[AGUADILLA] Le imponen $1,000 de multa a dueña de El Varadero por el “corillo” frente a su negocio

AGUADILLA: El negocio El Varadero, localizado frente al Paseo Real Marina, fue uno de varios negocios multados durante el fin de semana, confirmó la Policía.

Personal del Departamento de Hacienda expidió una multa de $1,000 y una orden de “cese y desista” por la venta de bebidas fuera del local y se citó a su propietaria al Tribunal de Aguadilla por violar la Orden Ejecutiva, así como por el expendio de bebidas alcohólicas “tipo barra” y permitir la aglomeración de personas en los predios del negocio.

Trascendió que la intervención vino como resultado de la publicación de una foto a través de las redes sociales que mostraba una gran cantidad de personas frente al establecimiento, algunas sin mascarillas y sin guardar la debida distancia física. La foto se hizo viral.

Se informó que en el lugar fue arrestado Víctor Acevedo, de 27 años, por conducir en estado de embriaguez, quedando citado para el 17 de diciembre en el Tribunal de Aguadilla. Aparte de eso, le “recetaron” otros 10 boletos por violaciones a la Ley 22 de Tránsito.

La intervención formó parte de las iniciativas para el cumplimiento de la Orden Ejecutiva 2020-080, en el Área Policíaca de Aguadilla que dirige el teniente coronel José M. Rodríguez Rivera.

En el operativo también participaron, aparte de la Policía y Hacienda, inspectores del Cuerpo de Bomberos y OSHA.  

El sábado en la noche se intervino en el negocio Martin’s Sport Bar, localizado en el barrio Magos de San Sebastián. Hacienda ordenó su cierre al amparo de la Orden Ejecutiva.

En el establecimiento El Conuco, del barrio Eneas de San Sebastián, se expidieron $2,500 en multas, además del cese y desista por no poseer la licencia para la venta de bebidas alcohólicas y no realizar el traspaso de esta, ocupándole el inventario de bebidas alcohólicas. 

A El Parrandero Car Wash, de la carretera 111, en el barrio Voladoras de Moca, Hacienda le expidió una multa de $1,000 así como el cese y desista por violación a la Orden Ejecutiva. Además, se citó a su propietario al Tribunal de Aguadilla, debido a que el establecimiento no posee permiso de restaurante y operaban en violación a la Orden Ejecutiva.

El domingo fue intervenido el negocio Cocoloba, localizado en el barrio Borinquen de Aguadilla. Allí solo orientaron tanto a los dueños del establecimiento como a los clientes que estaban presentes.

Por último, el personal gubernamental visitó El Rinconcito Pizza, ubicado en la calle Muñoz Rivera de Aguadilla. Personal de Hacienda expidió una orden de cese y desista por violación a la Orden Ejecutiva, siendo su propietaria citada para el día 14 de diciembre en el Tribunal de Aguadilla, por expendio de bebidas alcohólicas y permitir la aglomeración de personas en el lugar.

Dueños de Paradores afirman que nueva Orden Ejecutiva arremete contra el empresario responsable

Las expresiones las hicieron los propietarios de los paradores Villas de Sotomayor y Combate Beach Resort, Jesús Ramos y Tomás Ramírez, respectivamente (Archivo).

REDACCIÓN: La Asociación de Paradores y Turismo de Puerto Rico expresó preocupación ante las nuevas restricciones establecidas en la nueva Orden Ejecutiva 2020-080, las que considera “injustas para el empresario responsable pequeño local, y posiblemente sean inconsecuentes en la guerra contra la propagación del COVID-19”.

Los miembros de la Asociación reconocen que había que tomar medidas adicionales de control e imponer sanciones en áreas y a personas específicas de una forma quirúrgica, para evitar una crisis hospitalaria.

Mientras, opinan que esta orden ejecutiva le impone, sin razón, un lastre adicional a los 80 mil empleados, y los miles de empresas PyMes en las 17 industrias que componen la actividad turística de la Isla, que es el sector más afectado por la pandemia.

“En nuestro sector turístico, sobre el 85 por ciento de las empresas somos PyMes y estas acciones atentan contra nuestra supervivencia. Vamos a estar pendientes a que la aplicación sea consistente y como fiscalizan a las megatiendas, supermercados y farmacias en cadena para asegurar que operan al 30 por ciento de su capacidad”, señaló Jesús Ramos, presidente de la Asociación y dueño del Parador Villas Sotomayor en Adjuntas.

Señalan los dueños de paradores que, durante los pasados cuatro meses, los datos del Sistema Municipal de Investigación de Casos y Rastreo de Contactos indican que una parte substancial de estos contagios ocurren en el entorno familiar, usualmente con la creación de grupos en eventos y celebraciones familiares o entre amistades que no pertenecen al mismo grupo familiar.

“Para cerrar las brechas de comportamiento que observamos, se requiere un cambio cultural y conductas responsables, que solo se pueden lograr con una campaña de educación masiva y segmentada, junto a la supervisión y seguimiento con sanciones severas al que no cumpla, sostenidas por un tiempo prolongado. Con este propósito, hemos hecho varias recomendaciones puntuales y viables, y muy pocas han sido consideradas”, indicó Tomás Ramírez, codueño del Combate Beach Resort en Cabo Rojo.

Según Ramos, desde el comienzo de la pandemia, los hoteles y paradores endosados, han demostrado responsabilidad ciudadana y su compromiso con los protocolos establecidos por la Compañía de Turismo y el Departamento de Salud.

“Sabemos que las nuevas restricciones en la OE-2020-080 van a afectar la ocupación en nuestros paradores; sin embargo, hay otras industrias y cientos de empresas dentro del sector que sufrirán sustancialmente. Nuestro enfoque colectivo tiene que estar en mejorar la consistencia en el uso de mascarillas y limitar la aglomeración de personas en todos los entornos, incluyendo las placitas en algunos municipios, las fiestas que siguen ocurriendo en los alojamientos de renta a corto plazo, y el exceso de clientes en algunas tiendas”, añadió Ramos.

“Es claro que la responsabilidad principal por este nuevo despunte reside en nuestra clase política. Sin embargo, solo podemos trabajar para mitigar los resultados, y mirar hacia el futuro. Recomendamos a la Honorable Gobernadora y los alcaldes que además de la Policía Estatal y la Guardia Nacional, le requieran a todas las agencias y empleados con responsabilidad reglamentaria, proveer cubierta durante los siete días de la semana y en las horas de más actividad económica, tal y como lo hace la División de Investigaciones del Departamento de Salud. Si organizamos adecuadamente a los miles de recursos en las Policías Municipales, el Cuerpo de Vigilantes de Recursos Naturales, PROSHA, la Compañía de Turismo, Hacienda, Puertos, y otras, podríamos mejorar la supervisión y el cumplimiento, causando una reducción inmediata en las aglomeraciones en todos los entornos públicos y reducir el contagio”, señaló Ramírez.

“Los Paradores de Puerto Rico estamos listos para continuar sirviendo al pueblo puertorriqueño, proveyendo un ambiente familiar de relajación y esparcimiento, saludable y seguro. Reiteramos nuestro apoyo y respeto hacia todos los profesionales de la salud, las agencias gubernamentales y las organizaciones que luchamos para combatir el virus”, concluyó, por su parte, Ramos.