El Colegio de Mayagüez apoya a agricultoras locales que buscan enriquecer sus conocimientos

MAYAGÜEZ: El Centro Empresarial para la Mujer en la Agricultura (CEMA), adscrito al Colegio de Ciencias Agrícolas (CCA), del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), de la Universidad de Puerto Rico (UPR), realizó una serie de presentaciones y talleres dirigido a un grupo de 41 agricultoras, bajo el título Impúlsate Agroempresaria: tu próximo paso hacia el éxito.

El encuentro tuvo lugar en el hotel Holiday Inn de la Sultana del Oeste.

“Las jornadas educativas van dirigidas a que las egresadas de CEMA puedan seguir aprendiendo nuevas técnicas de educación continua. Les tenemos tópicos muy pertinentes para este momento, en que la agricultura está atravesando unos riesgos diferentes a los que siempre ha tenido y cómo ellas puedan enfrentar estos retos. Las ayudamos para que consigan mercados potenciales, lugares para que vendan o intercambien sus productos”, sostuvo la doctora Gladys M. González Martínez, directora de CEMA.

Agregó la también catedrática del CCA, que los talleres que constan de contenidos medulares relacionados con el mercadeo digital, la seguridad en la finca, cómo elaborar un plan de negocios y cómo redactar y someter propuestas para obtener fondos para sus proyectos. El objetivo es que las participantes administren sus negocios agrícolas con conocimientos adicionales.

Además, este Centro, que comenzó en el 2007, tiene como propósito empoderar a la mujer agricultora, mediante herramientas novedosas con perspectiva de género, ya que antes había sido discriminada e ignorada. Puede ser que vendan o produzcan algún producto agrícola, o tengan algún proyecto de finca y le agregan valor. El mismo es subvencionado por fondos externos, mediante propuestas a diferentes entidades privadas o públicas. Algunas de las egresadas cuentan con estudios formales en agronomía, mientras que otras tienen diferentes carreras profesionales y más adelante incursionaron en la agricultura.

Este centro ya cuenta con alrededor de 500 discípulas, que a su vez han formado a otras agricultoras, que en la actualidad cosechan en sus fincas y han desarrollado sus propios negocios. Josie Pagán, dirige la Asociación Agro-Mujer de Puerto Rico, con tres capítulos en toda la isla, uno en la zona central, otro en la parte norte y en la región oeste.

“Tenemos alrededor de 60 mujeres activas y a diferentes familias que impactan a la agricultura en diferentes pueblos. Acudimos a los hogares, a las escuelas y a través de las comunidades. Las educamos para que desarrollen una agricultura sustentable. Tratamos de sembrar todos los frutos que sean posibles. Por ejemplo, estamos rescatando el mamey, una fruta que parecía olvidada, ahora lo preparamos en jaleas y próximamente lo exportaremos al estado de Florida”, afirmó la destacada líder de Hatillo.

Como dato interesante, Pagán insiste en fomentar el cultivo de los productos tradicionales, como lo son el guineo, el plátano, el chayote, la calabaza, la yautía, el ñame, la batata, entre otros. Estos son alimentos sanos, contienen todos los nutrientes necesarios para el cuerpo y que pueden ser cosechados en nuestra propia tierra y producir economía mediante alianzas para levantar a Puerto Rico.

“A través de actividades como esta, nuestro recinto se convierte en una pieza indispensable para que surjan y crezcan empresas. Ellas cuentan con nuestro completo respaldo, ya que en estos momentos el país lo necesita. Puerto Rico se robustece al contar con estas profesionales de la agricultura. El CCA del Colegio siempre estará aportando al quehacer agrícola con nuevos conocimientos que serán transmitidos a todas estas líderes”, expresó el doctor Agustín Rullán Toro, rector del RUM.