#GradRUM2018: No la hicieron en el parking de “Área Blanca”… RUM celebra su centésima quinta graduación

Clase 105 RUM wm

MAYAGÜEZ: El Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico otorgó un total de 1,719 grados en la centésima quinta colación de grados que llevó a cabo el viernes, en la que se ofrecieron los primeros de maestría en Bioingeniería y bachillerato en Ciencias e Ingeniería de la Computación.

Los graduandos, 861 mujeres y 858 varones, que estrenaron un nuevo diseño de toga con los colores verde y blanco del Recinto, fueron los protagonistas de dos sesiones de graduación en las que recibieron los grados de Ciencias Agrícolas, Ingeniería, Artes y Ciencias, y Administración de Empresas, los cuatro colegios académicos del Recinto.

Contrario a lo que se había anticipado, la ceremonia se efectuó en el Coliseo Rafael Mangual del RUM, y no en el estacionamiento de “Área Blanca”.

Hormiga Ardiente cuerito

Durante su mensaje, la arquitecta Wilma L. Santiago Gabrielini, rectora interina del RUM, se mostró orgullosa de los colegiales por su gesta de haber culminado sus grados académicos, pese a vivir uno de los momentos más difíciles en la historia de Puerto Rico, el paso del huracán María en septiembre de 2017.

Precisamente, la ceremonia tuvo como oradores principales al ingeniero José Sánchez, exalumno y director de Investigación y Desarrollo del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, quien dirigió labores de recuperación del pasado evento atmosférico en Puerto Rico, y la meteoróloga Ada Monzón.

Esta Clase 2018 hace historia al contar con el número mayor de estudiantes, en la trayectoria centenaria del Recinto, que se gradúan con el prestigioso premio Luis Stefani Raffucci, máximo galardón académico que otorga la institución por haber completado su grado con un índice de 4.00 puntos. Catorce colegiales reciben este honor: 12, de Artes y Ciencias; una, de Empresas; y una, de Ingeniería.

Asimismo, por primera vez, el nuevo programa graduado en Biogeniería otorga cuatro maestrías. Mientras el nuevo bachillerato en Ciencias e Ingeniería de Computación, gradúa a sus dos primeros estudiantes.

papanacho nuevo

Del mismo modo, recibe su grado de bachillerato de Ingeniería Mecánica, a sus 18 años, la joven Hazel Thais Rivera Rosario, quien inició su vida universitaria a los 14.

De las estadísticas ofrecidas por la Oficina de Registraduría del RUM, se desprende que 1,558 estudiantes alcanzaron sus grados de bachillerato, 146 de maestría y 15 de doctorado.

La distribución por facultad es la siguiente: 747, de Artes y Ciencias; 467, de Ingeniería; 176, de Ciencias Agrícolas; y 168, de Administración de Empresas.

El Cuadro de Honor lo integraron 705 alumnos y de estos, 14 cumplieron con los requisitos para recibir el Gran Premio Luis Stefani Raffucci, al graduarse con cuatro puntos del RUM; 42, son Summa Cum Laude; 413, Magna Cum Laude; y 250, Cum Laude.

Alo & John Verano

La clase 2018 contó con 48 estudiantes internacionales de Colombia, Perú, República Dominicana, Honduras, Guatemala, México, Venezuela, Alemania Occidental, Chile, Ecuador, Haití, India, Irán, Panamá, Rusia, y El Salvador.

Como ya es costumbre, los padrinos fueron los colegiales de la Clase Graduada del 1968. La ceremonia podrá verse por los canales de WIPR y contó con actualizaciones periódicas en las redes oficiales de la institución bajo las etiquetas de #GradRUM18 y #GradRUM105.

#GradRUM2018: Joven virtuosa del violonchelo se gradúa a los 18 años del RUM

Hazel Thais Rivera Rosario wm

MAYAGÜEZ: A sus 14 años de edad ingresó a la universidad; ahora a sus 18, se gradúa Magna Cum Laude del Departamento de Ingeniería Mecánica (INME), durante la centésima quinta graduación del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM). Se trata de la colegial Hazel Thais Rivera Rosario, quien ya fue admitida al programa doctoral en Ingeniería Aeroespacial de la prestigiosa Universidad de Cornell.

Hazel, quien es además una virtuosa del violonchelo, cursaba otro bachillerato en el Conservatorio de Música de Puerto Rico, en la ejecución del mencionado instrumento, mientras estudiaba Ingeniería.

“Al principio yo fui ‘home schooler’. A los 13 años, pude tomar el College Board. Cuando se me presentó la oportunidad de poder entrar a la Universidad, inicié con el programa de traslado articulado de la Universidad de Puerto Rico-Bayamón y luego de dos años, pasé aquí, al Recinto Universitario de Mayagüez. Siempre quise estudiar ingeniería porque me gusta esa combinación entre ciencias y matemáticas y me apasiona la aerodinámica’, indicó la joven, quien explicó que su transición a la vida universitaria transcurrió muy bien gracias al apoyo de sus padres, mentores y compañeros de estudio.

Hormiga Ardiente cuerito

Durante su jornada académica, se integró al Departamento de Banda y Orquesta.

“Estuve en la Orquesta de Cuerdas y fue una experiencia excelente. Tuve la oportunidad de ir a muchos sitios a tocar, incluso de ser solista en una pieza que me dedicaron”, dijo.

Se refiere a Estirpe, compuesta por Hugo Adames Román, exclusivamente para esta virtuosa chelista y que interpretó en el concierto con el que cerró su participación con la mencionada agrupación.

Y es que la colegial ha cautivado la admiración de sus pares desde que interpretó la Zarabanda de la Cuarta Suite de Bach, con su violonchelo, en su audición para ingresar Orquesta de Cuerdas del Recinto, cuando tenía tan solo 16 años.

“Sacó perfecto en su audición, algo que es casi imposible. Lo que interpretó para mí ese día fue un concierto maravilloso. Yo me quedé sin palabras cuando me dijo que empezó a tocar con tan solo tres años”, relató el maestro Santos Torres Toro, director de la orquesta, al recordar el primer día que la escuchó.

papanacho nuevo

Asimismo, se unió al equipo de Aero Design, en el que rápidamente se entregó al diseño de aeronaves a pequeña escala. Sus esfuerzos allí le ganaron el respeto de sus colegas mayores y las responsabilidades de líder de rendimiento de la división micro, según explicó el doctor David Serrano, catedrático y consejero de los proyectos especiales de INME.

“Estuvo en el micro el primer año y luego lideró el equipo. Aprendió mucho y se echó el trabajo encima. Estuvieron más de un mes sin electricidad, pero aun así hicieron un buen papel, obteniendo el primer lugar en presentación y el tercero en diseño”, comentó Serrano sobre el liderazgo que demostró Hazel ante los incontables obstáculos que le presentó el huracán María.

La investigación también fue una parte integral su vida universitaria al participar en varias experiencias de internado fuera de Puerto Rico.

Alo & John Verano

En verano de 2016, estuvo en el Glenn Research Center de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), donde desarrolló un extenso manual de especificaciones técnicas que hoy ayudan a los ingenieros en el uso y mantenimiento de herramientas y piezas de construcción de naves espaciales alrededor de la nación. Luego, en el 2017, se destacó en el Departamento de Ingeniería y Aeroespacial de la Universidad de Florida (UF), donde trabajó con tratamientos experimentales de agua. De hecho, actualmente se encuentra nuevamente en el NASA Glenn Research Center, donde trabaja en el área de hipersónicos.

Durante su fructífera temprana juventud, la novel ingeniera estableció una iniciativa de alcance comunitario para dar a conocer el instrumento del violonchelo.

“Desarrollé un proyecto llamado Tras la nota de mi violonchelo, y es que siempre que iba a los sitios me preguntaban que si era una guitarra o un violín. Así que quise llevarlo a las diferentes escuelas y universidades para todo el que quiera aprender de una forma divertida. Toco música de las películas y videojuegos que la gente ha escuchado antes y asocia a momentos lindos de su vida. El enfoque es revelarle a quienes me escuchan que el violonchelo y la música clásica están en muchas de las cosas que aman. Fue una experiencia bien buena ver cómo los niños reaccionan a la música, es impresionante”, relató.

Estudiantes RUM opuestos a celebración de graduación este año en estacionamiento “Área Blanca”

Carta CEFAC Graduacion cropped area blanca wm

MAYAGÜEZ: Es un área tradicionalmente conocida por su permanente problema de inundaciones que anualmente provoca cuantiosas pérdidas en vehículos de estudiantes que son dejados estacionados allí cuando llueve copiosamente en la Sultana del Oeste.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pues el “Área Blanca” del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico servirá como escenario de los actos de graduación de este año, en vista de que aparentemente el Coliseo Rafael Mangual no está listo, luego de los daños provocados por el huracán María en septiembre del año pasado, y tal parece que no se usará el Palacio de Recreación y Deportes de Mayagüez, a pesar de que en años anteriores se había usado esa estructura para efectuar las graduaciones colegiales.

Hormiga Ardiente cuerito

La decisión de la administración del RUM de usar el “parking” de “Área Blanca” para la graduación trascendió en una carta enviada por el Consejo de Estudiantes de la Facultad de Artes y Ciencias (CEFAC) a la rectora interina Wilma Santiago Gabrielini, expresando su oposición a esta determinación.

“El Consejo de la Facultad de Artes y Ciencias se dirige a usted para expresar la oposición y disconformidad en el lugar escogido para la celebración de los actos de graduación (Clase 105) de nuestro amado Colegio. En asamblea de graduandos celebrada el 20 de marzo de 2018, la directiva de la clase informó que los actos de graduación serían celebrados en área blanca”, reza textualmente parte de la carta firmada por la presidenta y vicepresidente del CEFAC, Paula Martínez Vázquez y Jorge Rivera Vázquez, respectivamente.

alo & john ofertas de pizzas 2018

Alegaron en la carta que aparte de comenzar los actos a las 5:00 de la tarde, tampoco habrá carpa en caso de las condiciones del tiempo no favorezcan la actividad.

“Ante esto, entendemos completamente injusto que se expongan a los estudiantes y visitantes a las inclemencias del tiempo y esto represente un estrés y preocupación durante un día tan importante”, expresaron.

pinchera de papanacho