Arrestado se fuga esta mañana de celda del cuartel de la Policía de Aguada

La fuga se produjo el domingo por la mañana (Archivo).

La fuga se produjo el domingo por la mañana (Archivo).

AGUADA: Un individuo que había sido arrestado por violencia doméstica, se escapó de la celda del cuartel policíaco local, donde estaba detenido. Los hechos se produjeron a las 6:50 de la mañana del domingo.

De acuerdo con el narrativo policíaco, el sujeto fue identificado como Nicolás Allen Mitchell Ríos, de 34 años, residente en Rincón.

Foto de la ficha de Nicolás Allen Mitchell Ríos (Suministrada Policía).

Foto de la ficha de Nicolás Allen Mitchell Ríos (Suministrada Policía).

Se alega que el agente Iván Rivera Blass estaba en sus funciones como retén, cuando dijo haber escuchado un fuerte ruido en el área de la celda. Cuando fue a verificar, Mitchell Ríos salió corriendo. Según el informe, el agente Rivera intentó detenerlo, iniciándose un forcejeo. El individuo empujó al agente con la supuesta intención de desarmarlo. Nadie salió herido.

Mitchell Ríos huyó del cuartel, por lo que de inmediato distribuyeron sus datos a las diferentes regiones policíacas.

En el caso de la víctima, se indicó que ésta fue localizada y entregada para su protección a la sargento Katherine Hernández, de la División de Violencia Doméstica de Aguadilla.

El sargento Juan Valentín Medina se hizo a cargo de la investigación, mientras que la agente Janet Acevedo Soto, de Violencia Doméstica, fue asignada al caso de Ley 54.

Cubano indocumentado se entrega en cuartel de Aguada y pide asilo político

Banderas de Cuba y USAAGUADA: Un hombre de nacionalidad cubana, identificado como Michel Hernández Álvarez, de 30 años, llegó poco después de las 11:00 de la mañana del lunes al cuartel policíaco de Aguada, para entregarse a las autoridades federales y solicitar asilo político, luego de llegar en un viaje clandestino a Puerto Rico.

Según las autoridades, Hernández Álvarez dijo ser natural de la ciudad de La Habana, y que llegó a la Isla el domingo en la noche por las costas de Aguada, en compañía de tres dominicanos.

Éstos viajaron en un bote de madera con un motor fuera de borda, desde Miche, en la República Dominicana. Una vez en tierra firme, sus acompañantes salieron corriendo, desconociéndose su paradero.

La agente Carmen González, de la Patrulla de Fronteras, se hizo cargo del ciudadano cubano y de su proceso de asilo político.

En el caso particular de los ciudadanos cubanos, existe la política de “pies secos, pies mojados”, que se aplica a los naturales de Cuba, y supone que los que pisan tierra estadounidense pueden quedarse legalmente, mientras que se les prohíbe la entrada a los que son detenidos por la Guardia Costera en el mar.

Los “pies secos”, es decir, los que consiguen pisar tierra de Estados Unidos, podrán solicitar la tarjeta de residencia permanente al año y un día a contar desde el momento de la entrada al país. Mientras tanto, podrán solicitar un permiso de trabajo, pagando los aranceles correspondientes, y la licencia de manejar.

¿Qué pasa con los pies mojados?

Los cubanos que intentan llegar a Estados Unidos o sus territorios, y que la Guardia Costera detecta todavía en el mar, son devueltos a Cuba. La excepción son aquellos que piden asilo y que son desviados como refugiados a otros países. En la actualidad, una docena de países acogen a estos refugiados, principalmente en Latinoamérica, pero también España e incluso Australia.