Le leen “la cartilla” a los agentes que sorprendan obstruyendo cruces de peatones con patrullas (Documento)

Haga “click” sobre el documento para ampliarlo.

REDACCIÓN: Las fotos compartidas por usuarios de las redes sociales, en las que figuran vehículos oficiales de la Policía de Puerto Rico o de cuerpos de policía municipal, obstruyendo cruces de peatones en carreteras de la Isla, trajo como resultado el que el comisionado Henry Escalera circulara un memo advirtiendo que los agentes que violen esta disposición están sujetos “a sanciones disciplinarias”.

Las fotos han estado circulando esta semana, luego de que se anunciara que como parte de una campaña de la Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST), se estará haciendo cumplir el Artículo 6.16 de la Ley 22 de Tránsito, que establece que si alguien se detiene sobre un cruce de peatones, la multa será de $150.

“Se instruye a todo el personal del Negociado de la Policía de Puerto Rico a cumplir con las disposiciones de la Ley #22 de Vehículos y Tránsito y hacer buen uso de los vehículos oficiales en todo momento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquel personal que incumpla con las disposiciones de Ley y las directrices impartidas esta (sic) sujetas (sic) a sanciones disciplinarias”, expuso el comisionado Escalera en el documento que firmó.

Una fuente de la Policía confirmó a LA CALLE Digital que en el caso de los agentes que conducían las patrullas y motoras que aparecen en las fotos, “se tomaron medidas correctivas administrativas contra ellos”.

La semana pasada, tanto la CSP como las divisiones de Patrullas de Carreteras a lo largo de toda la Isla, orientaron a los conductores sobre la disposición legal y la campaña “Somos Responsables” y el lema “Ponte en sus zapatos”, para educar a los conductores sobre los derechos de los peatones.

Políticos: Dejen el conformismo… El cuartel del Poblado Rosario ¡NO DEBE CERRAR!

Durante el fin de semana vino a nuestro conocimiento la noticia del cierre del cuartel de la Policía del Poblado Rosario de San Germán, y lo que vimos el domingo fue la actitud conformista de unos políticos, que aceptarían un mero “patrullaje preventivo”, en lugar de luchar por la comunidad para evitar el cierre de esa dependencia localizada en una comunidad alejada de la zona urbana de la Ciudad de las Lomas.

Para quienes aún no lo saben, el Poblado Rosario es una comunidad establecida en el primer tercio del Siglo 19, en la zona montañosa que está entre los pueblos de San Germán, Mayagüez y Maricao, pero que para efectos jurisdiccionales, forma parte del Municipio de San Germán.

Desde entonces, en el Poblado Rosario desarrolló una identidad propia, prácticamente separada de la Ciudad de las Lomas.

Pero volvamos a la realidad actual…

Para el 2016, en el Rosario se produjo una ola de robos contra comerciantes, que obligó a éstos a tomar sus propias medidas para protegerse, como la instalación de cámaras de circuito cerrado, alarmas y cerraduras de seguridad, entre otras, para de alguna manera enfrentar la situación.

Todo el mundo sabe que el “patrullaje preventivo” que piden en su comunicado de prensa, divulgado el domingo por los representantes del Partido Nuevo Progresista (PNP), Maricarmen Mas y José Aponte Hernández, brilla por su ausencia en muchas comunidades de Puerto Rico y que en el Rosario no será la excepción.

No queremos pensar que la expresión se hace solo para salir del paso, salvar cara y echarle la culpa a la Junta de Control Fiscal.

Cuando se publicó la nota sobre el cierre del cuartel del Poblado Rosario, un ex residente de esa comunidad comentó algo que nos llamó la atención, y citamos:

“Yo viví en el Rosario por muchos años y es muy peligroso, especialmente de noche, dada la distancia de cuarteles u hospitales. En caso de una emergencia, tardaría demasiado el llegar ayuda y existe mucha gente de edad avanzada que depende de la cercanía y seguridad de un cuartel para auxiliarla.

¡Eliminarlo sería una negligencia criminal y una afrenta al servicio público!”.

Por su parte, el presidente del Capítulo de Mayagüez de la Unión Independiente Auténtica de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (UIA-AAA), Iván Vargas Muñiz, que reside en el barrio Rosario de Mayagüez, que también depende del cuartel del Poblado Rosario para su seguridad, dijo:

“En vez de exigir que se mantenga abierto, solo piden que pase una patrulla de vez en cuando y ya. El conformismo es lo que nos tiene así”.

Legisladores, el “patrullaje preventivo” no es suficiente para comunidades alejadas de la zona urbana, como lo son Poblado Rosario y los barrios Rosario Alto y Rosario Peñón de San Germán; así como el barrio Rosario de Mayagüez.

El mensaje para el comisionado Henry Escalera tiene que ser: ¡EN EL ROSARIO NECESITAN SU CUARTEL!