Boa puertorriqueña provoca corre-corre en escuela rural de Sabana Grande

Ejemplar de la Boa Puertorriqueña o Culebrón (Foto del DRNA).

Ejemplar de la Boa Puertorriqueña o Culebrón (Foto del DRNA).

SABANA GRANDE: El desconocimiento, la desinformación e, incluso, hasta prejuicios religiosos pudieron ser la causa de tremendo corre-corre que se produjo el jueves en la escuela elemental rural José Celso Barbosa, localizada en el barrio Rayo Guaras de esta municipalidad, cuando una inofensiva boa puertorriqueña se subió a las ramas de un árbol que está en el patio de plantel.

La especie de reptil autóctono de Puerto Rico, también conocido como “Culebrón”, vive mayormente en sectores rurales y montañosos. Las boas jóvenes se alimentan de lagartijos, iguanas, insectos, y otros vertebrados; mientras que las culebras adultas se alimentan de roedores, aves pequeñas y murciélagos.

Según se supo a través de informes de prensa (Primera Hora), una maestra de cuarto grado vio el culebrón enroscado en las ramas del árbol que está cerca de las ventanas de su salón de clases.

A pesar de que alegaron haberse comunicado desde la escuela con personal del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), los funcionarios nunca llegaron.

Una sencilla búsqueda de información hubiese ilustrado a la comunidad escolar de que este tipo de ofidio autóctono de Puerto Rico, no es venenoso y no ataca al hombre, pues no tiene el tamaño ni la fuerza para atacar a un niño.

A pesar de que hasta el Siglo XIX, la boa fue abundante. La cacería por su aceite, la deforestación y la destrucción de mogotes completos para la extracción de materiales de construcción ha reducido su número. La boa se incluyó bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción en 1970.

Aparte de que la “mala fama” que la religión le ha creado a las serpientes, por ser una personificación diabólica, hace que muchas personas les teman, en ocasiones como esta, sin motivo.

Si usted se topa en algún momento con una boa puertorriqueña, o culebrón, siéntase afortunado, pues quedan pocas, y déjela en paz.

DRNA dice no había solicitud de permiso de corte de árbol que cayó en residencia en Aguadilla… Pero apareció una solicitud de permiso de corte desde 1994

Parte de los daños causados por el árbol en esta residencia de Aguadilla. (Foto cortesía del Cuerpo de Bomberos)

Parte de los daños causados por el árbol en esta residencia de Aguadilla. (Foto cortesía del Cuerpo de Bomberos)

SAN JUAN: La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, expresó que no son ciertas versiones que han trascendido de que la agencia denegó un permiso para el corte del árbol en la propiedad o cerca de la residencia de la ciudadana en la carretera PR-443, kilómetro 0.2 del barrio Caimital Bajo, en Aguadilla.

La funcionaria dijo en declaraciones escritas que en los expedientes del DRNA en la Región de Aguadilla no existe ninguna solicitud a esos fines. Bajo la actual administración, tampoco se tiene registro de alguna solicitud de ayuda que se haya emitido a la agencia en este caso que, de primera mano se tramita con los municipios.

Sin embargo, del mismo comunicado de prensa surgió que el único permiso solicitado al DRNA para corte y poda del árbol data de 1994, hace 20 años.

Para esa fecha, el técnico del DRNA advirtió que el árbol representaba un peligro para la propiedad y la vida humana luego de una poda en la cual no se tomó “en consideración que su peso original se orienta al este”.

Tanto el director regional de Manejo de Emergencias de Aguadilla, Frank Hernández; como el director de Obras Públicas de ese Municipio, José Castro Miranda; confirmaron la información, así como Jonathan González Suárez, hijo de Rosa Mar Báez Suárez, la mujer perjudicada por el árbol desplomado.

Guerrero Pérez indicó que cuando se presenta evidencia de que un árbol representa un riesgo para la vida y la propiedad, los técnicos del DRNA pueden otorgar el permiso en el mismo día.   Si existe una emergencia, la Oficina de Manejo de Emergencias Municipal o Estatal puede tomar la determinación de cortar el árbol en el momento que se presenta la emergencia.

El DRNA envió técnicos especializados para evaluar las raíces del árbol desplomado y las condiciones del suelo donde se encontraba y a su vez determinar si hay algún otro árbol que pueda representar  riesgo para la vida o propiedad en esta zona.

Otro ángulo del árbol caído en Aguadilla. (Foto cortesía del Cuerpo de Bomberos)

Otro ángulo del árbol caído en Aguadilla. (Foto cortesía del Cuerpo de Bomberos)

El análisis técnico, realizado por biólogos forestales, revela que el árbol se cayó debido al debilitamiento y falta de estabilidad cuando se le cayó una primera parte hace seis meses, momento en que dio indicios de tratarse de una emergencia y actuar bajo el protocolo.

La fragmentación dejó el centenario árbol vulnerable, el peso quedó inclinado hacia la parte norte, donde ubica la residencia afectada, por lo que el viento y la lluvia de estos días contribuyeron a que se cayera.

Los biólogos observaron además que el árbol tenía aproximadamente dos por ciento de hongo entre el tallo y sus raíces. Asimismo, se percataron de que la carretera estatal PR 443 y una acera pasan por encima de las raíces del viejo árbol y que un camino municipal está muy cerca, por lo que su alimento estaba muy comprometido.

La funcionaria aclaró que el árbol de Guanacaste que cayó sobre la residencia, no es una especie endémica ni nativa de Puerto Rico. De manera que, le aplican las mismas protecciones que se dispensan a cualquier árbol en Puerto Rico para cuyo corte debe mediar un permiso sencillo que se evalúa el mismo día de la solicitud.

Jueza se inhibe en caso de Director Regional DRNA Aguadilla acusado de prostitución

Juan Ramón Vega Salamanca tendrá su día en corte el próximo 22 de septiembre.

Juan Ramón Vega Salamanca tendrá su día en corte el próximo 22 de septiembre.

AGUADILLA: Para el próximo 22 de septiembre quedó citado el caso del suspendido director regional del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales  (DRNA), Juan Ramón Vega Salamanca, a quien se le imputan cargos de prostitución masculina, luego de que la juez Soraya Méndez, del Centro Judicial de Aguadilla, se inhibió el miércoles de atender la vista.

El funcionario público y comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD) en Isabela, estaba citado para responder por las denuncias, junto a otros 10 individuos que fueron arrestados el pasado 14 de agosto en el área de Las Ruinas, en la antigua Base Ramey.

Las denuncias presentadas son por los delitos de prostitución, exposiciones y proposiciones deshonestas.

“La juez (Méndez) preside la Junta de Inscripción Permanente (JIP) en Isabela y como nuestro cliente también pertenece a esa junta, ella decidió inhibirse y entendemos fue lo correcto para garantizar la pulcritud del proceso. No obstante le hicimos saber que la defensa está preparada para iniciar en la próxima fecha señalada”, le indicó a una televisora local (WOLE), el licenciado Arturo Dávila Toro, abogado de Vega Salamanca.

La cita de Vega Salamanca fue puesta en calendario para el próximo 22 de septiembre en la sala de otro magistrado del tribunal aguadillano.

A Vega Salamanca que se le acusa de haberle ofrecido $10 a un agente encubierto, a cambio de que “se dejara tocar sus partes íntimas”.

Por otro lado, del grupo que compareció al Tribunal de Primera Instancia de Aguadilla, seis tienen que presentarse a juicio en su fondo el 3 de octubre, entre éstos un empleado del Departamento de la Familia. Dos fueron excusados ya que no tenían representación legal, y trascendió que uno es empleado del Departamento de Hacienda.

Otro de los citados, de quien se dijo es médico, no llegó a la cita por razones de salud. Mientras que a otro de los detenidos  no le encontraron causa para juicio.

Se alega que las autoridades intervinieron en el área de Las Ruinas tras recibir querellas de turistas que alegaron que individuos ejercían la prostitución en el apartado lugar y que sostenían relaciones sexuales allí.