Bhatia… Haciendo lo que criticaba

Incidente ocurrido cuando líderes magisteriales trataban de entrar a El Capitolio. A la derecha, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia.

Incidente ocurrido cuando líderes magisteriales trataban de entrar a El Capitolio. A la derecha, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia.

Por: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA-AAA

Durante la campaña del 2012, el senador Eduardo Bhatia acuñó como lema de campaña, ¡Habla, Pueblo, Habla! Utilizaba el mismo cada vez que trazaba las diferencias entre el presidente del Senado en ese entonces, Thomas Rivera Schatz y él.

Presentaba videos de la actitud prepotente de Rivera Schatz  y luego salía su lema de campaña.  Así hacía sobre los macanazos en las escalinatas de El Capitolio, sobre la Ley 7 y otros.

Se vendió como un conciliador, que vendría con estilos distintos a los que criticaba.

Una vez ganó la elección y luego la presidencia del Senado, su actitud conciliadora, de persona distinta, fue cambiando poco a poco.

Tenemos que recordar aquella frase, “nada está escrito en piedra” cuando un periodista le cuestionó sobre la eliminación de las dietas a los senadores.  Fue demostrando desde el mismo hemiciclo que no había ninguna diferencia de estilos entre su predecesor y él.

Bhatia criticó la Ley 7 que despidió a miles de trabajadores, pero aprobó una Ley 66 que afectó directamente a todos los empleados públicos y provocó despidos constructivos por la difícil situación económica en la que la Ley 66 los llevó.  Criticó los impuestos de Fortuño y Rivera Schatz, pero ha aprobado decenas de nuevos impuestos;  criticó  el que el PNP quisiera reducir las pensiones,  pero él aprobó una ley para reducir las mismas y criticó la política de privatización de escuelas que quería imponer Fortuño,  pero él aprueba en el Senado proyectos para privatizar las escuelas, la Autoridad de Energía Eléctrica y hasta las playas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No conforme con esto, en la tarde de ayer una cantidad de maestros de escuela pública se dieron cita, junto a los líderes magisteriales, frente al Capitolio para protestar por el plan de privatización y cabildear para enmendar el proyecto, tal y como fue su pedido más temprano,  pero cuando estos decidieron entrar para cabildear, no solo se les impidió la entrada sino que le tenían la Policía preparada para evitarlo e incluso un empleado de El Capitolio agredió a uno de los manifestantes.

Las promesas se hicieron sal y agua. Su estilo en el Senado es casi idéntico al del senador Rivera Schatz, sus propuestas y las aprobaciones por parte de ese cuerpo legislativo, coinciden con las  del pasado presidente de ese cuerpo. Mucha gente se confió en el ofrecimiento que éste hacía de un gobierno transparente,  pero se percataron que esa promesa no tenían intenciones para cumplirla.

No puedo quedarme callado ante el abuso que tiene Bhatia en contra del pueblo. Aumentos de luz, gasolina, los peajes y muchos otros aumentos que posiblemente legislen o que ya estén por anunciar, han sido parte de esos proyectos aprobados en el Senado de Puerto Rico.

Tengo que denunciar todo este atropello que ha tenido esta administración contra el país aprobando leyes que atentan contra los mejores intereses del pueblo. Han desestabilizado las agencias y corporaciones públicas con el fin de llevarlas a un punto donde el pueblo acepte una privatización.

Basta ya, señor Eduardo Bhatia. El pueblo exige que miren a las grandes empresas que pagan muy poco por sus contribuciones, o que reciben algún trato preferencial y que las pongan a pagar lo que les corresponde.  La carga no puede seguir cayendo en los hombros de los hombres y mujeres que salen día a día a buscar las habichuelas de sus hijos.

El IVA, la crudita y más crudita

gasolina caraPor: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA/AAA

No caben dudas que los temas que han acaparado los titulares y primeras planas de los principales medios de prensa del país son el Impuesto al Valor Añadido y la ya famosa crudita.

En el caso del IVA, hemos visto que todos los sectores del país se han presentado ante ambos cuerpos legislativos, con excepción de las agencias de gobierno, se han opuesto a dicho proyecto, con argumentos contundentes del efecto que tendrá dicho impuesto en los distintos servicios que se ofrecen en el país. No empece a la abrumadora oposición, el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla está empeñado en seguir adelante con este proyecto el cual llevará al país a una crisis peor de la que ya está.

Por otro lado, la Legislatura y el gobierno ya habían aprobado un impuesto a los derivados del petróleo que encarecería el precio de la gasolina en por lo menos 4 centavos el litro del combustible y que comenzó el pasado domingo.

A pesar que mientras este proyecto era considerado en la legislatura, el presidente del Senado, Eduardo Bathia había dicho que sobre su cadáver se aprobaría un aumento inflacionario automático al combustible cuyo efecto sería aumentar el precio si baja el consumo, el mismo fue aprobado en un proyecto posterior precisamente con el voto a favor del propio Bathia.

Si miramos lo que ha pasado en las vistas sobre el IVA con cada deponente que ha ido a presentar sus argumentos, es casi imposible que esta legislación baje con un informe de alguna comisión, que recomiende su aprobación. De hecho, de eso ocurrir, el pueblo debe analizar las acciones a seguir, porque sería dar la espalda a los reclamos de quien una vez le dijeron “HABLA PUEBLO HABLA”.

Vale la pena preguntarse qué será lo próximo que se inventaran para continuar llevando al pueblo a la crisis total. No podemos descartar que, no solo se apruebe el proyecto del IVA, sino que dos meses después vengan a decirnos que hay que enmendar el proyecto para incluir, que lo que se le dio exención la primera vez, los pongan a pagar porque se quedaron corto en ingresos.

Por esto el pueblo (todos los sectores juntos) debe salir a la calle con una mega manifestación que haga reaccionar de una vez a los legisladores y al propio Gobernador de Puerto Rico, para que desistan de continuar quitándonos las habichuelas que con tanto sacrificio nos ganamos y con tanta facilidad pretenden quitarnos.

Propuesta de Bathia promueve despido de miles de empleados públicos

Eduardo Bathia, presidente del Senado (Archivo).

Eduardo Bathia, presidente del Senado (Archivo).

Por: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA-AAA

Durante la pasada semana pudimos escuchar en los medios de comunicación del país, una propuesta del licenciado Eduardo Bathia, actual presidente del Senado, que pretendía hacerle creer al país que tiene más poder, que el que pueda tener un gobernador, y que lo pondría en posición para retar a su jefe político en las próximas elecciones. El líder senatorial argumentó que no aprobaría una reforma contributiva sino se le reducen 1,000 millones de dólares al presupuesto del país.

Dicha propuesta, acaparó todos los medios de comunicación que incluso algunos la dieron por buena y hasta argumentaban a favor. Sin embargo, lo que nadie esperaba era que tanto desde el ejecutivo, como de su cuerpo hermano, la Cámara de Representantes, le dieran un “tapaboca” a Bathia que lo ha callado por más de una semana. Tanto el Banco Gubernamental de Fomento, como el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández, le dejaron saber que dicha propuesta provocaría el despido de casi 30,000 trabajadores, lo cual este gobierno no estaba dispuesto a hacer.

Esta actitud de prepotencia del presidente del Senado actual, es solo comparable con las actitudes asumidas durante la pasada administración por el expresidente de dicho cuerpo, licenciado Thomas Rivera Schatz y que tanto fue criticada por Bathia. Recordemos los enfrentamientos que ambos tuvieron en el Hemiciclo del Senado y en los medios de comunicación, en los cuales Bathia intentaba presentarse como víctima de Rivera Schatz.

No cabe duda que aquel slogan de campaña “HABLA PUEBLO, HABLA” se ha convertido en “CALLA PUEBLO, CALLA” ante los constantes ataques a quienes hoy decidimos hablar en contra de las políticas en contra de este pueblo, que tanto desde el ejecutivo, como también desde el legislativo están promoviendo.

Los trabajadores por ejemplo, no nos podemos olvidar de las leyes aprobadas y que nos han quitado derechos y beneficios, tales como: la Ley 3, que redujo las pensiones a los empleados públicos, la ley 160, que intentó reducir las pensiones de los maestros y maestras del país y que el Tribunal Supremo determinó que algunas de sus disposiciones son inconstitucional, asi como la Ley 66  de Sostenibilidad Fiscal, que enmendó varias leyes laborales y a través de la cual se les quita derechos adquiridos a los trabajadores del país. No podemos dejar fuera la actual propuesta de reforma contributiva, la cual pretende que el más rico pague menos y los más pobres paguen más.