El agua, COVID-19 y la AAA como antídoto

Por: Iván Vargas Muñiz, presidente UIA-AAA, Capítulo de Mayagüez

El mundo se estremece ante un virus que está costando miles y miles de vidas en todo el planeta, el COVID-19. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado una pandemia mundial por el COVID-19.

El virus comenzó en China y se ha ido propagando rápidamente de manera exponencial sin mirar clases sociales, edad o género.

Tanto la OMS como el Centro para el Control de Enfermedades han dejado claro la forma de evitar contagios, más allá del distanciamiento físico. Lavarse las manos con agua y jabón.

Ante esta recomendación, la Autoridad de Acueductos se convierte en una corporación pública importante para mantener la salud pública en el país, ya que es la responsable de llevar agua potable a todos los ciudadanos.

Para poder mantener el sistema, compañeros y compañeras unionados y gerenciales hemos estado dando el máximo con el fin que se le brinde el servicio constante y de calidad, aun cuando también estamos expuestos al contagio del COVID-19.

En todos los medios de comunicación, esferas de gobierno y sector privado, los mensajes de aliento y agradecimiento por el trabajo que se está haciendo en el país han sido muchos. A los médicos, policías, emergencias médicas, bomberos, empleados de saneamiento y supermercados han sido los que se les ha reconocido su labor.

Sin embargo, el único mensaje de reconocimiento a mis compañeros trabajadores de Acueductos lo fue el de José Nogueras Vega. No hemos visto ningún otro mensaje a nuestra gente de la AAA.

Hoy, como líder sindical, presidente de Capítulo de la UIA en Mayagüez y como puertorriqueño quiero agradecer a todos los que han estado laborando para mantener a la Autoridad de Acueductos en pie distribuyendo lo que yo he llamado el antídoto al COVID-19, el agua potable.

No busquemos reconocimiento, busquemos la satisfacción del deber cumplido para que el país tenga agua.

Mis respetos y admiración a los compañeros de la AAA.