Municipio de Aguadilla ordena demolición inmediata de estructuras aledañas al “Muelle del Azúcar”

AGUADILLA: El alcalde Julio Roldán anunció que impartió instrucciones a la Oficina de Permisos del Municipio Autónomo para que le ordene a la empresa Aguadilla Pier, Corp., propietaria del área del Muelle de Azúcar, a que proceda con la demolición de varias estructuras que no estaban incluidas en la aprobación de unos permisos de construcción otorgados para esa zona.

En un comunicado de prensa, Roldán señaló que la Oficina de Permisos ha estado en comunicación por varias semanas con agencias encargadas de otorgar la permisología en este caso.

“Luego de las recomendaciones de las agencias encargadas hemos ordenado a la Oficina de Permisos solicitarle la demolición de carácter inmediato, de los edificios conocidos como “Gazebo” y “Establos para Caballos” en el predio antes mencionado. Este requerimiento se realiza ya que estas estructuras fueron construidas sin los debidos permisos de construcción y no estaban incluidos al someter el proyecto de mejoras de las estructuras existentes en el Muelle de Azúcar”, expresó el alcalde.

Dijo Roldán que este es un issue que viene arrastrando el Municipio de Aguadilla desde 2019, cuando la pasada administración de los exalcaldes Carlos Méndez Martínez y Yanitsia Irizarry transó con el desarrollador y el Tribunal le ordenó al desarrollador someter una documentación relacionada a las estructuras antes mencionadas y legalizar las obras, cosa que no ocurrió.

“El Municipio en ese entonces, no hizo nada por atender el asunto. Sin embargo, luego de nosotros evaluar toda la documentación y tener respuesta de las agencias estatales involucradas en la otorgación de la permisología, le estamos dando un plazo de 20 días al desarrollador, según lo establece la Ley 161 del 2009, para que derrumbe las estructuras construidas ilegalmente”, concluyó Roldán.

Le exigen cuentas a los que autorizaron desastre ambiental en la “Cueva de las Golondrinas”

AGUADILLA: Luego de radicar una querella formal y tras la paralización por parte del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de las obras en el área aledaña al muelle del azúcar de Aguadilla, el liderato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) de esta ciudad del Noroeste, aplaudió la determinación, pero exigió rendición de cuentas de parte de quienes aprobaron los permisos que permitieron los daños ambientales.

“La paralización de la obra es un buen paso en la dirección correcta, pero no es suficiente. Hay que responsabilizar tanto a los desarrolladores como a quienes desde el ámbito gubernamental hayan dado instrucciones de aprobar los permisos que permitieron esta destrucción ambiental. Esto no puede ser una paralización temporera en lo que bajan los ánimos, no se puede permitir esta obra”, afirmó Eliezer Ríos Santiago, presidente del PIP en Aguadilla.

El secretario de Asuntos Ambientales del PIP en Aguadilla, Héctor Santaella Buitrago, alertó que estarán pendientes a cualquier pretensión de continuar el proyecto.

“No vamos a bajar la guardia. Seguiremos de cerca las acciones del DRNA. No podemos permitir que sigan sembrando cemento a costas de la destrucción ambiental”, sentenció Santaella Buitrago.

Mientras tanto, el presidente del PIP en Aguadilla enfatizó en la necesidad de revisar la ley electoral, particularmente lo concerniente al financiamiento de las campañas electorales, para evitar que inversionistas políticos vengan a pasar factura una vez lleguen al poder aquellos candidatos a quienes le hicieron aportaciones.

“En este caso de las obras en el muelle de azúcar de Aguadilla resulta sospechoso que los directivos de las corporaciones involucradas hayan donado hasta el máximo permitido por ley tanto a candidatos del Partido Popular como del Partido Nuevo Progresista”, sentenció Ríos.