Piénsalo… Pones a tu hijo a merced de depredadores sexuales publicando sus fotos con uniformes escolares en las redes sociales

 

Por Julio Víctor Ramírez, hijo

La redes sociales más populares en la actualidad, como el Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, etcétera; son un arma de doble filo. Por un lado, pueden ser tan útiles como para ayudar a localizar personas desaparecidas, mascotas perdidas o identificar delincuentes en los momentos que cometen fechorías. Pero por el otro, son la principal fuente para depredadores sexuales, que buscan presas indefensas como lo son los menores de edad.

Cada año, a principios del nuevo curso escolar, es ya generalizado, y hasta esperado, que orgullosos padres y madres publiquen fotos de sus hijos “modelando” sus nuevos uniformes escolares, sus tenis nuevos, sus bultos, y su recorte acabadito de salir de la barbería.

Pero, ¿Se han puesto a pensar que de la misma manera que sus amigos y familiares pueden tener acceso a esas fotos, también están al alcance de individuos que no tienen buenas intenciones?

En la publicación Andro 4 all se establece algo que es totalmente cierto:

“No es ningún secreto que las redes sociales son un espejo de nosotros mismos en el que nos mostramos no como somos, sino como queremos que nos vean. Las redes están llenas de fotos en las que salimos felices, rodeados de amigos, haciendo cosas súper divertidas, ¿pero quién publica algo cuando está triste? Nadie, porque nadie quiere que le vean triste, ¿no? Una tendencia que se ha puesto de moda es el sharenting, o el compartir fotos de nuestros entrañables retoños (menores de edad) para, en cierto modo, presumir de ellos, y esto es demasiado peligroso.

Si alguno de tus familiares ha tenido un hijo en los últimos años habrás visto cómo su muro de Facebook y perfil de Instagram se llenó de fotos de bebés y que, más tarde, evolucionó a un álbum de fotos del niño en la playa, poniendo caras graciosas, etc. Son fotos muy bonitas y todo lo que quieras, pero es una actividad peligrosa que mantiene encendido el debate sobre la privacidad de los menores. Que sean tus hijos no quiere decir que puedas obviar su derecho a la intimidad su privacidad.

Mucha gente pierde de vista cuando sube fotos a las redes sociales, deja de controlarlas. No estamos en la época en que se tomábamos fotos, íbamos a “Cinefoto” o a Walgreens a revelarlas, y se quedaban en el álbum familiar. Y sólo nosotros y las personas a las que se lo mostrábamos tenían acceso a ellas. Eso es historia antigua.

Ahora basta con que una sola persona descargue la imagen y la difunda. No podemos seguir con esa falsa sensación de seguridad.

Por eso, personalmente me preocupa la publicación de fotos con uniformes escolares, que son fácilmente identificables. Mirando mi “newsfeed” en mi cuenta personal de Facebook llegué a ver las fotos de los hijos de unos buenos amigos, que tomaron como precaución difuminar el emblema de la escuela en sus “polos” para que no se pudiera ver, pero no se dieron cuenta de que retrataron a sus niños junto al letrero que tenía el nombre de su escuela. Así que no hay ningún adelanto.

Estipulo que quienes publican estas fotos lo hacen porque esperan que los demás nos escriban algún comentario, siempre positivo, sobre nuestros hijos.

Por otro lado, la publicación de Internet guiainfantil.com compartió lo que a su entender son las razones recomendadas para no exponer a nuestros hijos en las redes sociales:

  • Morphing: se trata de una práctica según la cual, algunas personas copian fotos sacadas de Internet y realizan un montaje fotográfico con una fotografía pornográfica. Sería dramático encontrar un montaje así con nuestro hijo.
  • ¿Has pensado si a tu hijo le gustaría que mostraras esas imágenes? Quizás esté haciendo un baile divertido para sus papás en la intimidad del hogar y no le guste que ese vídeo traspase la barrera de la familia.
  • Algunas redes sociales comparten la propiedad de las fotografías publicadas con quien las comparte, a pesar de que muchas veces se desconoce este hecho ya que casi nadie leemos las condiciones de uso.

Muchas veces, esas fotografías no están compartidas correctamente y pueden verlas no sólo nuestros amigos o familiares sino aquellos amigos de nuestros amigos y a su vez los amigos de aquellos.

En cualquier caso y pese a todo, si decides publicar alguna foto de tus hijos en tus redes sociales, ten en cuenta estas medidas de seguridad:

  • Verifica que tu perfil sea privado y no público.
  • Lee las condiciones de uso de la red social para conocer qué tipo de permisos estás concediendo.
  • Aunque tu perfil sea privado, sólo da autorización al acceso a las fotos de los niños a personas seleccionadas y no a todos los agregados a la red.

Por favor, ejerzan su buen juicio y tengan mucho cuidado con las fotos y la información que comparten en las redes sociales.

Federales arrestan mayagüezano por pornografía infantil

HSI ICE 1

MAYAGÜEZ: Agentes federales de Inmigración y Aduanas (HSI-ICE, por sus siglas en inglés) arrestaron a un sujeto residente en la Sultana del Oeste por posesión de pornografía infantil.

El sujeto fue identificado como Manuel Eugenio Reyes Román, de 32 años, quien fue detenido en su residencia durante la ejecución de una orden de registro por los agentes del HSI-ICE. Según la acusación, un examen forense de su computadora reveló la presencia de pornografía infantil.

Reyes Román fue llevado ante la magistrada federal Sylvia Carreño Coll y posteriormente encarcelado en el Centro de Detención Federal de Guaynabo, mientras se desarrolla el proceso en su contra.

Casa Mia nuevo 1

Las vistas de detención y preliminar fueron señaladas para el 13 y el 16 de junio, respectivamente.

El agente especial a cargo interino de Inmigración y a Aduanas, Ricardo Mayoral, dijo en declaraciones escritas que la posesión de pornografía infantil es un delito sumamente serio, por lo que la HSI continuará investigando y arrestando a aquellos que piensan que pueden ocultarse detrás “del falso anonimato del Internet”.

“No tenga duda de que, sí usted está involucrado en pornografía infantil, lo atraparemos y será arrestado”, dijo Mayoral.

alo & john almuerzos

Esta pesquisa se efectuó como parte de la llamada Operación “Depredador”, una iniciativa internacional para proteger a la niñez de los depredadores sexuales.

Desde que la Operación Depredador comenzó a ejecutarse en 2003, HSI-ICE ha arrestado a más de 12 mil individuos por delitos contra niños y niñas, incluyendo la producción y distribución de pornografía infantil a través del Internet, viajar a otros países para tener sexo con menores y tráfico sexual de menores.

La HSI instó al público a reportar sospechosos de ser depredadores sexuales o cualquier actividad sospechosa, a través de la línea libre de costo 1-866-DHS-2-ICE, llenando la forma para confidencias en la Internet. Están disponibles las 24 horas, los siete días de la semana.

 

Justicia le sigue los pasos acoso cibernético contra menores

DEPARTAMENTO DE JUSTICIA PRSAN JUAN: Con el fin de prevenir y procesar a aquellos depredadores en línea que persiguen a los menores a través del ciberespacio, el Departamento de Justicia (DJ) lanzó una campaña de orientación sobre los peligros a los que se enfrentan los niños y jóvenes al navegar en la Internet.

“La Internet, a pesar de ser una herramienta de mucha utilidad para la educación de los niños y jóvenes, también sirve de plataforma para que depredadores sexuales tengan contacto con sus posibles víctimas. Como saben, el Departamento de Justicia tiene una política de cero tolerancia contra aquellos que le quieran hacer daño a nuestros niños y jóvenes y en este caso no será la excepción”, manifestó el Secretario de Justicia, César R. Miranda.

Según un estudio realizado por la Asociación de Ejecutivos de Ventas y Mercadeo de Puerto Rico (SME) en el 2014, casi dos millones de personas, mayores de doce años, se conectan a la Internet en la Isla. De esos un 77 por ciento lo hace a través de un teléfono celular.

De otro lado, datos de la fundación i-SAFE revelaron que aproximadamente un 50% de los adolescentes han sido hostigados por Internet y sobre el 25% ha sido acosado en varias ocasiones a través de la web o sus teléfonos celulares.

Con la gran cantidad de niños y jóvenes que hoy en día tienen acceso a un aparato con conexión a la Internet, la probabilidad de que sean acosados a través de la red es cada vez más alta. El director de la Unidad Investigativa de Crímenes Cibernéticos del Departamento de Justicia (UICC), Rafael Sosa, indicó que hubo un caso de una niña adolescente en una escuela privada que era acosada por otro menor quien obtuvo fotos pornográficas de la niña a través de la Internet.

“El acosador había hecho lo mismo con otras niñas. El modus operandi era usar las fotos pornográficas que obtenía de las jóvenes para obligarlas a tener relaciones sexuales con él a cambio de que este no publicara las fotos a sus amistades y familiares. Lamentablemente, la niña tuvo que ser ingresada en un hospital siquiátrico por los traumas que sufrió tras negarse a tener relaciones con el joven y, por consiguiente, ver sus fotos publicadas en la web”, contó Sosa.

Es por esto, que tanto el Departamento de la Familia, como la Oficina de Asuntos de la Juventud (OAJ), se unieron a la campaña de orientación. Asimismo, la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública (WIPR) también hizo lo propio.

“Quiero reiterar que es responsabilidad del padre, madre o encargado procurar límites en el uso de la Internet y supervisar a sus hijos con el uso de la tecnología, incluyendo sus teléfonos celulares, los mensajes de texto, su lista de contactos y las personas con quienes interactúan en las redes sociales. Por otro lado, como estamos próximos al inicio de un nuevo año escolar, se espera que aumente la cantidad de menores que utilizan la Internet para realizar sus tareas. Por ende, los menores podrían estar más propensos a interactuar con depredadores sexuales en línea”, manifestó Idalia Colón Rondón, secretaria del Departamento de la Familia.

Para que los padres puedan ayudar con la identificación de señales que indiquen si su niño está siendo acosado, el fiscal Sosa, expuso varias recomendaciones. “Si usted nota que se pone nervioso cuando este recibe llamadas o mensajes de texto al celular o tiene cambios bruscos de humor al mirar el celular, correo electrónico, chats o redes sociales debe prestar especial atención”, comunicó. También, los padres se pueden remitir al portal cibernético www.internetseguro.pr.gov , para obtener más consejos al respecto.

Por su parte, Hiram Díaz Belardo, director interino de la Oficina de Asuntos de la Juventud (OAJ), aseguró que las charlas que ofrecerán a los jóvenes de sus programas, en colaboración con el DJ, servirán de gran ayuda para que los posibles afectados puedan prevenir, identificar y denunciar la situación.

“El propósito principal de este esfuerzo es la educación, es por esto que nosotros nos sumamos a la iniciativa con el fin de diseminar esta información de gran valor para nuestra ciudadanía”, puntualizó Cecile Blondet, presidenta de WIPR.