Estudiante del RUM “la pone en la China”… En China…

Karlos Miranda foto wm 1

MAYAGÜEZ: El colegial Karlos Lenniel Nicolás Miranda Garcés, quien cursa su primer año en el Departamento de Ingeniería Civil y Agrimensura del RUM, en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), representó el pasado año a Puerto Rico en dos competencias internacionales en China, donde sobresalió con el proyecto que le ha ganado múltiples premios en las ferias científicas a nivel de distrito, regional, nacional e internacional, esta última en California.

A sus 18 años, es el inventor de un sistema sustentable para suplir electricidad al alumbrado de las carreteras, a través de la energía del viento generado por el movimiento de los carros. Su propuesta cobró notoriedad, ya que en noviembre pasado, la presentó en un programa de televisión en la ciudad de Shanghái de la República Popular China conocido como Junior Edison, cuyo objetivo es descubrir a jóvenes científicos talentosos.

“Era prácticamente un reality show, más orientado a lo televisivo, pero con el enfoque científico. Se dividía en dos rondas principales: en la primera, solamente pasaban 30 de 60, y lo logré; en la segunda, llegué tercero, y pude traer el bronce para Puerto Rico”, relató emocionado en un comunicado de prensa.

pizza alo & john info

El programa ha captado el interés de miles de jóvenes inventores en todas las ramas de la ciencia y la ingeniería, y cuenta con una audiencia de 16 millones de televidentes en total, así como representación de más de 30 países. Como único puertorriqueño y latinoamericano, Karlos presentó allí su sistema inteligente sustentable.

“El resultado fue lo mínimo, ya que gané mucho más en experiencia. Conocí al ganador de la Feria internacional de Ciencias e Ingeniería (Intel ISEF) en el 2011, quien fue mi mentor y opinó que mi proyecto iba un poco más allá de la mentalidad humana, ya que busco extraer una energía que nosotros mismos producimos, no la común que siempre explota nuestros recursos naturales. Me impresionó, ya que nunca lo había percibido de ese modo”, contó.

Previo a esa oportunidad, Karlos ganó la feria científica de su escuela superior Adela Rolón Fuentes en Toa Alta con su proyecto de alumbrado autosustentable. Luego, revalidó en la feria de distrito, a nivel regional y nacional, lo que le dio el pase para ser aceptado en la Intel ISEF, una de las más grandes a nivel mundial, que se celebró en Los Ángeles, California. En esa ocasión, ganó el cuarto lugar en la categoría de Energía Física y el primer lugar de Sustentabilidad Urbana.

pinchera de papanacho

Junto a otros tres jóvenes puertorriqueños y ganadores de esa feria, asistió al China Adolescents Science and Technology Innovation Contest (CASTIC), en la ciudad de Hangzhou, en agosto pasado. Karlos alcanzó el segundo puesto en el renglón de Ingeniería en su primera vez en el continente asiático, donde recibió un acercamiento para formar parte del programa Junior Edison.

Recién llegado de China, en el mismo mes de agosto, inició su semestre como estudiante de nuevo ingreso en el recinto mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico (UPR), que pronto se vio interrumpido por María. Con el colapso de las telecomunicaciones, no recibió a tiempo todos los mensajes de invitación formal a la grabación del programa pautada del 13 al 22 de noviembre. Ante su preocupación de no poder conseguir auspicios para sus gastos de viaje por la devastación de la isla, la producción decidió enviarle sus boletos de avión, aparte de cubrir su estadía.

“Así fue como llegué a esta competencia, inimaginable porque no lo esperaba”, aseveró, al tiempo que reflexionó sobre la maravillosa experiencia que vivió en ese país, donde pudo probar el prototipo de su proyecto.

Karlos, quien agradeció a todas las personas que han sido clave en su desarrollo, continúa su ruta académica en el RUM, donde forma parte del Programa de Emprendimiento con asesoría del Centro de Negocios y Desarrollo Económico para comercializar su proyecto. Actualmente, trabaja en la conceptualización de su empresa, que estará dedicada a proveer acceso a necesidades básicas como la iluminación, el agua y la energía a través del viento.