Piden ayuda para exfotoperiodista de WORA TV que sufrió accidente junto a su familia en Francia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

MAYAGÜEZ: Sendas publicaciones de la periodista Carolina Rodríguez Plaza y del fotoperiodista Carlos Moctezuma López, dieron cuenta el jueves de la situación por la que está pasando el fotoperiodista Javier Galarza, quien junto a sus padres y su esposa Madeline J. Rodríguez Vargas, se vieron involucrados en un aparatoso accidente mientras vacacionaban en Francia.

“Ahora mismo, tanto él como su madre se encuentran hospitalizados en diferentes hospitales de la región. Está en espera de una operación para así poderlos trasladar a Puerto Rico. Como saben, esto tiene un gasto económico brutal, tratándose de Europa y ni hablar de gastos de alojamiento. Los que puedan ayudar, aunque sea un dólar se los agradeceré. ATH Móvil 787-517-7104”, escribió Moctezuma López en su cuenta de Facebook.

Por su parte, la periodista Carolina Rodríguez Plaza, directora de WORA TV Noticias, recordó que Galarza laboró junto a ella por espacio de siete años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Necesito urgentemente su ayuda. Este accidente en Paris involucra a grandes amigos y un colega de los medios. Javier fue mi fotoperiodista y editor por muchos años. Será sometido a una operación el domingo. Necesitamos sus oraciones y donativos ATH Móvil al 787-517-7104”, apuntó Rodríguez Plaza en sus redes sociales.

La periodista abrió un “fundraiser” en Facebook a beneficio de Galarza.

Galarza, su esposa Madeline y sus padres paseaban en un “trolley” por París, cuando el mismo se accidentó. El accidente quedó evidenciado en un video.

[ESTA MAÑANA] Contactó mujer por Badoo y terminó asaltado cuando la fue a conocer

LEVITTOWN: Un hombre fue víctima de robo y terminó a pie, en hechos ocurridos a las 7:55 de la mañana del domingo, en la carretera 165, frente al hotel Confort Inn, en el área de la playa en Levittown, en Toa Baja.

Según alegó Aníbal Mercado, mientras compartía con una mujer que conoció por la página de contacto de parejas por Internet, “Badoo”, cuando llegó al área de la playa y bajarse de su carro, alguien le propinó un fuerte golpe en la cabeza, que lo dejó sin conocimiento.

Cuando despertó, se percató de que tenía una herida abierta en la cabeza y que estaba a pie, pues su carro Mitsubishi Láncer del 2011, tablilla HTE-016, así como otras pertenencias, habían desaparecido.

La mujer que conoció por la red social tampoco estaba.

El perjudicado fue transportado por un familiar al Hospital San Pablo de Bayamón.

El caso es investigado por el agente Samuel González, del cuartel de Levittown, junto a agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Reconocen solidaridad y empatía de agente de Patrullas de Carreteras de Aguadilla

AGUADILLA: Las redes sociales se inundaron el domingo de felicitaciones y mensajes de apoyo al gesto que tuvo el agente Xavier Muñiz Figueroa, placa 35652, adscrito a la División de Patrullas de Carreteras de Aguadilla, luego de ser captado por un conductor en los momentos en que consolaba a un ciudadano al que minutos antes había detenido por una infracción de tránsito por el uso de su teléfono móvil mientras manejaba.

La situación es que en el momento en el que el agente Muñiz Figueroa detiene al conductor, sus familiares le estaban informando la triste noticia de la muerte de su hermano en un accidente de motora.

El momento fue captado por Gustavo A. Laabes González, a las 5:43 de la tarde del sábado, en la carretera PR-2, cerca del semáforo en la intersección con la carretera 107, que conduce a la antigua Base Ramey.

La publicación se hizo viral de inmediato. Al momento de la redacción de esta nota, había sido compartida en más de 17 mil ocasiones en menos de 24 horas.

“Cuando conducía hacia mi casa me percaté que un policía sostenía por un brazo a un caballero al que había detenido por una infracción de tránsito y el que me pareció tenía una emergencia médica. Di la vuelta para ver sí podía ayudar en algo y me sorprendió la siguiente escena.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El policía estaba arrodillado al lado del caballero colocando su brazo sobre el hombro del detenido, hablándole pausadamente y consolándolo.

Me acerqué a ambos y le pregunté si necesitaba alguna asistencia médica. El caballero apenas levantó la mirada y no paraba de llorar. El policía me explico que lo había detenido porque estaba hablando por celular, pero al intervenir con él, le expresó que su hermano recién falleció en un choque de motora y estaba hablando con un familiar.

La escena era muy emotiva, El policía arrodillado en el suelo con el brazo sobre el hombro del joven.

Este joven policía no sólo demostró su sensibilidad sino que fue mucho más allá de lo que su deber le requería.

Ese policía es el ejemplo de lo que es un servidor público. Así se gana respeto.

Experiencias como éstas, sin duda alguna suceden todos los días, pero no son noticia. Esto no logra ratings. Es muy triste cuando solamente los eventos negativos de unos pocos sean los que salen en los noticieros”, expresó Laabes González en su cuenta de Facebook.

A la expresión de Laabes González se unieron cientos cientos de usuarios de la red Facebook, que también reconocieron al agente Muñiz.

Como cuestión de hecho, el agente Juan Bautista Ayala, oficial de Prensa de la Policía de Aguadilla, confirmó la identidad del agente Muñiz Figueroa.

Puertorriqueños en Singapur se viven la tradición navideña haciendo pasteles (Fotos)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Julio Víctor Ramírez, hijo

SINGAPORE: El puertorriqueño es una cosa seria… La “mancha de plátano” se lleva, no importa el rincón del mundo en que esté. Y ese es el caso de la comunidad puertorriqueña residente en este país del sureste asiático.

Como parte de la tradición navideña este divertido grupo, que celebra “hasta los bautismos de muñecas”, se reunió el viernes (para ellos allá ya era sábado, debido a las 12 horas de diferencia) para preparar pasteles, coquito, quesitos y pastelillos.

Con sus delantales que destacaban nuestra monoestrellada, guayaron guineos y prepararon los pasteles al son de música navideña.

“Quien coordina esta pastelada todos los años es Conchita Font. Ella lleva más de 25 años viviendo acá y haciendo la pastelada, más de 15 años. Es un trabajo en equipo y ella nos dirige. Cuando empezamos, éramos solo seis, y hoy participamos 24”, comentó Helen Rosario, una puertorriqueña que ocupa un alto cargo en una importante industria que opera en esa región del mundo y vive allí junto a su familia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero la comunidad puertorriqueña en Singapur la componen alrededor de 30 familias. “No somos muchos, pero somos revoltosos”, dijo Rosario.

Del evento, salieron casi 370 pasteles. Algunos se los disfrutaron allí mismo, llevaron para sus casas y los otros los guardaron para su fiesta de Navidad, que celebrarán el próximo sábado, 8 de diciembre. “Hicimos más de 360 pasteles en dos horas ‘plus’. Pero Conchi hizo el ‘pre-work’ con la ayuda de Rosie, Mario y Vanessa”, añadió.

“La tradicional fiesta de Navidad va con parranda y todo. Habrá arroz con gandules, pernil, ensalada de coditos y de papa, tembleque y arroz con dulce. Esta vez no tendremos morcillas, porque en el local no nos lo permiten”, comentó entusiasmada.

La pequeña comunidad puertorriqueña en Singapur es diversa. “De las chicas, hay de todo. Hay como yo, trabajando en compañías de ingeniería; y dando clases como maestras. Hay una de las chicas que es principal de primaria en una de las escuelas internacionales. Y hay otras que son amas de casa. Es un grupo bien diverso y lindo. Ah, y tenemos dos que se mudaron a Malasia, pero cada vez que pueden vienen a Singapore. Estando tan lejos, nos convertimos en familia”, explicó Rosario.

Mucho cuidado con las citas a través de las redes sociales o los “dating sites”

Por: Ivelisse Cintrón, sexóloga

No es que sean del todo malos, pero en los dating sites se esconden muchas personas con dobles intenciones. Están quienes, por ejemplo, solo buscan el sexo casual disfrazado de frases adornadas y promesas.

También, podemos encontrar allí a ofensores sexuales que se aprovechan -por su experiencia en estos lugares- de chicas que entran con alguna necesidad emocional, que vienen arrastrando en ocasiones durante mucho tiempo, pero no pueden darse cuenta o no quieren aceptar su carencia emocional o sentimental porque les duele, pues con esto tapan algún trauma de pareja, y hasta en ocasiones familiar.

Para ellas, muchas veces es una forma segura de conseguir pareja, lo cual es totalmente erróneo, ya que detrás de una pantalla se puede esconder el más despiadado de los depredadores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando entramos a estos sitios nos exponemos, incluso, a que se violente nuestra privacidad, nuestra dignidad e incluso nuestra seguridad física. Debemos tomar en consideración que la gran mayoría de las ocasiones, cuando entramos a estos sites es porque estamos vulnerables por alguna relación fallida o debido a que, de alguna forma pretendemos satisfacer una venganza de exparejas, y muchas veces se expresa más de lo que se debe, dejando expuesta incluso información personal, que muchas de estas personas pueden tomar para beneficio de ellos.

Así que, antes de decidir entrar o conectar en algún dating site, date la oportunidad de conocerte, de saber cuáles son tus carencias y por qué están allí. Cuando puedes identificar qué es lo que te sucede, te comienzas a llenar de complementos. Cuando realmente, no tienes que buscar a nadie externo para suplir tus necesidades, es entonces que comienzas a atraer personas que te aportan y no te quitan.

Entonces conocerás a la pareja ideal para que sea tu verdadero complemento, y créeme, en la mayoría de los casos, no será en un dating site.

Valórate, ámate, y no entregues tú dignidad a nadie para que luego no tengas que lamentarte.

La autora es especialista en sexualidad humana y terapias de pareja con oficina en San Juan. Su fan page en Facebook es Ivelisse Cintrón – Mi sexóloga.