Policía de Guánica involucrado en incidente de violencia doméstica en Ensenada

Policia Puerto RicoGUÁNICA: La Policía investigaba el sábado en la mañana, un caso de violencia doméstica supuestamente ocurrido en la avenida Los Veteranos del Poblado Ensenada.aquaviva hallowen 10-31-15

Se alega que un agente de 42 años de edad, adscrito al cuartel de Guánica, agredió con las manos a su expareja consensual, mientras se encontraban el viernes en la noche en una panadería del sector.

Tras el incidente, el policía fue desarmado y se encontraba detenido.

La investigación quedó en manos del agente Nelson Murillo, de la División de Violencia Doméstica de Ponce.

Casa Mia banner 1 b

Guaypao en Guánica: Comunidad olvidada por TODOS

Acumulación indiscriminada de basura en el área del malecón del sector Guaypao de Guánica (Foto Julio Víctor Ramírez, hijo).

Acumulación indiscriminada de basura en el área del malecón del sector Guaypao de Guánica. Haga “click” para agrandar la imagen (Foto Julio Víctor Ramírez, hijo).

Por: Julio Víctor Ramírez, hijo

GUÁNICA: En mi último día de vacaciones, ayer domingo aproveché para salir de paseo con mis padres y visitar entre otros lugares, el pueblo en el que abrí los ojos, mi querido Guánica. Siempre es un placer visitar el llamado “Paraíso del Eterno Verano”.

Sin embargo, penosa fue la escena cuando íbamos desde Ensenada hasta Salinas Providencia, sector también conocido como Playa Santa. Cuando pasamos por el “malecón” del sector Guaypao, percibimos un insoportable olor, combinación de aguas usadas, basura y excremento.

Tuve que detenerme al ver que la orilla de lo que pudiera ser un precioso paraje para desarrollarlo turísticamente, estaba llena de basura y de una sustancia que le podía causar asco a la persona con el estómago más fuerte.

Muelle de los pescadores en Guaypao. Al fondo, la famosa bahía de Guánica (Foto Julio Víctor Ramírez, hijo)

Muelle de los pescadores en Guaypao. Al fondo, la famosa bahía de Guánica. Haga “click” para agrandar la imagen (Foto Julio Víctor Ramírez, hijo)

Tomé fotografías para documentar lo que estoy escribiendo.

No toda la culpa se le puede echar al gobierno central ni a la administración municipal, que ciertamente tienen una cuota de responsabilidad en todo este asunto. La responsabilidad primaria es de la gente que por años ha usado ese lugar como vertedero, sin considerar que privan a nuestros hijos, nietos y futuras generaciones de uno de los lugares más bonitos y de mayor potencial de desarrollo.

Me encantaría saber qué se va a hacer con el malecón de Guaypao.

Y por favor, no me vengan con “planes sacados de la manga” para salir del paso.

El daño ecológico es profundo y serio. Me causa pena la gente que diariamente tiene que padecer esta escena, aparte de la peste que hay en ese lugar. No me explico cómo seres humanos pueden soportar esto.

Otra vista del aspecto deprimente en que se encuentra en lugar. Haga "click" para agrandar la imagen (Foto Julio Víctor Ramírez, hijo).

Otra vista del aspecto deprimente en que se encuentra en lugar. Haga “click” para agrandar la imagen (Foto Julio Víctor Ramírez, hijo).

Quien tenga la responsabilidad de meterle mano al asunto, hágalo con premura. No importa si es la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA), el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), la Junta de Calidad Ambiental (JCA, que tanto frecuenta a Playa Santa), y/o el Gobierno Municipal.

Amo a Guánica y me duele ver esto…

Por otro lado, les comparto el “estatus” de la cuenta personal de Facebook de mi padre, el periodista guaniqueño Julio Víctor Ramírez Torres, quien más elocuente no pudo ser:aquaviva weekend 2

“Desde estas páginas hago un llamado urgente a las agencias correspondientes para que atiendan el problema de los olores objetables que afectan al sector Guaypao de Ensenada. La acumulación de desperdicios sólidos a orillas de la playa es un asunto que tiene que ser atendido sin más dilación, por la Junta de Calidad Ambiental, Recursos Naturales y la Agencia Federal de Protección del Ambiente. Ayer domingo tuve oportunidad de visitar a Guánica y Ensenada en compañía de mi esposa Aidita y de Julio Víctor Ramírez, hijo, y la situación del barrio Guaypao, nos conmovió. No acostumbro hablar negativamente del lugar donde tuve la dicha y el honor de nacer, pero ocurren asuntos que no podemos callar. Si alguien se siente ofendido con esta observación, lo lamento mucho. Ensenada es un lugar precioso, pero surgen detalles que no se pueden pasar por alto. Mi respeto y afecto a todos los compueblanos que residen en Guaypao”.