Preso en Las Cucharas el que agarraron tratando de robarse un carro en la playa Buyé

MAYAGÜEZ: Un sujeto al que agentes sorprendieron cuando trataba de hurtar un carro en la playa Buyé de Cabo Rojo, en la playa Buyé de Cabo Rojo, , ahora enfrenta cargos criminales. Las denuncias por violar la Ley 8 de Protección Vehicular fueron sometidas contra José Ángel Chevres Ramos, de 23 años, residente en el barrio Pedernales de Cabo Rojo.

El individuo fue arrestado el pasado domingo en la carretera 307, kilómetro 4.9, en ese sector playero caborrojeño, cuando fue sorprendido dentro de un vehículo Toyota Corolla, en los momentos en que trataba de hurtarlo.

El fiscal Andy Rodríguez ordenó radicarle cargos criminales a Chevres Ramos, por tentativa de hurto de vehículo.

La juez María del Pilar Vázquez Muñiz encontró causa probable para arresto, señalándole una fianza de $10 mil, que no prestó, por lo que quedó sumariado en el Complejo Correccional Las Cucharas de Ponce.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sandy y sus voluntarios recogieron 554 libras de basura en Buyé

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CABO ROJO: Puso la acción donde puso su palabra, y con el apoyo de voluntarios, el programa Sea Grant, el Municipio de Cabo Rojo y varios comerciantes de la zona, el agente de la Policía y buzo mayagüezano Sandy Soto logró que se recogieran 554 libras de basura tanto del fondo marino como de la orilla de la playa Buyé de Cabo Rojo; en una actividad que tuvo lugar el sábado y se extendió entre las 8:00 de la mañana y las 12:00 del mediodía.

La actividad de hoy es el resultado del hallazgo este pasado martes de una gran cantidad de basura en el suelo marino de la concurrida playa caborrojeña, que el agente Soto evidenció con un video cuando practicaba “snorkeling” junto a su esposa Limarys González. El video se volvió viral de inmediato y Soto convocó voluntarios para ayudar a limpiar la playa, dentro y fuera del agua.

En su página de Facebook, el programa Sea Grant agradeció a Sandy Soto, a todos los voluntarios y al Municipio de Cabo Rojo por la iniciativa de limpiar la playa Buyé.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Agradecemos también a Marta Guzmán por prestar equipo de snorkeling; a Chilliboats de La Parguera por prestar bicicletas acuáticas para ayudar a los buzos; a Buye Beach Resort por donar hielo y proveer estacionamiento; al joven Bryan Fernández (y su familia); y a Ana Rodríguez por donar bolsas de basura y botellas de agua para los participantes; y al resto de los voluntarios/as que también realizaron donaciones”, reconoce Sea Grant a las personas y comercios que apoyaron el esfuerzo del sábado.

Como cuestión de hecho, Sea Grant cubrió los gastos del seguro que cubriera a los voluntarios y certificó las horas de “Contacto Verde” a los estudiantes de escuelas intermedias y superiores que participaron como voluntarios.

[CABO ROJO] El “vertedero submarino” de Buyé… Vergüenza ajena

Por: Julio Víctor Ramírez, hijo

VERGÜENZA AJENA… Fue la sensación que experimenté el martes en la tarde, cuando mirando el “news feed” de mi cuenta de Facebook encuentro unas fotos y un video publicadas por Sandy Soto, persona a la que no conozco, pero que pude ver a través de varios de mis contactos que los habían compartido.

El suelo submarino de la concurrida playa Buyé de Cabo Rojo está arropado de basura de toda clase, tanto desechada durante el pasado feriado de Semana Santa, como desechos que llevan allí mucho más tiempo. Dos palabras vinieron a mi mente: VERTEDERO SUBMARINO.

El joven Soto estaba practicando “snorkeling”, cuando se topó con la desagradable escena y decidió evidenciarla y compartirla en las redes sociales. De inmediato, diversos medios de comunicación se hicieron eco de la denuncia.

¿Cómo llegó esa porquería allí? Obviamente sola no llegó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Latas, botellas, vidrios rotos, plásticos, hasta ropa, se pueden ver en las fotos y los videos… Dejados allí por irresponsables… Gente puerca… Al ver eso, nos podemos imaginar cómo tienen sus casas.

Resulta triste que ese sentido de civismo se haya perdido… Que se haya perdido el sentido de pertenencia de nuestros tesoros naturales y el legado a las próximas generaciones, es frustrante.

La gente va a nuestras playas como si no hubiese un mañana.

Es irónico que el día antes se celebrara que la gente que estuvo en el área de Puerto Angelino, en la zona de la playa El Combate, dejó la orilla de la playa limpia (eso, sin chequear el fondo marino); y por el contrario en otra playa del mismo municipio se encontrara toda esa basura…

Es nuestra la responsabilidad como ciudadanos de proteger lo que tenemos… De todos… No de unos pocos con conciencia, mientras que hay muchos desconsiderados que creen que la cosa no es con ellos…

Si no sabe disfrutar de la playa, mejor NO VAYA… Gente así no es bienvenida…