Dan “negativo” a COVID-19 confinados de la Cárcel Guerrero de Aguadilla y del Centro de Detención del Oeste en Mayagüez

MAYAGÜEZ: La totalidad de los confinados del Centro de Detención del Oeste, también conocido como la Cárcel El Limón de Mayagüez, y la Institución Penal Guerrero de Aguadilla arrojaron negativo a las pruebas de COVID-19 a las que fueron sometidos.

Como cuestión de hecho, el 100 por ciento de los cerca de dos mil confinados de las instituciones penales Bayamón 705, Guayama 296, Guayama 500, y Sabana Hoyos 728 en Arecibo, también arrojaron negativo a la prueba del COVID-19, según lo confirmó el secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), Eduardo J. Rivera Juanatey.

Se supo que, tras las pruebas, los casos negativos dentro de la población penal totalizan 4,956.

Las once instituciones previamente reportadas con resultados negativos son el Complejo de Rehabilitación para Mujeres (CRM), Ponce Principal, Ponce Mínima, Ponce Fase III, Sabana Hoyos 216 (Arecibo), Bayamón 501, Bayamón 308, Bayamón 448, Campamento Zarzal y Centro Médico Correccional.

En el caso de los 67 menores que integran el Centro de Tratamiento Social de Villalba también advinieron negativos en su totalidad.  Con estos, se completó la toma de pruebas en el 100 por ciento de la población juvenil.

El proceso de toma de pruebas para detectar posibles casos de COVID-19 en la población correccional alcanzó la totalidad de 16 instituciones de población adulta, hasta el cierre de la semana que terminó el sábado.

Según Rivera Juanatey, la toma de muestras a toda la población penal es parte del plan integral para impactar a todos los confinados del sistema correccional para detectar posibles casos positivos al virus. Las pruebas realizadas son las conocidas como “rapid test” y son administradas por el personal especializado de Physician Correctional, empresa que provee los servicios médicos a la población correccional. Si alguna prueba rápida arroja positivo, se procede a realizar una prueba de tipo molecular para corroborar el resultado, según dicta el protocolo establecido.

“Los resultados de estas pruebas demuestran que los protocolos que establecimos en el sistema han sido efectivos y nos han ayudado a proteger a la población correccional en términos generales. Continuamos impactando las restantes instituciones hasta realizarle las pruebas a la totalidad de la población correccional. Gran parte de este éxito se le debe a los empleados del sistema correccional, que han seguido los parámetros establecidos en los protocolos demostrando un verdadero compromiso con la salud de todos los que componemos el sistema correccional”, dijo.

Continúan pruebas a empleados de instituciones correccionales

“Estamos coordinando con el Departamento de Salud, quienes están poniendo a nuestra disposición las pruebas moleculares para realizarlas a todos los empleados de los principales complejos correccionales. Esta semana, instalamos una carpa dentro del Complejo Correccional de Bayamón, donde estuvimos realizándole la prueba a los empleados de todas las instituciones que lo componen. Se administró la prueba a 790 empleados de dicho Complejo. De igual modo, se ha examinado a 323 oficiales y personal civil de los Centros de Tratamiento Social de Ponce y Villalba”, destacó Rivera Juanatey.

La semana pasada, Physician Correctional reportó haber completado las pruebas a todos los empleados del Centro Médico Correccional. De estos, solo cinco personas resultaron positivos a la prueba molecular.

Secretario de Corrección asegura que no hay positivos al COVID-19 en las prisiones

REDACCIÓN: El secretario de Corrección y Rehabilitación (DCR), Eduardo J. Rivera Juanatey, aseguró el domingo que el sistema correccional permanece, hasta la fecha, sin un solo caso positivo al COVID-19.

“Comprendemos que por la situación que vivimos en Puerto Rico y el resto del mundo, algunas personas pongan en duda que, dentro del sistema penal de la isla, aun no se haya reportado un caso de COVID-19.  Desde temprano, previendo el riesgo y considerando la población que tenemos a nuestro cargo, tomamos determinaciones en extremo restrictivas. A pesar de cargar con un déficit de $34 millones y muchos retos, hemos logrado mantener hasta hoy, el sistema penal sin un solo caso positivo. Hemos sido más estrictos en nuestros protocolos de prevención que la mayoría de las jurisdicciones de los Estados Unidos y el resto del mundo.  Estamos muy conscientes, que por la naturaleza de este virus y los retos que enfrentan todos los sistemas penales a nivel del mundo, no estamos exentos del riesgo de contagio y con ello trabajamos todos los días”, aseguró el secretario del DCR.

“Antes que cualquier otra jurisdicción de los Estados Unidos, en Puerto Rico, nosotros cancelamos visitas, suspendimos la entrada de artículos del exterior, activamos el sistema de asilamiento (lockdown) para el 100% de la población, detuvimos las salidas a todas las actividades y servicios dispensables contratados en el exterior. Se tomaron medidas adicionales para el dispendio de alimentos y reabastecieron los almacenes con productos adicionales. Se brindaron talleres de orientación y prevención, y se equipó a los oficiales con artículos de protección. Instauramos la Unidad de Rápida Intervención (URI), compuesta por oficiales que han sido adiestrados de manera especial para atender y tomar control inmediato de aquellas áreas de vivienda en que se registren potenciales casos de positivos al COVID-19. A los confinados se les proveyó productos desinfectantes y se aumentó la cantidad de productos de higiene. Se inició el primer programa de toma de temperatura de una agencia para todo el personal que acceda a las instituciones. Las instalaciones están atravesando por un proceso de higienización y desinfección a cargo de una empresa especializada. Se estableció un sistema de monitoreo y vigilancia de enfermedades de todo tipo para el personal, cuyos datos son compartidos con el Departamento de Salud. Hemos sido en extremo proactivos, al instituir como parte del protocolo, el ordenarle asilamiento por 14 días a todo el personal que reporte haber estado cerca, aunque no sea de forma directa, a personas que en segunda o tercera instancia hayan tenido contacto con un positivo a COVID-19 o a cualquiera de las modalidades de condiciones como influenza o micoplasma.  El personal médico de la empresa que provee servicios de salud a la población es consultado en estos casos y se lleva un registro meticuloso de los mismos”, reveló Rivera Juanatey.

Este indicó que la agencia cuenta con un plan integrado por diversos protocolos que atienden todas las áreas y que se actualizan a base de los cambios continuos y la información que fluye día a día de este virus novel. Mientras, aseguró que, aunque el plan actual está cumpliendo su función, la agencia cuenta con planes alternos, para los que el personal del DCR adelantó las gestiones necesarias que permitirían su puesta en vigor, una vez se requiera.

“Hemos sido transparentes proveyendo los protocolos a los medios que los han requerido. Con excepción de aquellos que involucren aspectos de seguridad, estamos publicando los protocolos en el web del DCR para que cualquiera pueda accederlos. En el momento en que haya la necesidad de implementar planes alternos, así se estará comunicando, pero ello no está en consideración en este momento ya que hemos manejado la emergencia de manera adecuada conforme a los protocolos vigentes. Las especulaciones no abonan nada positivo para las familias de los confinados ni para el ánimo de nuestro personal que rinde servicio en un escenario de alto riesgo y con gran compromiso. Para nuestros oficiales, el personal civil, para las familias de los confinados y para estos mismos, pedimos respeto y solidaridad”, reclamó el secretario.

Este informó, además, que la agencia estará rindiendo informes semanales o según la situación lo requiera, sobre los resultados de la implementación del plan de respuesta y atención para las instituciones correccionales con el objetivo de dar acceso a todo el mundo sobre lo que está ocurriendo en el sistema penal ante la situación que ha generado el COVID-19.

Corrección, Policía y federales realizan segundo operativo esta mañana en Las Cucharas (Fotos)

PONCE: Por segundo día consecutivo, el Departamento de Corrección Rehabilitación (DCR) realizó un operativo con el apoyo de agencias federales, en esta ocasión en el Complejo Correccional Las Cucharas en Ponce, como parte del nuevo plan de seguridad establecido por el secretario de Corrección, Eduardo J. Rivera Juanatey.

Según la Oficina de Comunicaciones de Corrección, en el operativo participaron representantes de agencias estatales y federales, tales como FBI, DEA, ATF, NIE, CBP, Salud y la K9 del DCR, en coordinación con la Policía.

Rivera Juanatey señaló que el apoyo de las agencias federales es producto de la necesidad de buscar recursos externos, ante los retos fiscales que enfrenta la agencia.

“Agradezco a las agencias federales y sus agentes por brindarnos apoyo, así como a oficiales correccionales por el compromiso demostrado. Lo incautado es muestra de los resultados que están teniendo las medidas implementadas para reforzar la seguridad en las instituciones”, indicó Rivera Juanatey.

Éste explicó que como parte del operativo se inspeccionaron los vehículos de todos los visitantes que entraron a las facilidades; se impactaron varios módulos de vivienda de la institución de máxima seguridad; y se logró incautar material de contrabando y artículos prohibidos por el reglamento.

El Departamento de Corrección y Rehabilitación cuenta con 3,578 oficiales correccionales que custodian 9,068 confinados en las 29 instituciones correccionales en todo Puerto Rico.

Departamento de Corrección cancela visitas ante el paso de la tormenta tropical Karen

SAN JUAN: El secretario Interino del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), Eduardo J. Rivera Juanatey, informó que debido al evento atmosférico que se aproxima, las visitas a los confinados y confinadas de las instituciones correccionales del país han sido canceladas para el martes, 24 de septiembre, y el miércoles 25.

En un comunicado de prensa se indicó que el Departamento de Corrección y Rehabilitación se encuentra listo con su plan de contingencia ante el paso de la tormenta tropical “Karen”. Esto implica que los servicios esenciales de salud, alimentos y seguridad para los confinados no se verán afectados.

“Una vez culmine el paso del disturbio atmosférico y se normalicen las operaciones correccionales, se estará anunciando la reanudación de las visitas en las instituciones correccionales”, detalló el licenciado Rivera Juanatey.

Se mantendrá la actualización con respecto a las visitas a los confinados en las redes sociales del Departamento de Corrección y Rehabilitación.