Charlie Delgado advierte crisis de salubridad en el Noroeste si se decreta racionamiento de agua

ISABELA: El alcalde Carlos “Charlie” Delgado Altieri advirtió que la región Noroeste podría experimentar una crisis de salubridad si se tuviera que establecer un plan de racionamiento de agua potable en medio de una pandemia, por lo que instó al Gobierno a darle la importancia que amerita esta situación.

Delgado Altieri, señaló que las autoridades gubernamentales han sido silentes en la respuesta al problema de falta de precipitación en la cuenca hidrográfica del Lago Guajataca y destacó que la información que se ha divulgado es a través de entrevistas que han solicitado los medios de comunicación.

“Una vez más, vemos como el gobierno dirigido por Wanda Vázquez ignora los problemas que afectan a los ciudadanos. No se toman acciones proactivas para evitar o mitigar la crisis y luego el pueblo sufre las consecuencias, tal y como sucedió el año pasado que experimentamos un racionamiento, pero esta vez el agravante es que estamos enfrentando además una pandemia”, declaró.

Añadió que al momento no ha recibido ninguna comunicación oficial de parte de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), sobre la situación de bajos niveles en el Embalse Guajataca, fuente de abasto para siete pueblos del Noroeste. Del mismo modo, sostuvo que tampoco ha sido informado por parte de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), sobre el plan a seguir para manejar lo que pudiera ser un racionamiento, en momentos en que el agua es fundamental para enfrentar la propagación del COVID-19.

“El mensaje para evitar el contagio del coronavirus es lavarse las manos con agua y jabón constantemente, tenemos hospitales, centros de diálisis, hogares de ancianos que necesitan ese vital líquido para sus operaciones diarias; entonces lo menos que se espera de parte de los organismos gubernamentales es que con anticipación se nos presente un plan para atemperar esta nueva realidad a un racionamiento”, dijo.

Destacó que en el caso de Isabela la situación es más preocupante ya que sus 46,000 habitantes dependen en su totalidad del Lago Guajataca para abastecer su planta de filtración, a diferencia de los demás pueblos que tienen otras fuentes de abasto alternas.

Precisó que en diciembre del 2017 cursó una carta al entonces presidente de AAA, Elí Díaz Atienza, solicitando un estudio de viabilidad de una fuente de abasto para la Planta de Filtros Isabela Urbana, que fuera adicional al Lago Guajataca, ya que en esos momentos el embalse había registrado daños por el huracán María.

“A esa carta le siguieron otras dos y en abril del 2018 reclamé que se solicitaran fondos bajo la Ley de Financiación e Innovación de Agua de la EPA para sufragar el estudio de viabilidad de la fuente de abasto alterna. Esa petición no tuvo respuesta alguna”, subrayó Delgado Altieri.

Agregó que a finales del 2018 sostuvo una reunión con el ingeniero José Ortiz y le hizo el planteamiento de que la única fuente de abasto de agua para Isabela es el Lago Guajataca.

“Desde esa reunión no ha surgido ninguna iniciativa dirigida a atender una necesidad, no de un alcalde sino de los 46 mil habitantes de Isabela. Nos encontramos en mayo del 2020, ante un panorama más preocupante que el que les proyecté en ese entonces, porque ahora dependemos del servicio de agua continuo para enfrentar una pandemia que aún no sabemos cuándo terminará”, apuntó el alcalde Delgado Altieri.