por otro lado, dos personas resultaron con heridas de arma blanca, frente al negocio El Tamarindo, localizado en la carretera 475, intersección con la 474, en el barrio Galateo Alto de Isabela.

Según datos preliminares, los perjudicados fueron identificados como Christian Valentín Cruz, de 20 años, y Michael Soto Tirado, de 22, residentes de Isabela.

Éstos se encontraban frente al negocio, cuando alguien sin mediar palabras los agredió con un cuchillo.

Valentín Cruz y Soto Tirado fueron transportados a un hospital de la región. No obstante, Soto Tirado fue referido al Centro Médico de Río Piedras.

Ambos casos están en manos del agente Juan López, de la División de Homicidios de Aguadilla.

Casa Mia banner 1 b

 

Otro conductor huye de la escena tras atropellar peatón en Aguadilla

ambulanciaAGUADILLA: Un ciudadano identificado como Juan O. Morales Miranda, de 53 años, murió atropellado esta madrugada, a la 1:30, luego de que el conductor que lo impactó abandonara la escena sin prestarle ayuda. Los hechos ocurrieron en el kilómetro 3.0 de la carretera 459 de esta ciudad del noroeste.Aquaviva sabado 13 de junio

De acuerdo con la Policía, Morales Miranda, quien era vecino de la Barriada Cabán, cruzaba la carretera cuando fue golpeado por un Toyota Corolla, blanco, de 1995. El conductor huyó de la escena.

El perjudicado sufrió lesiones graves, por lo que fue trasladado al Hospital Buen Samaritano, donde murió horas más tarde.

La investigación del caso está en manos del agente Leonel González, de la División de Homicidios, y de la fiscal Myriam Nieves.