[OPINIÓN] Todo comienza conmigo… Lideremos con nuestro ejemplo

Por: Tomás Ramírez, empresario, hotelero, y pasado presidente de la Asociación de Dueños de Paradores

Durante las pasadas cinco semanas, hemos visto como el progreso colectivo de nuestro pueblo sobre la pandemia, obtenido tras meses de encierro y muchos sacrificios, se nos escapa como el agua entre los dedos de las manos.  El comportamiento irresponsable de un grupo minoritario de ciudadanos y comerciantes ha causado un aumento de sobre 200 por ciento en el índice de positividad y 256 por ciento en las hospitalizaciones; colocándonos a un paso del nivel más alto de riesgo. Los datos del sistema de rastreo reflejan que sobre el 93 por ciento de los brotes ocurren en actividades y reuniones de amigos y familiares.

Asertivamente, nuestros médicos y epidemiólogos claman por más restricciones y señalan recomendaciones específicas dirigidas a ciertas actividades económicas; mientras ignoramos la raíz-causa del problema; la falta de una campaña de educación masiva y sostenida dirigida a grupos específicos, junto a un sistema integrado de vigilancia, con consecuencias serias.

Apoyamos las acciones tomadas por nuestro gobernador en la nueva Orden Ejecutiva 2021-026; mientras reconocemos que estas restricciones son muy necesarias y pudieron ser más fuertes; y afectaran negativamente a muchos comercios responsables que han estado en cumplimiento, y a sus empleados.

Al mismo tiempo, necesitamos liderar con congruencia y nuestro ejemplo; y todos los sectores, gubernamentales y comerciales, somos responsables de modelar y cumplir con las nuevas guías de convivencia comunitaria, impuestas por la pandemia.

Solicita online o visita alguna de nuestras sucursales
en Cabo Rojo, Hormigueros y Sabana Grande.
Ciertas restricciones aplican.
Acciones y depósitos asegurados por COSSEC.
www.caborojocoop.com
787-851-1337

¿Cómo podemos explicar la aglomeración y las acciones anti salubristas que vimos en El Capitolio, previo y luego del Mensaje de Situación del Estado?  Fueron incongruentes; y en muy poco se distancian de lo ocurrido en el Cayo Caracoles, la boda de Vega Baja, un restaurante en Ponce, y la fiesta de Aguada.

Ante estos retos, por meses, le hemos propuesto a las agencias pertinentes, implantar una campaña masiva y sostenida de educación, dirigida a las personas en las edades de 18 a 40 años, sin éxito. Buscamos un cambio cultural y de comportamiento que requiere mucha repetición y seguimiento. Este grupo multigeneracional ha demostrado consistentemente el mayor nivel de incumplimiento con las nuevas normas de convivencia comunitaria. Los datos de nuestros sistemas de salud y rastreo apoyan y justifican esta inversión.

Esta educación, debe estar reforzada por todos nuestros comerciantes y lideres municipales.  Los comerciantes tenemos la responsabilidad de mantener y enforzar las normas salubristas requeridas entre los empleados y clientes, dentro y alrededor de nuestros establecimientos; mientras que los alcaldes y alcaldesas tienen la capacidad de amplificar la orientación y las sanciones a todo aquel ciudadano o comerciante en su municipio que no esté dispuesto a cumplir las normas de convivencia comunitaria. Ambos grupos están en una posición de influencia, y pueden estimular, con su ejemplo, un comportamiento más responsable. La consigna debe ser sencilla; “si no puedes cumplir y hacer tu parte, nos reservamos el derecho de admisión”.

Sin duda, como empresario PyME en el sector turístico, apoyamos el proceso de reapertura comercial que llevamos, y anhelamos volver a la normalidad lo antes posible. Esto es alcanzable, facilitando acciones responsables y congruentes a través del camino hacia la recuperación sostenible de nuestra maltrecha economía.

Estamos a mitad de esta guerra y cada batalla es importante. Mientras avanza el proceso de vacunación, nos corresponde a todos, contribuir activamente, manteniendo las mejores prácticas salubristas, a nivel individual y en cada residencia, comercio, calle, barrio y municipio.

Un retroceso en la reapertura económica sería fatal para muchas empresas y sus empleados. Nadie desea más restricciones, y mucho menos un nuevo cierre económico como está sucediendo en Brasil y Francia. 

Todo comienza conmigo… y para vencer nos toca a todos liderar con congruencia y nuestro ejemplo.

[OPINIÓN] El “hashtag” #GuillitoRenuncia se está poniendo de moda… Y después que Guillito renuncie, ¿Qué?

Por: Lcdo. Alfredo Ocasio

Mayagüez…

Como muchos de ustedes saben, abrí mis ojos y di mi primer grito en la Clínica Perea de Mayagüez. Hace 58 años de esa gesta de mi querida y amada madre. A los 18 años, era presidente de la Juventud del Partido Nuevo Progresista y fui candidato a la Asamblea Municipal en las elecciones de 1980 en Mayagüez.

Crecí siendo el alcalde Benjamín Cole. De hecho, era vecino nuestro en el barrio París cuando fue electo alcalde en 1968. Amigo de mis abuelos, al igual que Nereida Falto, su esposa, era la época en que se era amigos respetando las diferencias ideológicas. Ese respeto me fue inculcado desde niño; una cosa son las diferencias políticas y otra es la relación personal.

La vida me alejó de Mayagüez por varios años. Durante ese tiempo, me di a conocer en la isla y establecí contactos y amistades en todo Puerto Rico y todos saben de mi paso por la Administración de Vivienda Pública de Puerto Rico. Regresé a Mayagüez en el 2001 y aquí crie a mis hijos. La mayor, nacida en Ponce, y el menor, nacido en San Juan, recibieron su educación formal y su crianza en Mayagüez. Mi oficina legal está en Mayagüez. Prácticamente todos los días estoy en Mayagüez.

Desde mi regreso a la ciudad he estado activo en organizaciones cívicas. En la urbanización que residí fui director de su asociación de residentes y presidente de esta por tres años consecutivos. Presidí el Casino de Mayagüez por dos años consecutivos y un tercer año adicional y fui miembro de su junta de directores por alrededor de 10 años. Presidí la Asociación de Padres y Maestros del Colegio de la Milagrosa por cuatro años consecutivos. En todas estas entidades, fui electo por unanimidad, un honor que me fue conferido por los miembros de todas esas organizaciones.

Por todas estas razones y otras adicionales, no puedo dejar de expresar mi consternación y dolor por lo que ha ocurrido en Mayagüez. No es lo mismo escuchar que poder leer de primera mano los documentos que reflejan claramente lo ocurrido en la administración municipal.

Le doy las gracias al periodista Julio Víctor Ramírez por haberme dado acceso a los documentos que él obtuvo. Aquellos que no hayan visto mi participación en el programa de Julio Víctor la noche del jueves, les exhorto a que vayan a su página de La Calle Digital en Facebook y la vean.

El hurto de $9 millones destinados a un centro de trauma por allegados del alcalde es algo imperdonable. Luego, leer los documentos donde se hipotecó el patrimonio de nuestra ciudad, es algo que choca la conciencia de todo ciudadano.

Solicita online o visita alguna de nuestras sucursales
en Cabo Rojo, Hormigueros y Sabana Grande.
Ciertas restricciones aplican.
Acciones y depósitos asegurados por COSSEC.
www.caborojocoop.com
787-851-1337

Mayagüez tiene un serio problema, pero ese problema no se llama José Guillermo Rodríguez. Él es el síntoma del problema. Lo que ha ocurrido es producto de la regencia continua por 84 años de un mismo partido político. La falta de alternancia que llevó a la ciudad al conformismo y a la impunidad. Los que hicieron esto lo hicieron porque sentían que no habría consecuencias porque Mayagüez siempre vota popular; la capital de la Pava.

Examiné la historia de la ciudad y verá que luego de la salida de Benjamín Cole, a quien combatí duramente cuando fue alcalde desde mi trinchera política, la ciudad ha caído en un lento y paulatino deterioro, desgaste y decadencia. Esa es la realidad. Las únicas obras grandes en Mayagüez desde 1992 para acá las han hecho gobernadores del PNP. Desde 1980 para acá, el PPD se olvidó de que Mayagüez es parte de Puerto Rico.

Veo ahora a la gente indignada contra el alcalde y no es para menos. El no querer dar cara a los medios y al pueblo es reflejo de que aún faltan más malas noticias para nuestra ciudad que involucran al alcalde. La caja de Pandora se abrió y ya no hay quien la cierre.

El hashtag “#guillitorenuncia” se está poniendo de moda. Ok. ¿Y después que Guillito renuncie, qué? ¿Qué vamos a hacer los mayagüezanos? ¿Darle cuatro años más de impunidad al PPD? Dejar que el PPD nos designe el próximo regente de la ciudad mientras su estructura corrompida por el continuismo venga a tapar y esconder lo que ya todos sabemos; que el municipio está en quiebra. ¿Se va a dejar a los mismos que nos han llevado a esta debacle que continúen en las mismas porque después de todo, esta es la capital de la pava?

Si de verdad Mayagüez quiere un cambio (el cual lo necesita), no es solamente pidiendo la renuncia del alcalde. Es sacando de la alcaldía a esa maquinaria de corrupción llamada PPD. Es terminar con 84 años de continuismo. Pero para lograrlo, tenemos todos que unirnos como pueblo y escoger a los mejores hombres y mujeres porque el trabajo de recuperar a Mayagüez va a ser monumental. Debemos aunar el esfuerzo de todos, estadistas, populares, independentistas y de otras bandas del espectro político. Necesitamos las mejores mentes y las personas con mejores capacidades para meterle mano a esto y arreglarlo para el bien de la ciudad y de sus habitantes, si es que queremos que Mayagüez regrese al sitial de donde nunca debió de haber salido.

Mayagüezanos, nuestra ciudad nos llama y nos reclama. ¡Digamos presente!

Nota: El autor es abogado con su oficina localizada en Mayagüez.

Divididas las opiniones del pueblo en cuanto a enmiendas

MAYAGUEZ:  Aunque residentes del litoral oeste entienden que el gobierno urge de mecanismos más fuertes para combatir la ola de criminalidad que afecta al país, otros opinaron hoy viernes que se debe  tener mucho cuidado con la llamada “discreción de los jueces” a la hora de imponer fianzas altas o negarle a un imputado el derecho a salir bajo fianza. ” Hay muchos jueces buenos, pero otros son unos abusadores que solo responden a sus intereses políticos o personales”, indicó una profesora retirada.

De otra parte,  un policía retirado indicó que la enmienda que niega el derecho a salir bajo fianza en determinados casos es una de avanzada y debió haberse aprobado desde hace muchos años. ” Aquí lo que tienen los delincuentes y asesinos es un abuso con los ciudadanos decentes; por una puerta entran a la cárcel y por otra salen a seguir cometiendo delitos”, expresó el entrevistado.

En cuanto a la enmienda constitucional para reducir el número de miembros de la Asamblea Legislativa, vecinos de Mayagüez y pueblos cercanos indicaron estar de acuerdo con esa medida, pero hicieron claro, ” que no sirve de nada que haya menos gente  en el Capitolio, si va a continuar el derroche de fondos públicos.”

” Además, se pueden contar con los dedos de las manos los senadores y representantes que trabajan por nosotros, necesitamos que haya calidad de legisladores y no cantidad”, indicó un joven estudiante del RUM.

Al momento de este reportaje, los votantes se inclinan a votar “SI” para reducir  el  número de miembros de la Asamblea Legislativa, pero aún hay muchas dudas sobre enmendar la Constitución para negar el derecho a la fianza en determinados delitos graves.