Planes Medicare Advantage también les hacen la vida “de cuadritos” a los pacientes de laboratorios clínicos

Desde un escritorio presuntamente se decide qué pruebas son cubiertas por los planes de salud, muchas veces por encima de una orden médica.

Desde un escritorio presuntamente se decide qué pruebas son cubiertas por los planes de salud, muchas veces por encima de una orden médica.

Por: Julio Víctor Ramírez, hijo

MAYAGÜEZ: No solo son los médicos, los que están pasando “el Niágara en bicicleta” con los planes médicos “Medicare Advantage”, particularmente con el plan Triple S Advantage, que en varios casos tomaron la determinación de no aceptarlo más, afectando una población de personas de edad avanzada que está suscrita a estos planes.

También los laboratorios clínicos, que según supo LA CALLE Digital, no han visto un cambio de tarifa en 16 años; mientras que empleados “de escritorio” están yendo por encima de las órdenes de los médicos, determinando desde una oficina qué pruebas son necesarias o no para el paciente.

Estos planes Advantage reciben unos fondos federales, que se supone que sean para pagarnos a nosotros como proveedores y para darle calidad de servicio a los pacientes. Lo que no está ocurriendo. Tenemos la problemática que nosotros como proveedores le facturamos a estos planes médicos, Triple S Advantage es principalmente uno de ellos, y mensualmente nosotros contamos que vamos a recibir el dinero por el servicio que damos. Tras que las tarifas están bajas, porque yo llevo 16 años aquí, y son las mismas de hace 16 años; ellos (los planes) dejan de pagar los servicios”, dijo durante entrevista con LA CALLE Digital, la licenciada Aileen Ramos, del Laboratorio Clínico Génesis, localizado en el Poblado Rosario de San Germán.

alo & john oferta pizzas

Según la licenciada Ramos, se le factura a los planes Advantage, está recibiendo pagos “por debajo de lo que facturó”.

Tengo muchas facturas aguantadas desde hace un mes y un mes y medio, porque no se están pagando los “lipid panels” por un error en el sistema de ellos, pero entonces aguantan la factura completa. Yo no he dejado de dar el servicio, y por el momento no estoy pensando dejar de darlo, porque donde estoy ubicada, los pacientes necesitan ese servicio. Porque si no, dejan de hacerse las pruebas. Yo estoy en pro del paciente… No sé los planes médicos… Lo veo como que ellos están para los grandes intereses y no para ayudar a los pacientes que lo necesitan”, expresó la licenciada Ramos.

Ramos recordó que aparte de los servicios que ofrece en su laboratorio, hace visitas a domicilio en aquellos casos en que los pacientes no pueden llegar por problemas de transportación debido a que residen en la zona rural montañosa de entre los municipios de Mayagüez y San Germán. “Esas visitas, el plan no me las paga. Es un servicio que le doy a los pacientes que no pueden llegar al laboratorio”, añadió.

limpieza-babysitter

Además dijo que aparte de los médicos y laboratorios clínicos, el mismo problema lo tienen otros proveedores de salud como los dentistas y los centros de Rayos X, por mencionar dos ejemplos.

Habemos una cantidad de proveedores, adicionales a los médicos, que nos vemos afectados y tenemos que seguir dando el servicio; y el sistema no nos ayuda”, apuntó.

También te puede interesar:

Cunde el pánico entre pacientes suscritos a Triple S “Advantage” en el Oeste

Pacientes de Mi Salud a merced de lo que digan los médicos

HORMIGUEROS: Mientras el gobierno se vanagloria de haberle devuelto la tarjeta de la salud a más de 200 mil puertorriqueños, la realidad es distinta para los centenares de pacientes que deben esperar hasta un año para ser examinados por galenos de diversas especialidades. Incluso, se sabe de doctores que le niegan referidos a ciudadanos que sufren de condiciones serias que no pueden ser tratadas con una simple aspirina.

Este es el caso de Luis Antonio-nombre real omitido-quien se queja de dolores continuos en el abdómen y en ocasiones orina la sangre. A pesar de haberle pedido a su doctor primario que expida un referido para ser tratado por un  especialista, el médico se ha negado rotundamente, indicando que el paciente no tiene nada.

Incluso, el médico le recomendó al paciente de “Mi Salud” que se busque otro doctor primario que lo atienda. No obstante, los derechos que cobijan a los pacientes del plan de salud estatal que es  costeado en la mayor parte con fondos federales, a nivel de la isla se están cometiendo abusos contra las clases media y pobre.

Mientras eso sucede, al  Procurador de Asuntos del Paciente, no se le escucha salir en defensa de los más afectados por este trato discriminatorio. Dicho de forma más sencilla, de qué vale emitir un millón de tarjetas plásticas si al final del camino solo tienen la validez que les concedan los médicos.